Pragmatismo Economico, Racionalidad Politica y Sensibilidad Social, Necesidades imperiosas en la Venezuela de hoy.

Me he tomado la total libertad de usar esa poderosa frase del profesor y Colega Economista José González, porque en lo personal atribuyo en ella el resumen de lo que el País realmente necesita para enrumbarse definitivamente en el camino del crecimiento y expansión de la economía nacional, del equilibrio en lo político y de la reinserción plena de Venezuela en el contexto de la dinámica internacional.

 

.

El pragmatismo económico lo asumo en mi idea personal como la liberación absoluta de las ataduras ideológicas que constriñen y ahogan nuestra economía, asumiendo tal liberación como la búsqueda incesante en la captación de Inversión Privada Extranjera, teniendo en cuenta que para atraerla se requiere brindar las condiciones legales y de oportunidad que generen confianza a las empresas y personas que deciden traer a Venezuela sus capitales para reproducirlos; el objetivo, expandir nuestra economía, abriendo espacios para que la iniciativa privada los ocupe, genere empleos, PIB, transfiera tecnología y Know How, usar ese capital externo para la transformación productiva de la economía, compensar la insuficiencia de ahorro interno dadas nuestras circunstancias país y lograr acceso a los mercados que están asociados a la inversión directa internacional.

Lo anterior depende directamente de la modificación de nuestro estatus internacional de País sancionado, la necesidad de que las sanciones sobre Venezuela sean levantadas o ampliamente flexibilizadas, aquí es donde entra la Racionalidad Política, que no es mas que la gran necesidad de acuerdos en la política nacional, la obligación urgente que tienen los actores políticos Venezolanos de uno y otro lado de sentarse y concertar de cara a superar la situación nacional, temas que solo pueden ser superados bajo un gran acuerdo nacional de trabajo mancomunado, el tema de la deuda externa y su renegociación , el riesgo de la perdida de CITGO y su recuperación definitiva , la posibilidad del uso de los activos externos de la republica como recursos disponibles, el acceso a financiamiento de las multilaterales, la promoción efectiva de la inversión externa en Venezuela, reconstruir una nueva marca Venezuela como País.

Todo ese acuerdo esta ligado a la necesaria Sensibilidad Social que deben demostrar los actores políticos nacionales, anteponiendo la necesidad de sacar a los ciudadanos venezolanos de la difícil y precaria situación en la que se encuentran, a sus intereses partidistas y politiqueros, ponerse en los zapatos del venezolano de a pie, que sufre y batalla todos los días para sobreponerse a una situación que los asfixia sistemáticamente, lograr el acuerdo nacional inmediato y urgente, lograr el espacio común de trabajo entre las partes políticas del país como la vía de salida de la crisis, en lo que llamo una Venezuela en Consenso.

Kablan Wruisberg Garrido

Economista

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales