"Notas de lluvia" Tacones rojos por Aysha Singing In The Rain

https://www.ellibrodurmiente.org/tacones-rojos/

 

.ellibrodurmiente.org/tacones-rojos/

“Notas de Lluvia” por Aysha Singing In The Rain.

Y a los buenos días, gentecilla de las redes. Hoy venimos románticos.

 

<<Hay un rayo de luz

que entró por mi ventana

y me ha devuelto las ganas,

me quita el dolor.

Tu amor es uno de esos

que te cambian con un beso

y te pone a volar.

 

 

El día que te conocí, lo sentí, me deje llevar;

me morí y reviví en el mismo bar.

Solo entraba para emborracharme,

no esperaba enamorarme de ti

ni tú de mí

y pasó así.

Y así empezó nuestra historia,

no falla mi memoria.

Yo te dije "Baby,

¿qué haces tú por aquí?".

Así empezó nuestra historia

Y te lleve pa' Colombia.

 

 

Mi pedazo de sol,

la niña de mis ojos

tiene una colección

de corazones rotos.

Mi pedazo de sol,

la niña de mis ojos,

la que baila reggaetón

con tacones rojos.

 

Y me pone a volar,

la que me hace llorar,

la que me hace sufrir

pero no paro de amar.

Porque me hizo sentir

que gané la lotería;

antes de ella no sabía

que alguien podía amarme así>>.

 

Este año he renovado bastante mi repertorio musical. Entrar en una orquesta moderna es, sin duda, un soplo de aire fresco. Y, entre todos los descubrimientos que he hecho, este me gusta especialmente.

En la actualidad, todo apunta siempre a quererse a uno mismo. La gente te mira con cara rara si alguna vez tomas una decisión en base al amor hacia otra persona. Y, en parte, lo entiendo; porque, como veremos en esta canción, es muy difícil separar lo sano de lo tóxico. Pero vayamos por partes.

En la primera estrofa, vemos la cara más bonita del amor; esa que te da la vida. Y eso siempre está bien. El problema es cuando te da una vida que a ti te falta; si luego ese amor se va, te encuentras un doble problema: el que tapaste con un parche y el nuevo.

En la segunda estrofa refuerza lo dicho en la primera y, además, lo dice de una forma muy chula. Esos son mis amores favoritos, los que no esperas o no buscas y acaban convirtiéndose en algo realmente importante.

Luego, ya, en el estribillo, empieza a aparecer esa parte que está al otro lado de esa delgada línea entre un amor increíble y una dependencia de manual.

Para empezar, una persona que tiene una buena colección de corazones rotos… Si es porque vale un potosí y todo el que se la cruza cae rendido a su paso, pues bueno. Pero si es de esta gente que necesita gustar y luego te deja hecho un guiñapo, pues como que no. Y no sé por qué me da que entra dentro del segundo caso; más que nada, cuando dice que le hace llorar y sufrir. Estamos tan acostumbrados a eso de que quien bien te quiere te hace llorar… Y es que no hemos entendido realmente el mensaje. No es que quien te quiera tenga que hacerte daño, sino que te dirá verdades que no siempre te gustarán. Pero aquí, lo de siempre, el refrán es mío y lo atropello cuando quiero.

Y, bueno… En resumen, todo claro, ¿no? Pero, como de costumbre, de boquilla para fuera; después, en cuanto nos quieren así, haciéndonos sentir que nos ha tocado la lotería y que nos aman como nadie antes, es imposible (o casi) evitarlo. Y, pensándolo bien… ¿Para qué? ¿Qué es la vida sino sentir y aprender? Que puede uno intentar no darse la castaña muy gorda; sí, claro. Pero que el mundo no es perfecto y que nadie nace sabiendo, también; así que disfrutemos al menos.

Buenos y kamikazes días.

Publicado el 27 de julio de 2022

Entrada relacionada con Aysha Singing In The Rain

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales