Los manantiales del lago

“Pátzcuaro, momento aciago . . .” 


. . .” 
                                                              

El lago está moribundo,

sin embargo, en lo profundo

de su más sangrante entraña,

cual lagrimal que se empaña.

 

Brotan los ojitos de agua,

la naturaleza fragua

recóndita, restringida,

una posibilidad de vida.

 

Pocitos intestinales

quieren curarle sus males

al estanque michoacano,

desean a “japhonda” sano.

 

Ecológica esperanza

ya que la lluvia no alcanza;

mientras resurge esa veta,

han de tomar la estafeta.

 

Chapultepec, Urandén,

San Pedrito, sin desdén,

venajes de agua bendita

que la cuenca necesita.

 

Surtidores reducidos

tras lamentos, tras quejidos,

con su más sincero llanto

anhelan colmar tal manto.

 

Descubierta está la fuente,

de manera inteligente

habrá que explotarla en pleno

y hacer que surja de lleno.

 

Pongamos la fe en afluentes,

en acuáticas simientes,

los veneros escondidos

siempre serán bienvenidos.

 

Aunque ha estado muy ausente

la humedad se hace presente,

que nazcan más manantiales

con líquidos celestiales.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Lago de Pátzcuaro, Michoacán de Ocampo, México, a 05 de junio del 2021 (Día Mundial del Medio Ambiente)                                 

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)     

Foto: Manantial del Muelle de Urandén . . .






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales