La revolucion industrial y las políticas públicas para las personas con diversidad funcional en venezuela

Autor: Jorge Machado

 

.org/0000-0003-3035-4726" target="_blank">https://orcid.org/0000-0003-3035-4726

 

LA REVOLUCION INDUSTRIAL Y LAS POLÍTICAS PÚBLICAS PARA LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL EN VENEZUELA

 

 

 Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico, Conjunto Residencial El Arsenal, Avenida 1, Código Postal 2105. Maracay, Venezuela.

                                                     Correo electrónico: bufetedeabogado@hotmail.com

 

Se le conoce como Primera Revolución Industrial después de que años más tarde se produjera una nueva revolución industrial, conocida como Segunda Revolución Industrial. En los siglos XX y XXI se produjeron la Tercera Revolución Industrial y la Cuarta Revolución Industrial, respectivamente.

Etapas de la Revolución IndustrialTras la Primera Revolución Industrial (1760-1840), se pueden establecer etapas sucesivas que dieron lugar a cambios en otros ámbitos.

 

La Revolución Industrial o Primera Revolución Industrial es el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino de Gran Bretaña, que se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y América Anglosajona, y que concluyó entre 1820 y 1840. Durante este periodo se vivió el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales de la historia de la humanidad desde el Neolítico, ​ que vio el paso desde una economía rural basada fundamentalmente en la agricultura y el comercio a una economía de carácter urbanoindustrializada y mecanizada. ​

La Revolución Industrial marca un punto de inflexión en la historia, modificando e influenciando todos los aspectos de la vida cotidiana de una u otra manera. La producción tanto agrícola como de la naciente industria se multiplicó a la vez que disminuía el tiempo de producción. A partir de 1800 la riqueza y la renta per cápita se multiplicó como no lo había hecho nunca en la historia,3​ pues hasta entonces el PIB per cápita se había mantenido prácticamente estancado durante siglos.

A partir de este momento se inició una transición que acabaría con siglos de una mano de obra basada en el trabajo manual y el uso de la tracción animal, siendo estos sustituidos por maquinaria para la fabricación industrial y para el transporte de mercancías y pasajeros. Esta transición se inició hacia finales del siglo XVIII en la industria textil, así como en lo relacionado con la extracción y utilización de carbón. La expansión del comercio fue posible gracias al desarrollo de las comunicaciones, con la construcción de vías férreas, canales, y carreteras. El paso de una economía fundamentalmente agrícola a una economía industrial influyó sobremanera en la población, que experimentó un rápido crecimiento sobre todo en el ámbito urbano. La introducción de la máquina de vapor de James Watt (patentada en 1769) en las distintas industrias, fue el paso definitivo en el éxito de esta revolución, pues su uso significó un aumento espectacular de la capacidad de producción. Más tarde, el desarrollo de los barcos y de los ferrocarriles a vapor, así como el desarrollo en la segunda mitad del XIX del motor de combustión interna y la energía eléctrica, supusieron un progreso tecnológico sin precedentes. ​

Como consecuencia del desarrollo industrial nacieron nuevos grupos o clases sociales encabezadas por el proletariado los trabajadores industriales y campesinos pobres y la burguesía, dueña de los medios de producción y poseedora de la mayor parte de la renta y el capital. Esta nueva división social dio pie al desarrollo de problemas sociales y laborales, protestas populares y nuevas ideologías que propugnaban y demandaban una mejora de las condiciones de vida de las clases más desfavorecidas, por la vía del sindicalismo, el socialismo, el anarquismo, o el comunismo. ​

Aún sigue habiendo discusión entre historiadores y economistas sobre las fechas de los grandes cambios provocados por la Revolución Industrial. El comienzo más aceptado de lo que podríamos llamar Primera Revolución Industrial, se podría situar a finales del siglo XVIII, mientras su conclusión se podría situar a mediados del siglo XIX, con un período de transición ubicado entre 1840 y 1870. Por su parte, lo que podríamos llamar Segunda Revolución Industrial, partiría desde mediados del siglo XIX a principios del siglo XX, destacando como fecha más aceptada de finalización a 1914, año del comienzo de la Primera Guerra Mundial. El historiador marxista Eric Hobsbawm, considerado pensador clave de la historia del siglo XX​ sostenía que el comienzo de la revolución industrial debía situarse en la década de 1780, pero que sus efectos no se sentirían claramente hasta 1830 o 1840. ​ En cambio, el historiador económico inglés T.S. Ashton declaraba por su parte, que la revolución industrial tuvo sus inicios entre 1760 y 1830. ​

El término «revolución industrial» es también materia de discusión. Algunos historiadores del siglo XX, como John Clapham y Nicholas Crafts, argumentan que el proceso de cambio económico y social fue muy gradual, por lo que el término «revolución» resultaría inapropiado. Asimismo, es cuestionado el mote de «industrial», ya que el proceso englobó también cambios agrarios, sociales, energéticos, y demográficos. ​ Estas cuestiones siguen siendo tema de debate entre historiadores y economistas.

Los inicios de la industrialización europea hay que buscarlos en la Edad Moderna. A partir del siglo XVI se vislumbra un avance en el comercio, métodos financieros, banca y un cierto progreso técnico en la navegaciónimpresión o relojería. Sin embargo, estos avances siempre se veían lastrados por epidemias, constantes y largas guerras y hambrunas que no permitían la dispersión de los nuevos conocimientos ni un gran crecimiento demográfico. Según el historiador Angus Maddison, Europa Occidental experimentó un crecimiento demográfico prácticamente nulo entre 1500 y 1800.

El Renacimiento marcó otro punto de inflexión con la aparición de las primeras sociedades capitalistas en Holanda y el norte de Italia. Es a partir de mediados del siglo XVIII cuando Europa comenzó a distanciarse del resto del mundo y a asentar las bases de la futura sociedad industrial debido al desarrollo, aún primitivo, de la industria pesada y la minería. ​ La alianza de los comerciantes con los agricultores hizo aumentar la productividad, lo que a su vez provocó una explosión demográfica, acentuada a partir del XIX. La Revolución Industrial se caracterizó por la transición de una economía agrícola y manual a una comercial e industrial​ cuya ideología se basaba en el racionalismo la razón y la innovación científica. ​

Otro de los principales desencadenantes de la Revolución nace de la necesidad.19​ Aunque en algunos lugares de Europa como Gran Bretaña ya existía una base industrial, las Guerras Napoleónicas consolidaron la industria europea. Debido a la guerra, que se extendía por la mayor parte de Europa, las importaciones de muchos productos y materias primas se suspendieron. Esto obligó a los gobiernos a presionar a sus industrias y a la nación en general para producir más y mejor que antes, desarrollándose industrias antes inexistentes. La industrialización tuvo lugar en diferentes oleadas en los distintos países. Las primeras áreas industriales aparecieron en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII, extendiéndose a Bélgica y Francia a principios del siglo XIX y a Alemania y a Estados Unidos a mediados de siglo, a Japón a partir de 1868 y a Rusia, Italia y España a finales de siglo. Entre las razones se encontraron algunas tan dispares como la notable ausencia de grandes guerras entre 1815 y 1914, la aceptación de la economía de mercado y el consecuente nacimiento del capitalismo, la ruptura con el pasado, un cierto equilibrio monetario y la ausencia de inflación.

 

No obstante, la evolución de la terminología aunado al conjunto de soportes psicológicos, filosóficos, pedagógicos, jurídicos y demás áreas del conocimiento que han estudiado esta situación, han servido de sustento para combatir ésta discriminación de la cual son víctimas las personas que la padecen, siendo el primer documento donde se aborda esta realidad la Carta de las Naciones Unidas (ONU) de 1945, donde su plantea la necesidad de fomentar el respeto de los derechos humanos de todos los individuos por igual sin que esta consideración se vea afectada por el sexo, religión, idioma o raza.

 

De igual forma, existe una Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la misma fecha, que contiene una amplia afirmación de los derechos humanos, aunque carece de efecto vinculante sobre los Estados miembros. Posteriormente la Asamblea General aprobó el Acuerdo sobre Derechos Civiles y Políticos (que entró en vigor en 1976), así como acuerdos específicos sobre prevención y penalización del genocidio y sobre eliminación de cualquier forma de discriminación racial. Estos acuerdos fueron firmados por la gran mayoría de los países, entre los que no se encontraba Venezuela.

 

Es decir, la discriminación según Fernández (2018:19), es “un fenómeno de relaciones intergrupales, de relaciones entre diversos grupos sociales, y tienen sus raíces en la opinión que un grupo tiene sobre otro”, es decir, la mayoría es capaz de catalogar a los individuos de acuerdo con sus creencias y sistema de valores preestablecidos, que denotan la aceptación o rechazo de las personas de su entorno, quienes por mostrar capacidades diferentes y ser un grupo minoritario son en la mayoría de los casos rechazados.

 

Algunas de estas organizaciones han logrado frenar acciones de grupos con intereses particulares. Su participación busca que se cumplan los derechos humanos, que se evite el creciente deterioro ambiental, que se protejan animales y plantas en peligro de extinción. En general, responden organizadamente ante situaciones de injusticia y marginación que sufren algunos sectores de la sociedad.

En los momentos difíciles que está viviendo la humanidad, la organización Ciudadanos sin Fronteras, dedicada a la cooperación y desarrollo de los pueblos en conflicto y a promover la paz entre los ciudadanos de todo el mundo sin distinción de clase, juega un papel importante, lo mismo que la Cruz Roja Internacional.

La organización de las personas en torno a problemas y necesidades comunes es una característica del ser humano. La participación de cada uno de nosotros es muy importante para el logro de las acciones que proponen distintas organizaciones, gubernamentales o no gubernamentales. Sobre todo, de aquéllas encaminadas a crear conciencia acerca de la urgente necesidad de consolidar una convivencia universal, pacífica y duradera.

 

 

En este sentido, se puede señalar que el Estado no supervisa el cumplimiento de la ley y les niega las personas con discapacidad los medios económicos para subsistir dignamente, lo que significa que la mayor parte de ellos viven en condición de pobreza, un elemento decisivo en el destino de las personas con discapacidad y como a millones de seres humanos en el planeta, que los condena a situaciones degradantes e injustas, lo que obliga al investigador a plantearse la siguiente interrogante: 

En todo este entramado se señalan los elementos esenciales con los que debe contar una política pública haciendo énfasis en la fase de la implementación desde que enfoque, modelo, elementos, etapas y otras herramientas con las que debe contar esta fase, que permita estudiar y llevar a buen término el análisis de sus ciclos por etapas o fases, realzar sus ventajas y virtudes así como identificar actores, intereses, arenas de poder y lógicas de poder, en el tema específico de la integración laboral de las personas con discapacidad.

Otro aspecto por resaltar, que la diversidad funcional es un término alternativo al de discapacidad que ha comenzado a utilizarse por iniciativa de los propios afectados, Con el término diversidad funcional se propone una nueva visión que no es negativa, que no implica enfermedad, deficiencia, parálisis, retraso, entre otras con independencia del origen patológico, genético o traumático de la diversidad en cuestión.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

https://economipedia.com/definiciones/primera-revolucion-industrial.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_Industrial

http://www.cursosinea.conevyt.org.mx/cursos/planeta/contenidos/revista/3_10-las.htm

http://www.historiasiglo20.org/IIGM/tratados.htm

Centro de estudios monetarios latinoamericanos Asociación Regional de Bancos Centrales

https://www.cemla.org/PDF/discusion/DDI-2010-07-01.pdf

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Gaceta oficial de la república bolivariana de Venezuela, 662, noviembre, 1999.

Currículo Básico Nacional (1997). Ministerio del Poder Popular para la Educación. Caracas. Venezuela.

Fernández, H. (2018) Metas del Milenio. Reunión de Conferencia Internacional de educación. Ginebra.

Fuller, J (2019), Diversas maneras de actuar que son manifestaciones de la jerarquía. Tomos I y II. Colección Textos Universitarios en Ciencias Sociales. Editorial Harla. México.

Ley Aprobatoria de la “Convención Interamericana Para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad (1999)

Ley para Personas con Discapacidad (2007). Aprobada el 15 de noviembre de 2006, por la Asamblea Nacional y publicada en la Gaceta oficial N° 38.598, el 5 de enero de 2007.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales