Crónica rimada Antilópez (05-II-2019)

 


.

 

De su carácter festivo

o de su enojo excesivo;

yo, las digo en la cantina,

es su perfecta vitrina.

 

Pero, un Señor Presidente

no puede ser indecente,

ni prosaico, ni vulgar,

deja mucho que desear.

 

Su cargo tan importante

requiere verbo brillante,

dirigiéndose a la gente

no se vale ser “corriente”.

 

Amlo, entró en un desfase

abaratando el lenguaje,

el español, que es tan basto,

presto lo convierte en asco.

 

“Ya chole”, “me canso ganso”,

“safo”, dice sin descanso

que la sociedad se cansa,

pues, de tanta “pinche transa”.

 

¿Qué pasará con Andrés

que mal gobierna al revés?,

carece del buen oficio,

ha entrado en el desprestigio.

 

¿Qué, no fue universitario?,

en su mensaje del diario

debería privilegiar

cultura, el bien estudiar.

 

¿Cómo puede requerir

al pueblo “sabio” exigir,

hacerle moral pedido

sin dar ejemplo debido?

 

¿Qué, no leyó su “cartilla”

o la tiene escondidilla?,

¿cómo habla mal del pecado,

si, por Dios, es un malvado?

 

La verdad, me da vergüenza,

me da pena muy intensa

ver que López Obrador

es bajo, procaz hablador.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 5 de febrero del 2019

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales