Volver a sonreír con Buyng-Chul Han y su “Filosofía del Budismo Zen” – Parte 5



He vuelto a sonreír al leer el libro de Byung- Chul Han (2015), denominado "Filosofía del Budismo Zen". Por ello, también he vuelto a escribir libremente.

 


Con la alegría del muerto, entrego a ustedes el quinto post. 

Hay que tener confianza.

Se marchitan las flores -se deshojan-

cada una a su manera.

ISSA

Perecer

Morir realmente

dejar de desear

besar la finitud luego de contemplarla a los ojos

encender el incienso sin miedo a que se acabe

bailar alegremente la canción sin pensar en su caducidad

desasirse tranquilamente

y que la tierra nos trague mientras sonreímos.

 

Serenidad

Buscar la libertad

acabar con la tiranía del “yo” y del “soy”

sustituirnos

pegarnos un balazo en la frente

comenzar a vivir

indiferentes y a la vez sorprendidos

por la belleza y su vacuidad.

 

Devenir

Soltar el cadáver que llevamos en los hombros

Descansar del peso del pasado

Volverse un suspiro

Que de forma humilde

Estremece los mares

Incendia los bosques

Y sostiene la luna. 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






Volver a sonreír con Buyng-Chul Han y su “Filosofía del Budismo Zen” – Parte 5


He vuelto a sonreír al leer el libro de Byung- Chul Han (2015), denominado "Filosofía del Budismo Zen". Por ello, también he vuelto a escribir libremente.

 


Con la alegría del muerto, entrego a ustedes el quinto post. 

Hay que tener confianza.

Se marchitan las flores -se deshojan-

cada una a su manera.

ISSA

Perecer

Morir realmente

dejar de desear

besar la finitud luego de contemplarla a los ojos

encender el incienso sin miedo a que se acabe

bailar alegremente la canción sin pensar en su caducidad

desasirse tranquilamente

y que la tierra nos trague mientras sonreímos.

 

Serenidad

Buscar la libertad

acabar con la tiranía del “yo” y del “soy”

sustituirnos

pegarnos un balazo en la frente

comenzar a vivir

indiferentes y a la vez sorprendidos

por la belleza y su vacuidad.

 

Devenir

Soltar el cadáver que llevamos en los hombros

Descansar del peso del pasado

Volverse un suspiro

Que de forma humilde

Estremece los mares

Incendia los bosques

Y sostiene la luna. 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE