Payaso

“Su desdicha no te asombre, . . . ¿por qué se pinta ese hombre?” 


. . . ¿por qué se pinta ese hombre?” 
 

Maquillaje paso a paso

transformándose en payaso,

ser humano, cara oculta,

en pos de la gracia culta.

 

¿Por qué se pinta la faz?,

¿por la existencia sin paz?,

¿hay que cubrir la tristeza?,

¿la risa inyecta entereza?

 

He visto al artista herido

de ese mal que es consabido,

que anda dentro, no por fuera,

¡la infelicidad . . . lacera!

 

¿Un clon quita la desgracia

con sus gestos y acrobacia?,

¿nos evita la agonía

con talento y alegría?

 

¡Qué se embadurne la cara!,

tinta, sangre, mascarada,

en el circo de la vida

que no habrá quien se lo impida.

 

Saltimbanqui de las penas

que quitas propias y ajenas,

arlequín, polichinela,

con tu actuación deja escuela.

 

Mimo, caricia, cariño,

que le das la paz a un niño,

se bufón de la ternura

con comicidad de altura.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda        

México, D. F., a 15 de enero del 2013                                                     

Dedicado al Sr. Felipe Reséndiz López, “Bolín”

Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales