El Yin y el Yang en los proyectos



En este momento estoy trabajando en un proyecto con gente de una ONG con la que me siento muy a gusto ya que siempre está sonriendo y termina, cada pocas oraciones, con la frase “¡no te preocupes!”, independientemente de lo complicado o riesgoso de lo que yo esté diciendo.

 


Esta gente simplemente está feliz de lo que hace y hablar con ellos es llenarse de energía, y aunque me reconozco como un tipo muy positivo, esta gente me gana.

Viven en un mundo donde no tienen “desafíos”, tienen “oportunidades” y su poder de pensamiento positivo, es algo increíble de presenciar.

El problema es que, a veces, al estar yo afligido por esta enfermedad terminal de la gestión de proyectos, este comportamiento me hace sentir descolocado.

Diariamente tenemos pequeños debates sobre la marcha de las cosas relacionadas con el proyecto, y, lo que hoy es una idea inacabada de una solución que debiéramos llevar adelante, para ellos es algo mágico que ya les está resolviendo la vida, y lo ejemplifican con una frase muy cómica “¡Esto es Disney!”.

Miran las cosas a través de la lente de lo que será cuando las cosas se alineen perfectamente, lo cual seguramente sucederá, y usan consistentemente el “no te preocupes” (que no es lo mismo que decir “no te ocupes”) para asegurar esa visión.

…Seguir leyendo el artículo en:https://www.roiagile.com/post/el-yin-y-el-yang-en-los-proyectos



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






El Yin y el Yang en los proyectos


En este momento estoy trabajando en un proyecto con gente de una ONG con la que me siento muy a gusto ya que siempre está sonriendo y termina, cada pocas oraciones, con la frase “¡no te preocupes!”, independientemente de lo complicado o riesgoso de lo que yo esté diciendo.

 


Esta gente simplemente está feliz de lo que hace y hablar con ellos es llenarse de energía, y aunque me reconozco como un tipo muy positivo, esta gente me gana.

Viven en un mundo donde no tienen “desafíos”, tienen “oportunidades” y su poder de pensamiento positivo, es algo increíble de presenciar.

El problema es que, a veces, al estar yo afligido por esta enfermedad terminal de la gestión de proyectos, este comportamiento me hace sentir descolocado.

Diariamente tenemos pequeños debates sobre la marcha de las cosas relacionadas con el proyecto, y, lo que hoy es una idea inacabada de una solución que debiéramos llevar adelante, para ellos es algo mágico que ya les está resolviendo la vida, y lo ejemplifican con una frase muy cómica “¡Esto es Disney!”.

Miran las cosas a través de la lente de lo que será cuando las cosas se alineen perfectamente, lo cual seguramente sucederá, y usan consistentemente el “no te preocupes” (que no es lo mismo que decir “no te ocupes”) para asegurar esa visión.

…Seguir leyendo el artículo en:https://www.roiagile.com/post/el-yin-y-el-yang-en-los-proyectos




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE