El rol Docente en la nueva modalidad de Educación



La sociedad del conocimiento exige que en materia de educación universitaria la producción epistemológica crezca, pero para tal fin, debe haber estudiantes motivados y sistemas de educación acordes a su momento y tiempo histórico. Esta nueva educación conocidad como 3.0 demanda mayores esfuerzos en mantenernos a la vanguardia y actualizados con todos los recursos digitales y herramientas tecnológicas existentes porque es la transferencia digital que está instalada en nuestra cotidianidad. 

 


De aquí surge inquietud:¿Cuáles son los principales desafíos que implica el ejercicio de la docencia a distancia, para lograr generar aprendizajes significativos y de alta calidad actualmente?

El entorno y los modos de educar están cambiando, asimismo las metodologías docentes, y para ello la capacitación es clave no solo en la adquisición de competencias digitales enfocadas en alfabetizar digitalmente y aprender a usar las herramientas TIC, sino en transformarlas en Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC) en aras de potencializar los procesos y desarrollar competencias sociales en los estudiantes, lo que implica que las instituciones y sus profesores sepan educar del individualismo al bienestar social de todos.

La era de la tecnología ha traído consigo cambios que son importantes en el marco educativo, no sólo por el impacto que tiene sobre las interacciones sociales sino porque el mercado laboral también las arrastra a sus formas de convivencia y son parte clave de casi todos los procesos, por lo que deben ser consideradas en el campo académico más allá de su valor como entes de entretenimiento sino como fenómenos tecnológicos de importante aplicación en todos los campos del saber hacer, saber ser y saber convivir.

En este sentido, educar y formar profesionales en estos tiempos implica una formación compatible con nuevas formas de entretener, producir, aprender y trabajar, respetando los estilos de cada individuo y comunidad virtual. La generación Net es “atrevida, curiosa, desafiante, independiente, de fácil adaptabilidad, con autoestima alta y con orientación global”, por lo que ahora para aprender a aprender no hay lugar ni tiempo determinado. Debido a esto, los principales desafíos que implica el ejercicio docente, abarcan desde la utilización de medios telemáticos en los contextos de un aula convencional, hasta acciones formativas completamente desarrolladas a distancia mediadas a través de las LMS o Sistemas de Gestión de Aprendizaje usadas en las instituciones para la enseñanza universitaria.

Como docentes resulta necesario conocer las características y ventajas de la incorporación a las aulas de contenidos digitales, de manera que la metodología de educación sea dinámica, flexible, participativa y motivadora para los participantes, transformando las aulas en espacios abiertos, conectados y dinámicos.

Las estrategias medidas por esta nueva modalidad en educación digital promueven el trabajo colaborativo, dinamizan las clases y permiten usar con inmediatez múltiples herramientas virtuales dispuestas en la web en forma gratuita promoviendo el blending learning (o educación híbrida) y determinando un proceso de enseñanza-aprendizaje para el nuevo milenio.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











El rol Docente en la nueva modalidad de Educación


La sociedad del conocimiento exige que en materia de educación universitaria la producción epistemológica crezca, pero para tal fin, debe haber estudiantes motivados y sistemas de educación acordes a su momento y tiempo histórico. Esta nueva educación conocidad como 3.0 demanda mayores esfuerzos en mantenernos a la vanguardia y actualizados con todos los recursos digitales y herramientas tecnológicas existentes porque es la transferencia digital que está instalada en nuestra cotidianidad. 

 


De aquí surge inquietud:¿Cuáles son los principales desafíos que implica el ejercicio de la docencia a distancia, para lograr generar aprendizajes significativos y de alta calidad actualmente?

El entorno y los modos de educar están cambiando, asimismo las metodologías docentes, y para ello la capacitación es clave no solo en la adquisición de competencias digitales enfocadas en alfabetizar digitalmente y aprender a usar las herramientas TIC, sino en transformarlas en Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC) en aras de potencializar los procesos y desarrollar competencias sociales en los estudiantes, lo que implica que las instituciones y sus profesores sepan educar del individualismo al bienestar social de todos.

La era de la tecnología ha traído consigo cambios que son importantes en el marco educativo, no sólo por el impacto que tiene sobre las interacciones sociales sino porque el mercado laboral también las arrastra a sus formas de convivencia y son parte clave de casi todos los procesos, por lo que deben ser consideradas en el campo académico más allá de su valor como entes de entretenimiento sino como fenómenos tecnológicos de importante aplicación en todos los campos del saber hacer, saber ser y saber convivir.

En este sentido, educar y formar profesionales en estos tiempos implica una formación compatible con nuevas formas de entretener, producir, aprender y trabajar, respetando los estilos de cada individuo y comunidad virtual. La generación Net es “atrevida, curiosa, desafiante, independiente, de fácil adaptabilidad, con autoestima alta y con orientación global”, por lo que ahora para aprender a aprender no hay lugar ni tiempo determinado. Debido a esto, los principales desafíos que implica el ejercicio docente, abarcan desde la utilización de medios telemáticos en los contextos de un aula convencional, hasta acciones formativas completamente desarrolladas a distancia mediadas a través de las LMS o Sistemas de Gestión de Aprendizaje usadas en las instituciones para la enseñanza universitaria.

Como docentes resulta necesario conocer las características y ventajas de la incorporación a las aulas de contenidos digitales, de manera que la metodología de educación sea dinámica, flexible, participativa y motivadora para los participantes, transformando las aulas en espacios abiertos, conectados y dinámicos.

Las estrategias medidas por esta nueva modalidad en educación digital promueven el trabajo colaborativo, dinamizan las clases y permiten usar con inmediatez múltiples herramientas virtuales dispuestas en la web en forma gratuita promoviendo el blending learning (o educación híbrida) y determinando un proceso de enseñanza-aprendizaje para el nuevo milenio.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE