De López y de su jubilación

“Que ya le urge a la nación . . .” 


. . .” 
 

López se parece al pingo,

me hizo escribir en domingo,

por siempre da de qué hablar,

ya se quiere jubilar.

 

Al final de su gestión,

aquí, entra la cuestión,

para qué diablos queremos

a alguien que, en sus desenfrenos.

 

Ya piensa en colgar la toalla,

este Andrés solo nos falla,

apenas lleva dos años,

pura decepción y engaños.

 

Ya se le cansó el caballo,

pues, ¿no que era muy gallo?,

pasó del “me canso ganso”

al ya quiero mi descanso.

 

Dejó ver su pensamiento,

echó palabras al viento,

lo dijo en tono muy tierno:

“no soy dirigente eterno”.

 

“Diré al fin, misión cumplida”,

premedita su salida

en vez de que su intención

sea rescatar la nación.

 

Mi México necesita

alguien de acción, pero, ahorita,

que esté bien comprometido,

que no ande ausente, perdido.

 

Dieciocho años, duro y dale,

estuvo buscando el “jale”,

ese de ser “presidente”,

no más defraudó a la gente.

 

Si ya no quiere hacer nada

que se vaya a “La Ching . . .”,

para allá, para su rancho,

puesto que nunca dio el ancho.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 17 de enero del 2021

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales