¿Y…? ¿Dices que eres socialista?

Ante los incansables avatares de la situación política en nuestro país, me puse a pensar, ¿Por qué tanta gente se inclina y defiende el socialismo, o peor aún, el comunismo? ¿Por qué tanta gente hoy en día defiende la izquierda y vota en contra de la derecha?

 

.

Y digo ignorancia no como un insulto, sino como la falta de conocimiento a aquellos con nivel de formación básica o nula, pero para aquellos que tienen por lo menos un año de estudios superiores, o por lo menos han tenido la opción de conversar con alguien que si lo hizo, debo manifestar que lo considero un insulto a la sapiencia humana.

Las bases del comunismo o del socialismo o de la izquierda se establecen en la distribución equitativa de la riqueza de un país, con el control absoluto de capital productivo por parte del estado, es decir, por no decirlo menos, que como sucede en Cuba, todos deberían ganar igual, obteniendo lógicamente el promedio del sueldo mínimo que el estado considere asaz, o, dicho en otras palabras, lo que el gobernante diga que es suficiente para sobrevivir.

Si optamos por este escenario, TODOS los habitantes en el Perú, deberían recibir, no sé: ¿S/. 930.00 en promedio? Seas Congresista, Médico, Juez, Fiscal, Enfermera, Profesor, Zapatero, Desempleado o Mendigo. Y todo empresario debería acondicionar sus productos y el precio final de estos a los que establezca el estado. Si el gobierno dice que el pan debe estar a 20 por un sol y como panadero obtienes solo un 1% de utilidad sobre tu producción, pues esta bien, nadie tendría por qué reclamar por que estamos en un socialismo aceptado. Todos los ciudadanos, cederían su posición a no contar con acumulación patrimonial futura, tener solo lo mínimo necesario como para poder vivir, no más vehículos ya que para eso está el transporte público, no más ahorros por qué no los necesitarías, no más servicios privados porque para eso estarían los eficientes servicios públicos en agua, luz, telecomunicaciones, transporte, vivienda, salud, educación, justicia, etc. bueno, todo lo que hoy, funciona de maravilla. No más casas de cinco pisos ya que solo necesitas un piso para poder vivir, ya no más colegios particulares ya que todos deben aprender por igual, entonces por fin podríamos ver al hijo del Juez o del Médico, estudiando al lado del hijo del Campesino, en suma, la igualdad total en su más amplia expresión.

Para aquellos vivachos que desean comparar la izquierda moderna de Chile o Paraguay en la que se aplicó un socialismo de mercado o un socialismo libertario, les debo aclarar lamentablemente que el candidato Castillo de la izquierda actual, dista mucho en capacidad y pensamiento al ejemplo propuesto. Así que no se molesten en buscar puntos en común, a no ser que se aprovechen y lo discutan con alguien de mucho menor nivel intelectual.

Entiendo muy bien, que toda la población que se encuentra en pobreza actualmente, que perciben ingresos por debajo del mínimo necesario para poder vivir, que viven o sobreviven sin servicios básicos, sin educación, sin salud, que perciben dádivas o pensiones del estado por tener más de 65 años y que desean llegar a un tema de igualdad que les permita sobrevivir sin el más mínimo esfuerzo, apoyen el socialismo. Lo entiendo, hasta lo puedo compartir si se tratara de ser empático con ellos (Dícese de empático a la capacidad de ponerse en lugar de otra persona).

Lo que no puedo entender, es que personas que disfrutan de los beneficios del Capitalismo, que piensan en la meritocracia, que perciben ingresos por encima del mínimo necesario para poder sobrevivir como un Congresista con más de S/. 30,000.00 mensuales, un Médico con más de S/. 9,000.00 mensuales, un Juez o un Fiscal con más de S/. 12,000.00 mensuales, o siendo menos escabrosos, una enfermera con un promedio de S/. 6,000.00 o un profesor con apenas S/. 2,400.00, aún así muy por encima de lo que percibiría en un estado socialista, apoyen el socialismo, comunismo o cualquier pensamiento de izquierda obsoleta.

Si mi lectura de la situación actual en mi país, es del todo sesgada y equívoca y realmente TODOS mis conciudadanos, estén dispuestos “POR LA CAUSA” a disminuir sus ingresos, a perder todos los beneficios logrados hasta la fecha, a tener que entregar todos los bienes y propiedades que no uses en beneficio de los menos necesitados o las personas sin hogar para que dejen de vivir en asentamientos humanos ubicados en cerros de difícil acceso y sin servicios básicos y TÚ, que tienes varias propiedades cedas a tus semejantes por el principio de igualdad social y por el simple hecho de no permitir que la Derecha o el modelo de libre mercado siga en pie, entonces debo recapacitar.

Si es así, quiero disculparme con todos y cada uno con los que he discrepado abiertamente por manifestar mi posición de hombre de Derecha, que apoya libre y concienzudamente la inversión privada, la independiente opción de poder elegir, la meritocracia, el derecho de libre acumulación patrimonial por derecho propio, en mérito al esfuerzo y sacrificio o por el simple hecho de haberlo heredado u obtenido en un sorteo. Por ser un emprendedor visionario que da trabajo a cientos de personas, por haber apostado hasta mis calzoncillos por generar riqueza y brindar un ingreso y estabilidad a mis colaboradores y a los miles de peruanos ligados a sus familias, que dependen de las decisiones que tome día tras día y las decenas de miles de clientes y usuarios que se benefician de mis actividades como empresario. Mientras otra mayoría solo espera fin de mes para cobrar su sueldo, haya trabajado o no, haya sido productivo o no. Si es así. ME DISCULPO CON LA HUMILDAD DE ALGUIEN QUE SE EQUIVOCO EN BASE A SUS CREENCIAS.

Pero, si no es así, si percibes un ingreso de dos, tres, cuatro, quince o treinta veces lo que percibe alguien con un sueldo mínimo, si tienes o tuviste un hijo en colegio particular, si cuentas con ahorros, acumulación patrimonial, apoyas a alguien en tu familia que hace empresa con altos índices de rentabilidad y aún así, NUNCA has movido un dedo para apoyar a tu prójimo, nunca has donado parte de tu sueldo en beneficio de una buena causa social, nunca has emprendido y apostado tu patrimonio por generar riqueza aún sabiendo que lo podías perder todo, entonces déjame decirte que YO, en la práctica, soy más socialista que tú, Ergo, podría tener mucho más derecho de discutir temas de Economía Social Solidaria y mi punto de vista, aun cuando no pueda estar por encima del tuyo, siempre tendría mejor sustento técnico.

En consecuencia, si te encuentras en este último grupo, déjame decirte que, aún cuando soy muy respetuoso de la forma de pensar de todas las personas que conozco, realmente me debo llamar la atención, por tener dentro de mi círculo cercano a personas tan hipócritas como descaradas en su forma de ser y de pensar. El problema no eres tú…. El problema soy yo….!

Finalmente, no me queda más que pedir a Dios, modere la manera de pensar de mis coterráneos, en cuanto a su INTEGRIDAD, (Entiéndase por íntegros, las personas que dicen lo que hacen y hacen lo que dicen) y que el término “SER CONSECUENTE” se refiera mejor a su manera de vivir antes que a su manera utópica de apoyar a la izquierda y de vivir como la derecha.
UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales