A mi osito de peluche

“Que la niñez lea y escuche . . .” 


. . .” 

¡Ay, qué momentos tan sanos!,

fue regalo de cumpleaños,

venía dentro de un estuche

lindo osito de peluche.

 

Llegó con moñito al cuello,

tersura tiene por sello,

es de color cafecito,

regordete, pachoncito.

 

Desde entonces vive en casa

tan tierno juguete-alhaja,

ya no ocupa su cajita,

en mi recamara habita.

 

Lo tengo en cómodo mueble,

mas, siempre a mis manos vuelve;

por supuesto es adorable,

muy suave, apapachable.

 

Por nombre le puse “Trufa”,

lo abrazo y también me estruja,

es mi prenda más querida,

mi diversión preferida.

 

Lo cuido con mucho esmero,

se volvió fiel compañero

del momento entretenido,

a mi alma está cosido.

 

Lo llevo pa’ todas partes,

a fiestas, recreos y parques,

todos quieren estrecharlo,

cargarlo, . . . apretujarlo.

 

Es mi amigo inseparable,

leal, tan solo comparable

a la dicha más divina,

la felicidad genuina.

 

Duerme plácido en mi lecho,

se acurruca, aquí, en mi pecho,

compartimos blanca almohada,

sueños, cobija, frazada.

 

Su relleno es de algodón,

mas, tiene gran corazón

de material resistente,

sé que mi cariño siente.

 

Ojalá mi osito hablara

y conmigo platicara,

a veces creo que comprende,

que de la inocencia entiende.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 30 de abril del 2021

Dedicado a mis nietecitos Marijose, Mayté  e Ian Santiago . . .

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales