¿Cómo usar una tarjeta de crédito correctamente?



 

. El objetivo es dejar de lado las excesivas deudas, malgasto de los ahorros y los impagos de las tarjetas de crédito, por ejemplo. Uno de los hábitos financieros más importantes a considerar es utilizar con inteligencia las tarjetas de crédito, que ofrece una cantidad específica de dinero al cliente para gastos necesarios.

Se trata de un recurso con límites monetarios que se devuelven en un plazo determinado de tiempo, así no genera muchos intereses. Aunque debido a una mala administración de las finanzas se llega a los retrasos o impagos que acumula los intereses. Por eso practicar medidas económicas en el hogar para usar bien la tarjeta de crédito hace que existan menos probabilidades de atravesar por una crisis financiera.

Consejos para usar la tarjeta de créditoLa clave para la responsabilidad financiera es mantener estabilizadas las finanzas personales. Aquí se toman en cuenta los ingresos mensuales, ahorros y préstamos en equilibrio con los egresos y gastos extras. Pero este tipo de responsabilidad se logra mediante el buen uso de las tarjetas de créditos, préstamos rápidos y similares gracias a los consejos descritos, a continuación:

Organizar los gastosLo primero es organizar los gastos de la tarjeta de crédito a través de un presupuesto sobre los ingresos y gastos fijos. Allí se incluye el monto total de la tarjeta de crédito, la cantidad que se gastará cada mes y en cuánto tiempo se puede devolver. Cabe decir que cualquier tarjeta de crédito se debe utilizar para ayudas o emergencias y no como un gasto innecesario.

Informarse de los gastos adicionalesOtro consejo es determinar cuáles son los costes que genera la tarjeta de crédito (comisiones, intereses, etc.) y evitar la morosidad. Si los intereses son muy altos y no estás seguro de pagar la deuda a tiempo, se buscan otras opciones que se ajusten a las necesidades del cliente. En ocasiones la deuda es superior a la cantidad de dinero que se gastó debido a que los costes son muy altos o hubo retraso en la fecha límite de pago. Es mejor prevenir estos gastos extras al solicitar una tarjeta de crédito de acuerdo a tus necesidades.

Asesorarse sobre los interesesUna vez que la tarjeta de crédito se entrega se debe tener cuidado con los intereses. Existen herramientas disponibles para que se controlen las transacciones y estados de cuenta que infieren en los intereses y comisiones. Vale gastar el dinero luego de tomar una decisión informada, siendo conveniente buscar a un asesor en finanzas y elegir la mejor tarjeta de crédito con intereses bajos.

Pagar a tiempoPor su parte, hacer el pago de las cuotas antes de la fecha máxima genera un buen control financiero, además de que el historial crediticio será positivo por la regularidad de los pagos. Se recomienda que la deuda sea cancelada dentro del plazo estipulado para evitar sobrecostes que, tal vez, no podrían pagarse y perder el historial de crédito.

Gestionar vía digitalHoy día existe una manera más sencilla de controlar los gastos y pagar las cuotas a tiempo gracias a la era digital. No habrá que posponer la visita al banco ni dejar de lado las actividades diarias. Ahora se pueden gestionar las finanzas por Internet a través de sitios web o aplicaciones móviles.

Gastar lo que se pueda pagarEs común que los clientes gasten más de lo necesario y terminen con una deuda crediticia que no podrán pagar con prontitud. La consecuencia son los impagos que aumentan los intereses de la tarjeta de crédito. Así que se debe gastar solo lo que pueda pagarse en el plazo máximo.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






¿Cómo usar una tarjeta de crédito correctamente?


 

sobre los buenos hábitos financieros facilita el control y gestión de las finanzas personales, lo que mejora la calidad de vida en el hogar. El objetivo es dejar de lado las excesivas deudas, malgasto de los ahorros y los impagos de las tarjetas de crédito, por ejemplo. Uno de los hábitos financieros más importantes a considerar es utilizar con inteligencia las tarjetas de crédito, que ofrece una cantidad específica de dinero al cliente para gastos necesarios.

Se trata de un recurso con límites monetarios que se devuelven en un plazo determinado de tiempo, así no genera muchos intereses. Aunque debido a una mala administración de las finanzas se llega a los retrasos o impagos que acumula los intereses. Por eso practicar medidas económicas en el hogar para usar bien la tarjeta de crédito hace que existan menos probabilidades de atravesar por una crisis financiera.

Consejos para usar la tarjeta de créditoLa clave para la responsabilidad financiera es mantener estabilizadas las finanzas personales. Aquí se toman en cuenta los ingresos mensuales, ahorros y préstamos en equilibrio con los egresos y gastos extras. Pero este tipo de responsabilidad se logra mediante el buen uso de las tarjetas de créditos, préstamos rápidos y similares gracias a los consejos descritos, a continuación:

Organizar los gastosLo primero es organizar los gastos de la tarjeta de crédito a través de un presupuesto sobre los ingresos y gastos fijos. Allí se incluye el monto total de la tarjeta de crédito, la cantidad que se gastará cada mes y en cuánto tiempo se puede devolver. Cabe decir que cualquier tarjeta de crédito se debe utilizar para ayudas o emergencias y no como un gasto innecesario.

Informarse de los gastos adicionalesOtro consejo es determinar cuáles son los costes que genera la tarjeta de crédito (comisiones, intereses, etc.) y evitar la morosidad. Si los intereses son muy altos y no estás seguro de pagar la deuda a tiempo, se buscan otras opciones que se ajusten a las necesidades del cliente. En ocasiones la deuda es superior a la cantidad de dinero que se gastó debido a que los costes son muy altos o hubo retraso en la fecha límite de pago. Es mejor prevenir estos gastos extras al solicitar una tarjeta de crédito de acuerdo a tus necesidades.

Asesorarse sobre los interesesUna vez que la tarjeta de crédito se entrega se debe tener cuidado con los intereses. Existen herramientas disponibles para que se controlen las transacciones y estados de cuenta que infieren en los intereses y comisiones. Vale gastar el dinero luego de tomar una decisión informada, siendo conveniente buscar a un asesor en finanzas y elegir la mejor tarjeta de crédito con intereses bajos.

Pagar a tiempoPor su parte, hacer el pago de las cuotas antes de la fecha máxima genera un buen control financiero, además de que el historial crediticio será positivo por la regularidad de los pagos. Se recomienda que la deuda sea cancelada dentro del plazo estipulado para evitar sobrecostes que, tal vez, no podrían pagarse y perder el historial de crédito.

Gestionar vía digitalHoy día existe una manera más sencilla de controlar los gastos y pagar las cuotas a tiempo gracias a la era digital. No habrá que posponer la visita al banco ni dejar de lado las actividades diarias. Ahora se pueden gestionar las finanzas por Internet a través de sitios web o aplicaciones móviles.

Gastar lo que se pueda pagarEs común que los clientes gasten más de lo necesario y terminen con una deuda crediticia que no podrán pagar con prontitud. La consecuencia son los impagos que aumentan los intereses de la tarjeta de crédito. Así que se debe gastar solo lo que pueda pagarse en el plazo máximo.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE