Beneficios al registrar la propiedad intelectual como parte de los activos de una empresa en Costa Rica



La propiedad intelectual es un elemento constante en la realidad que vivimos. Todo producto o servicio que utilizamos en nuestra vida diaria es el resultado de una larga cadena de innovaciones, grandes o pequeñas, como las mejoras que hacen que un producto tenga la apariencia que tiene hoy o funcione de la manera en que lo hace.

 


Independientemente de los productos que fabrique o de los servicios que suministre, es probable que su empresa utilice y cree habitualmente una gran cantidad de activos de propiedad intelectual. Por lo tanto, es importante considerar sistemáticamente las medidas necesarias para la protección, gestión y observancia de sus derechos, con el fin de obtener los mejores resultados comerciales posibles gracias a su titularidad.

La mayoría de las empresas suelen poseer valiosas informaciones comerciales de carácter confidencial, desde listas de clientes hasta tácticas de venta, que convendría proteger. Es posible que gran número de ellas haya desarrollado dibujos y modelos originales y creativos. En todos estos casos, su empresa debería estudiar la mejor manera de utilizar el sistema de propiedad intelectual en beneficio propio. A estos efectos, conviene recordar que la propiedad intelectual puede prestar asistencia a las empresas en casi todos los aspectos relacionados con el desarrollo comercial y la estrategia competitiva: el desarrollo y diseño de productos, la prestación de servicios y la comercialización, la acumulación de recursos financieros y la exportación o ampliación de la empresa en el extranjero por medio de licencias o franquicias.

Generalmente, los activos de la empresa se dividen en dos categorías: activos físicos, incluidos los edificios, la maquinaria, los activos financieros y la infraestructura, y activos intangibles, que van desde el capital humano y los conocimientos técnicos hasta las ideas, las marcas, los dibujos y modelos, y otros frutos intangibles de la capacidad creadora e innovadora de la empresa. Tradicionalmente, los activos físicos han constituido la parte más importante del valor de la empresa, y se les ha considerado como el factor principal a la hora de determinar la competitividad de la empresa en el mercado.

Para incrementar el valor comercial de su empresa, es fundamental efectuar las inversiones adecuadas. Invertir en herramientas, terrenos, desarrollo de productos, comercialización e investigación puede mejorar en gran manera la situación financiera de su empresa, ampliando su base de activos y aumentando la productividad en el futuro.

La protección de la propiedad intelectual hace que los activos intangibles sean algo más tangibles, al convertirlos en activos valiosos y exclusivos que a menudo pueden ser objeto de comercio en el mercado. Cada vez con más frecuencia, inversores, agentes de bolsa y asesores financieros son conscientes de esta realidad y han comenzado a valorar los activos de propiedad intelectual. En varios casos, las empresas se han dado cuenta de que sus activos de propiedad intelectual son de hecho más valiosos que sus activos físicos.

Los Beneficios al registrar la propiedad intelectual son:

Derechos exclusivos: el registro de marca proporciona al titular el derecho de utilizarla de manera exclusiva y excluyente. En cuanto a los registros de marcas de invención, modelos de utilidad y diseños industriales, su registro otorga a sus titulares la posibilidad de impedir la utilización de los productos o procedimientos protegidos sin su autorización.

Sólida posición en el mercado: gracias a estos derechos exclusivos, usted estará en condiciones de impedir que otras personas utilicen comercialmente su invención patentada, reduciendo de esta manera la competencia y adquiriendo una posición de prestigio en el mercado.

Mayor rendimiento de las inversiones: habiendo invertido una considerable cantidad de tiempo y dinero en el desarrollo de productos innovadores, al amparo de estos derechos exclusivos, su empresa podría comercializar la invención permitiéndole obtener un mayor rendimiento de las inversiones.

Oportunidad de vender la invención o cederla bajo licencia: si opta por no explotar usted mismo la patente, puede venderla o ceder los derechos a otra empresa para que la comercialice bajo licencia, lo cual supondrá una fuente de ingresos para su empresa.

Aumento del poder de negociación: si su empresa se halla en curso de adquisición de derechos para utilizar las patentes de otra empresa, por medio de un contrato de licencia, su cartera de patentes aumentará su poder de negociación.

Imagen positiva de la empresa: Cabe la posibilidad de que empresas asociadas, inversores y accionistas consideren que las carteras de patentes son una muestra del alto nivel de conocimientos técnicos, especialización y capacidad tecnológica de su empresa. Esto puede resultar útil a la hora de recaudar fondos y buscar socios empresariales y podría aumentar el valor de su empresa en el mercado.

Obtener financiamiento: a través de los activos de propiedad intelectual es posible obtener financiamiento tanto del sector privado como del sector público. Cuando es clara la protección y valoración que tiene sobre los bienes de propiedad intelectual se transmite confianza, compromiso y garantía frente a la actividad que se desarrolla, facilitando la inversión externa.

Generación de empleo: el desarrollo de todos los bienes de propiedad intelectual incide en el fomento y la generación de empleo. En efecto, en el transcurso del desarrollo de cualquier producto o servicio participan activamente numerosos personajes quienes a su vez están fomentando y generando empleo. Un ejemplo, son las obras literarias.

Cuando se usa de manera eficaz, la propiedad intelectual es un instrumento importante en la creación de la imagen que tienen de su empresa sus clientes actuales y potenciales, así como en la posición que su empresa ocupa en el mercado. Los derechos de propiedad intelectual, en combinación con otros instrumentos de comercialización (como los anuncios y otras actividades de promoción de ventas) son fundamentales para:

Distinguir sus productos y servicios y hacerlos fácilmente reconocibles;

Promover sus productos o servicios y crear una clientela fiel;

Diversificar su estrategia de mercado para dirigirla a distintos grupos de clientes; y

Comercializar sus productos o servicios en el extranjero.

Registre sus activos de propiedad intelectual o solicite su protección lo más pronto posible con el fin de aprovechar plenamente sus derechos de propiedad intelectual mientras lleva a cabo actividades publicitarias y de promoción. Contáctenos en ERP Lawyers, le brindamos asesoría con nuestro equipo experto.