De López, de Durazo y los simulacros en las escuelas

“Del crimen organizado . . . secuelas.”

 

. . . secuelas.”

Aquí decimos verdades

y narramos novedades

de fogonazos, disparos,

estallidos sin reparos.

De tanto fuego cruzado

del crimen organizado

en regiones de Sonora

donde el hampa sí labora.

Cobijada en el regazo

del “gobernador” Durazo

que, ni por pura piedad,

les brinda seguridad.

A los pobres pobladores

que sufren imploradores

de una paz que nunca llega

y López . . . ya ni la friega.

Por supuesto no reacciona,

todo esto ni lo menciona

en su mañanera, al cien

él dice que vamos bien.

Pero, en verdad vamos mal

piensa en Belinda, en Nodal,

quiere hasta reconciliarlos

en sus absurdos falsarios.

¡Qué se vaya pa’l carajo!

pone a niños “boca abajo”,

“pecho a tierra”, en la primaria,

por su inacción temeraria.

En Guaymas, en un colegio

el miedo, pues, pisa recio,

a metralla acostumbrados

los docentes espantados.

Por los tiroteos que aumentan

sus maniobras implementan,

los alumnos estudiosos

aparecen temerosos.

El ejército y marina

“solución” que no germina,

peor la Guardia Nacional

decepción sensacional.

No funcionan los abrazos,

arreciaron los balazos,

hoy, se imponen simulacros

con súplica de milagros.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 17 de octubre del 2022

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales