Comunidad virtual de aprendizaje como estrategia de formación continua. Experiencia de líderes educativos paraguayos

Como gestores del conocimiento y las trasformaciones en el campo de la educación, los líderes educativos están llamados a guiar el proceso de mejoramiento de las competencias generales y específicas deseables para una gestión educativa de calidad.

 

.
  Entre las políticas del Ministerio de Educación y Cultura durante el periodo de 2006 al 2008 se ha ejecutado la Actividad Liderazgo Educativo del Proyecto de Reforma de Educación con énfasis en la Educación Media (MEC-BIRF) con la formación en servicio de 53 docentes en Aprendizaje y Medios, Evaluación y Currículum, mediante el otorgamiento de becas de maestría como resultado de un proceso de selección a través de un concurso público, a ser cursadas en la Universidad de Viña del Mar Chile.

La propuesta formativa contempló clases presenciales y a distancia a través de una plataforma virtual de aprendizajes y una tutoría virtual, gestionada enteramente vía Internet con una alta demanda de competencias en Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC.

Esta circunstancia impulsó a los líderes cursantes a construir diversas propuestas de formación continua ante las limitaciones en alfabetización digital. La importancia de la alfabetización digital radica en el hecho de ser un componente instrumental para la construcción de las competencias pilares de la educación. Al decir del informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI “mientras la sociedad de la información se desarrolla y multiplica las posibilidades de acceso a los datos y a los hechos, la educación debe permitir que todos puedan aprovechar esta información, recabarla, seleccionarla, ordenarla, manejarla y utilizarla. Por consiguiente, la educación tiene que adaptarse en todo momento a los cambios de la sociedad, sin por ello dejar de transmitir el saber adquirido, los principios y los frutos de la experiencia”. (Delors, 1996).

 Las nuevas competencias requeridas a los líderes cursantes de la maestría incidieron en la adopción de estrategias de autoaprendizaje y aprendizaje colaborativo; en particular, en la conformación de círculos de aprendizaje. Estos círculos de aprendizaje se constituyeron en comunidades virtuales al sustentar su gestión en herramientas TIC como el correo electrónico, los sitios web, los blog y los documentos digitales en diversos formatos, entre otras.

Una de estas comunidades virtuales de aprendizaje vigentes hasta la fecha y motivo de la presente investigación es el Circulo de Aprendizaje “TIC para Aprender y Servir” concebida como “una organización de profesionales de la educación, sin fines de lucro, deseosa de ser protagonista de las transformaciones pedagógicas que la sociedad demanda desde el sector educativo y cuyo esfuerzo se orienta al fortalecimiento de la gestión docente del país, desde diferentes niveles de intervención, apoyada en las tecnologías de la información y comunicación (Círculo de Aprendizaje TIC para aprender y servir, s.f.)

Reconocer el itinerario que siguen los actores educativos en los procesos de formación continua en tecnologías, en particular en la informática, permite una cabal apreciación de las motivaciones, la metodología, los recursos software y hardware y el nivel de competencias alcanzadas en este tiempo en que la implementación de las políticas TIC del MEC invita a la valoración de las experiencias para la consolidación de sus acciones  y lleva a preguntarse cuál es el aporte de la comunidad virtual de aprendizaje a la formación continua de líderes educativos en la construcción de competencias TIC.

Políticas de formación continua

La Dirección General de Educación Superior del MEC es la encargada de implementar las políticas de formación continua desde su misión de facilitar las competencias requeridas y dar respuesta a los desafíos educativos para que los docentes puedan “formarse para los requerimientos y exigencias de las nuevas demandas de la formación y el desempeño profesional en todos los niveles y modalidades de la educación” (MEC. Plan nacional de formación continua en servicio para educadores, 2009). La declaración formal de la dirección considera a las TIC como temas puntuales o transversales junto al enfoque de género, bilingüismo, medio ambiente y la educación inclusiva.

 El diseño de la política de TIC para la educación considera que la capacitación debe ser un insumo que posibilite su uso como herramienta educativa mediante iniciativas como “concursos  a través de los cuales los actores presentan o proponen sus iniciativas, estimulando la instalación de comunidades de desarrollo profesional y/o de intercambio a través de las cuales, los actores pueden enseñar y aprender diversas maneras de aprovechar las TIC e iniciativas de difusión de casos ejemplares de uso.” (MEC. Política de incorporación de TIC al sistema educativo paraguayo, 2010).

La demanda de capacitación en las nuevas tecnologías se hace patente en las iniciativas que emprende el MEC en alianza con los diarios de mayor circulación del país Ultima Hora y ABC Color con los cursos a distancia que comprende fascículos semanales y participación en plataformas virtuales con la premisa de transformar las prácticas pedagógicas. Estos cursos son la muestra de que los actores docentes tienen intenciones de alfabetizarse incorporando la tecnología en el quehacer cotidiano.

 La implementación de proyectos de incorporación de tecnologías como “Una computadora por niño” UCPN  en la ciudad de Caacupé propiciada por la Fundación Paraguay Educa y los proyectos pilotos de pizarras digitales y notebook en diversas instituciones despiertan la necesidad de interiorizarse en los fundamentos operativos y pedagógicos y facilita la conformación de círculos de aprendizaje entre los docentes.

Procesos de alfabetización digital

 Al decir de Casado Ortiz (2006) “…estar alfabetizado digitalmente sería poseer la capacitación imprescindible para sobrevivir en la sociedad de la información y poder actuar críticamente sobre ella. Se trata de atender a los fines últimos de la educación como herramienta de transformación social”. Es necesidad postulada signa la gestión de quienes han alcanzado un nivel aceptable de competencias y quienes no en la experiencia formativa de los líderes educativos, especialmente en los primeros módulos cursados (enero 2007) cuando aparecieron los problemas para interactuar con la plataforma virtual de la maestría, participar de videoconferencias, elaborar los informes y compartir archivos digitales.

 Es importante consignar que el proceso de selección de los beneficiarios de la beca no contempló pruebas de confirmación de las capacidades TIC necesarias para operar las computadoras portátiles, cámaras web, dispositivos de memoria USB con el software necesario con que fueron dotados los líderes educativos para abordar el proceso de formación.

 Eminentes autores como Castells, Nicholas, D y P Williams, Díez Gutiérrez, Pere Marques Graells y los diversos sistemas educativos nacionales han dedicado espacios de investigación y reflexión para orientar la construcción de las competencias TIC necesarias la formación de docentes. Todos coinciden en que utilizar las TIC supone multidimensionalidad entre operar propiamente el hardware y software y proyectarlo como plataforma para las experiencias personales y sociales de enseñanza y aprendizaje.

Formación de comunidades de aprendizaje

 La conformación de comunidades de aprendizaje es la respuesta de los actores educativos conscientes a la necesidad de actualizar y contextualizar los saberes ante el irremediable avance de las ciencias y la multiplicación de los generadores de contenidos que impactan en la práctica profesional. La comunidad de aprendizaje virtual se concibe desde la mirada de los líderes educativos como “espacio dinámico e interactivo de transformación de la gestión pedagógica, con apoyo de las TIC, que promueve procesos innovadores de formación permanente de los profesionales del sector educativo, con participación de un equipo multidisciplinar comprometido con la calidad y la equidad de la educación, respaldado en investigaciones” (Círculo de Aprendizaje, s.f.).

 Siguiendo a Castells en la experiencia de los líderes educativos el aprendizaje deja el aula y se instala en esos espacios en que la labor profesional y los múltiples roles permiten en cuanto las TIC acerca al colega y a los saberes más allá de los horarios laborales, la permanencia y la situación geográfica.

 Aprender sobre TIC supone para el adulto un demandante ejercicio de adaptación e interacción tal como lo advierte Bruner “lo más seguro es que ellos saben muchas cosas, pero lo saben de otra forma. La educación como negociación de sentido abre una amplia perspectiva metodológica y llama a un cambio de actitud, llama a una educación donde no se dé la imposición sino una interacción basada en el diálogo”.

 Las comunidades de aprendizaje cumplen su cometido en la medida que acerca a sus miembros a una experiencia mancomunada de equilibración congruente con los estilos, la metodología aceptada y la estima que proporciona el aprender con los pares, al decir de Pérez Alvarez “construir conceptos y conocimientos de manera que vivan la comunicación como una tarea significativa, como la pertenencia a un grupo de intereses y metas comunes: en este caso la de construir conocimientos o explicaciones nuevas” (Pérez Alvarez, s.f.).

  Una comunidad de aprendizaje se caracteriza por sus modelos y motivaciones de interacción en cuanto se busca satisfacer necesidades reales de formación y conocimiento más allá de las ofertas ministeriales o la dinámica de los proyectos educativos institucionales. Pazos, Pérez & Salinas (2001), postulan al respecto "en determinadas circunstancias estas comunidades generan conexiones más fuertes ligadas a objetivos concretos y pueden dar lugar a verdaderas comunidades virtuales de aprendizaje donde el motivo principal de la existencia de dicha comunidad pasa de ser el intercambio y la intercomunicación a ser el aprendizaje y el desarrollo profesional".

Círculo de aprendizaje “TIC para aprender a servir”

 Integrado inicialmente por Magister en Educación con énfasis en Aprendizajes y Medios, Evaluación y Currículum, se conforma como respuesta a las inquietudes profesionales y actitudinales de becarios del Programa de Liderazgo Educativo Grupo B. Se define como una comunidad de profesionales de la educación, sin fines de lucro, deseosa de ser protagonista de las transformaciones que la sociedad demanda (Círculo de Aprendizaje, s.f.). Las primeras reuniones del círculo se realizaron en Viña del Mar- Chile (junio 2007) en ocasión del 3er periodo presencial de la maestría motivados por las exigencias propias de la formación y el natural deseo de satisfacer las exigencias y expectativas hacia los líderes educativas. La metodología de trabajo consistía en talleres para el abordaje de una capacidad específica (editar fotografías, usar aplicaciones, construir documentos digitales) a cargo de un facilitador designado de entre los participantes.

 Una vez concluido el proceso formativo de la maestría, en una reunión realizada el sábado 3 de noviembre de 2008, en el local del Centro Regional de Educación Natalicio Talavera de la ciudad de Villarrica se da constitución formal con  el acta fundacional del Círculo y el compromiso de la formulación de un plan, la gestión para el logro de un sitio web, el financiamiento del mismo y metodologías de las sesiones. 

En sucesivos encuentros presenciales e interacciones generadas a travñes de la web del Circulo www.circulodeaprendizaje.net, correo electrónico, blog y redes sociales en las reuniones del Círculo se han abordado temas referidos al vídeo digital, elaboración de páginas web, software educativo, plataforma virtual de aprendizaje, creación de blog, las XO en Cordillera, uso educativo de imágenes y celulares, pizarra digital entre otros.

Consideraciones finales 

Los actores líderes educativos coinciden en que existen motivaciones profesionales y personales afectivas en la participación en una comunidad virtual de aprendizaje. El estilo de gestión basado interacciones presenciales regulares refuerza el aprendizaje colaborativo.

 El grado de satisfacción manifestado es alto, referido fundamentalmente a la adquisición de capacidades operativas en el marco de la formación continua. La comunidad virtual es un medio válido de afianzamiento de las competencias profesionales.

  Las evidencias declarativas son favorables hacia las actividades de la comunidad virtual como proceso de alfabetización digital; aunque el empleo de Internet es valorado, el análisis de las publicaciones e interacciones en el sitio web dan cuenta de un aprovechamiento mínimo en la elaboración de artículos y manifestación escrita de opiniones en el foro. Pareciera ser que las interacciones virtuales se dan más en el ámbito de la comunicación privada (correo electrónico), las redes sociales y los blog.

 La declaración de estrategias se condice con los postulados del aprendizaje colaborativo y significativo cuando se deja evidencia que se aprende en los talleres, con los circulistas, sin dejar de considerar la autoformación y el respeto a las diferencias individuales.

 El amplio repertorio de capacidades de operación del hardware y software declarado confirma la relación directa entre participación en la comunidad virtual y formación continua mediante el uso de la plataforma MOODLE y el sitio web interactivo, aunque los bajos niveles de producción invitan a una profunda reflexión de la gestión de la comunidad virtual de aprendizaje investigada.

 

Referencias

Casado, R., et al (2006), Claves de la alfabetización digital, Foro de Investigación y Acción Participativa para el desarrollo de la sociedad del conocimiento, Fundación Telefónica, España.

Delors, J.  et al (1997), Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, Madrid: Santillana. Ediciones de la UNESCO.

Ministerio de Educación y Cultura. (2009), Plan nacional de formación continua en servicio para educadores, Asunción.

Ministerio de Educación y Cultura. (2010), Política de incorporación de TIC al sistema educativo paraguayo, Asunción.

Ministerio de Educación y Cultura. (2010), Las tecnologías y el mundo digital. Desafíos para la nueva escuela pública paraguaya, Asunción.

Ministerio de Educación y Cultura. (2010), Las TIC en instituciones educativas de gestión oficial, Asunción.

Ministerio de Educación de Chile. (2006). Estándares en información tecnológica de docentes. Red Enlaces.

UNESCO, (2005), Formación docente y las tecnologías de la información y comunicación. Santiago de Chile.

 

Webgrafía

Cabero, J. (1998), Nuevas tecnologías, comunicación y educación. Universidad de Sevilla. accesado 20 de septiembre de 2010 de http://tecnologiaedu.us.es/nweb/htm/pdf/3.pdf.

Círculo de Aprendizaje, Fundamentos del Círculo de Aprendizaje “TIC para Aprender y Servir” accesado el 17 de octubre de 2010 de http://www.circulodeaprendizaje.net.

Diez, E & Castañeda, J. (2000), La alfabetización tecnológica en la formación inicial del profesorado, accesado el 23 de septiembre, de  2010 http://wotan.liu.edu/dois/data/Papers/juljuljur4202.html.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales