Del ave sobre mis manos

“De sentimientos arcanos . . .” 


. . .” 
 

Supe de la intensa vida

de un ave desconocida,

venía de surcar los llanos,

se posó sobre mis manos.

 

Su cuerpo estaba dañado,

el semblante fatigado,

sangrando, aún, por la herida,

me contó algo, convencida.

 

De su sagrado linaje,

de tan vistoso plumaje,

me platicó de aquel nido

sobre el árbol más querido.

 

De sus cánticos hermosos,

de cortejos amorosos,

de tanta hazaña bendita,

me comentó de esa cuita.

 

Que lo dañaron los vientos

huracanados, sedientos

del dominio de los cielos,

poseídos por los celos.

 

De que sufre el gran Eolo

quien, luego, quiere estar solo,

la compañía no tolera

y modales no modera.

 

Mientras sus alas curaba,

el piquito se alegraba,

pues quería volver al vuelo,

cumplimentar magno anhelo.

 

De partir con su parvada,

con su pareja adorada,

a saborear la fortuna

que les brinda el sol, la luna.

 

Me habló, en fin, de la consciencia,

de sus sueños y querencia,

de que le gusta ir en pos

del Creador su amigo, Dios.

 

Me puse muy reflexivo

y le dije: “sigues vivo,

con toda tu majestad

vuela, pues, en libertad.”

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 03 de marzo del 2021

Reg. SEP Indautor (en trámite)






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales