Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Poesía   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Reseña   ·   Cultura   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Bitcoin



Pichi cincuenta, caca un sol


Inicio > Ciudadanía
24/01/2021


110 Visitas



El escritor decide que es suficiente. Ha pasado las tres últimas noches buscando alguna línea para el ingrato papel en blanco. Sólo ha conseguido aumentar su frustración y atosigar su famélica humanidad de litros de soda pero el papel en blanco sonríe, triunfante. Por eso, el escritor decide que es suficiente, que no continuará peleando contra la monotonía del domingo y sale a la calle. Decide caminar para espantar a la modorra, al vacío de este domingo triste e idéntico a tantos otros. Decide caminar y no pensar en los grandes problemas, en la crisis del mundo, en su inexistente economía. Decide pensar en cosas sin importancia tratando de atraer alguna idea, algún hilo narrativo para plasmarlo en el papel en blanco. Sabe que la ciudad descansa el domingo, sabe que las personas duermen hasta tarde el vacío del fin de semana así que es un buen momento para perderse por las calles sin ningún rumbo. De repente esas calles le dan el tema que tanto ansía, las líneas que ha esperado en vano los últimos días. Siempre disfrutó caminar y aunque ya no tiene la juventud ni la energía de antes, sin quererlo ha llegado hasta el centro de la ciudad y no se sorprende  del movimiento que encuentra porque sabe que el centro nunca descansa. Sabe que el centro de la ciudad es el gran hormiguero en donde bulle el movimiento de los que quieren romperse el lomo trabajando y también de los que acechan en las esquinas esperando quitarte lo poco que llevas de un navajazo. Por eso solo es un observador del gran circo de la ciudad. Trata de no embotarse de los olores de las fritangas de las decenas de carretillas esparcidas por las veredas, recuerda sus épocas escolares cuando pasaba por esas mismas calles y gastaba las pocas monedas del pasaje comprando esas enigmáticas papas rellenas que no tenían ningún tipo de relleno pero eran deliciosas, sonríe con las multicolores prendas de vestir para todas las tallas y para todos los bolsillos, admira al malabarista de cuchillos  que distrae a los autos del semáforo con su número macabro, disfruta el mugido de la pequeña carreta que vende leche fresca y trae-por unos segundos- la frescura del campo a la ciudad, detesta el conglomerado de olores y hedores que adornan las esquinas, insulta al desvergonzado que expulsa sus miserias en plena calle y a plena luz del día, adivina los compuestos de esas raras masas gelatinosas que reposan en los eternos baches de las pistas, pasa por la calle de su niñez y recuerda las aburridas reuniones de domingo en la antigua casa del abuelo, intenta entender la lógica de esas esquinas compartidas por un policía de tránsito y un semáforo y en la que ninguno de los dos parece tener la mínima sincronía y mucho menos un pizca de respeto a los peatones y conductores que esperan el pase. Intenta observar y recordar todo lo que pueda, sabe que en alguno de esos detalles podría estar una historia, podría estar la salida a este periodo de bloqueo creativo y podría encontrar la justificación a su inacción, a su triste realidad de ser un escritor que no escribe. Intenta anotar sus recuerdos pero la naturaleza lo llama con urgencia. Busca un baño público, un niño pequeño está en el mostrador, pregunta el precio e ingresa para satisfacer la demanda corporal. Minutos después recuerda el dialogo y  la respuesta del niño- “pichi cincuenta, caca un sol”- y, sonriente, sabe que ya tiene el tema de su próximo texto.




Etiquetas:   Ciudad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22180 publicaciones
5293 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora