De López y su tren maya

“De un mentir que no desmaya . . .” 


. . .” 
 

Hace un año, exactamente,

que López engaña y miente,

la verdad oculta, calla,

en todo lo del Tren Maya.

 

Recuerdo bien lo que dijo

en su hablar no tan prolijo,

que, en lo de su construcción,

no cabría devastación.

 

“Que ni un árbol tiraría”,

¡falsedad, ya lo sabía!;

la selva ha quedado inerme

pues, este seis de diciembre.

 

SEMARNAT autorizó

algo que me horrorizó,

que, de suyo, mucho apura,

el talar dicha espesura.

 

En ochocientas hectáreas

de zonas diversas, varias,

de Palenque hasta Izamal,

terrible impacto ambiental.

 

De Chiapas, hasta Yucatán,

de la mano de satán,

por obra y gracia de Andrés

destrucción, en dos por tres.

 

¿Esto es su “transformación”?,

¿el dañar nuestra nación?,

¿mancillar ecosistema

por un tren?, ¡va mi condena!

 

La jungla piedad implora,

¿quién protegerá su flora,

la fauna de esas regiones,

de etnias sus desazones?

 

Pobre selva, va su tala,

en más embuste se instala

López, sigue en la mentira,

la nariz más se le estira.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 14 de diciembre del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales