Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectura   ·   Poesía   ·   Sociedad   ·   Libros   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Andrés Manuel López Obrador



Año del Orto


Inicio > Mis composiciones
06/01/2021


189 Visitas



Ha sido un año para el olvido. La productividad de las economías se fue al carajo. El desempleo y la pobreza se dispararon. Los hospitales se llenaron hasta no poder dar abasto. Los médicos valientemente se enfrentaron cara a cara a la enfermedad. Muchos de ellos dejaron su vida en combate. La desinformación y las teorías conspirativas estuvieron más que presentes. Muchas familias se separaron. La desesperación y el hambre se tomaron más de un hogar. El miedo fue el principal protagonista.


Parece fácil siempre criticar y resaltar lo malo en este año. Pero yo opino todo lo contrario. Hoy en día es más fácil fingir que todo está bien. Mediante frases con mensajes positivos lleno de colorcitos se busca anular la tristeza, la angustia o la rabia a cambio de una falsa sensación de felicidad. Pareciese que a la tristeza o a la rabia hay maquillarlas con sonrisas postizas. Como si estuviese mal llorar o quejarse.

Tienes que agradecer absolutamente todo independientemente de la mierda que comiste.

¡Qué pajaso mental! Para eso tómese un dolex cuando se le parta una pierna y comparta una frase motivacional y verá cómo el universo conspirará a su favor.

Una falsa sonrisa, una falsa alegría…fake it until make it… es lo más Joseph Goebbels que he escuchado.

Llame a las cosas como son. Nada de eufemismos baratos: ¡fue un año de mierda! Punto. Dígalo como es…ahórrese ese pajaso mental de que fue un año positivo, pero a su manera. Que fue un año bueno. Que todo hay que agradecerlo o si no quedas como un realista (porque parece que ser realista es lo mismo que ser pesimista) ¡NO! Fue un año del orto y se acabó.

“No le llames fracasar. Llámalo nueva oportunidad” ¡No! ¡Coma mierda! ¡Sí es fracaso! Muchos sueños se fueron al piso, muchas esperanzas se esfumaron.

Llórelo o sienta rabia, por lo que no se dio. Por los que ya no están. Pero no oculte la tristeza o amargura con un positivismo ridículo.

Si tiene que mandar a la mierda, hágalo. Si tiene que llorar y hacer pataleta, hágala. Pero no se vaya a llevar toda esa basura al siguiente año. Inicie ligero.

Los sentimientos simplemente son lo que son. Déjelos manifestarse. Los sentimientos son autóctonos. No tiene por qué fingirlos. Positivismo enfermizo del orto.

Si hay algo para agradecer de este año, que sea muy claro y específico: Por el agua y los alimentos, por un hogar con techo y paredes, por la familia (aunque algunos se hayan ido. Aunque algunos no estén presentes). Por la salud. Suya y de sus seres queridos. Parece sencillo, pero este año mostró que más de uno perdió algo esencial (si no es que todo). Lo demás, que sobre.

La sensación global es la misma: esperar a que este año del orto llegue a su fin. Las esperanzas se concentran en el 21. Que ese sea el protagonista de un nuevo año.

.…y hasta aquí la columna…año de mierda.



Etiquetas:   Emociones   ·   Sentimientos   ·   Felicidad   ·   Coaching   ·   Tristeza

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22524 publicaciones
5325 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora