La (otra) mafia del poder. Corrupción y desigualdad en Países Latinoamericanos

En América Latina se puede identificar como una región con países con una gran riqueza cultural y de tradiciones, sin embargo, gracias a la historia del pasado y los acontecimientos que van marcando a la sociedad se ha emprendido una constante lucha por salir de la ignorancia, con niveles de jerarquías muy divididos unos de otros, creando así una brecha que con el paso del tiempo se ha hecho más grande.


.
 La corrupción es uno de los problemas más grandes dentro de los diferentes países que conforman a la región, hemos de escuchar muchísimas veces el discurso de odio hacia los poderes políticos por su corrupción dentro del país, sin embargo nos son los únicos actores que fomentan esta practica. 

Erradicar la corrupción en Latino América no solo es un deber ético y representaría un gran ahorro a las finanzas públicas, sino que también puede ser uno de los caminos más efectivos para construir un país más igualitario. 

El Barómetro Global de la Corrupción 2019 muestra que en América Latina y el Caribe, 1 de cada 5 personas tuvo que pagar un soborno para acceder a algún trámite o servicio. Más de uno de cada cinco ciudadanos que accedieron a los servicios públicos, como atención médica y educación, habían pagado sobornos el año anterior. Uno de cada cinco ciudadanos experimentó extorsión sexual cuando accedieron a un servicio público, o bien, conocen a alguien que pasó por esta situación. Uno de cada cuatro ciudadanos recibió sobornos a cambio de votos en los últimos cinco años. El 53% de todos los ciudadanos de la región entrevistados considera que la corrupción aumentó en los últimos 12 meses. Solo el 16% de ellos opina que disminuyó. Más de la mitad de las personas entrevistadas sostiene que la mayoría o todos los políticos electos y sus funcionarios son corruptos y dan preferencia a los intereses privados sobre los públicos. 

Pero no olvidemos de donde deriva la corrupción, esta nace del poder, ya que este sirve como herramienta para o fin ultimo de la corrupción, lo importante es el contexto con el que se ha decidido involucrar el mismo, creando así una cadena. Según el filósofo Michel Foucault, el poder es, básicamente, una fuerza social que está presente y fluye en todo el cuerpo social sin unas direcciones determinadas, lo cual no es ejercido siempre desde el Estado o la clase dominante, sino que también puede provenir de instituciones organizadas fuera del Estado. Además, el poder no solo es meramente destructivo, también es creador, crea conocimientos y saberes en favor de los grupos sociales que los crean. 

La corrupción se concentra en los programas con capacidad de reducir la desigualdad. La corrupción es más común en los municipios más pobres. Hay mayor corrupción en gasto destinado al combate del riesgo social. Hay irregularidades abismales en los recursos federales transferidos a las entidades en las que no se ha podido comprobar el uso, esto en materia de salud y en materia educativa sucede lo mismo. Se entiende por riesgo social a la posibilidad de que una persona sufra un daño que tiene su origen en una causa social. Esto quiere decir que el riesgo social depende de las condiciones del entorno que rodea al individuo. 

Las condiciones económicas, la falta de acceso a la educación, los problemas familiares y la contaminación ambiental son apenas algunas de las circunstancias que pueden generar un riesgo social. Lo habitual es que el riesgo social se considere respecto a un grupo de personas. En un barrio con una elevada penetración de las drogas y con un alto índice de desocupación, los vecinos estarán en riesgo social.

Existen grandes posibilidades de que la combinación entre el narcotráfico, la adicción y la falta de empleo derive en un incremento de la inseguridad, con casos de robos, asesinatos, etc. 

El riesgo social, en otras palabras, supone la existencia de algo que podría derivar en que un conjunto de personas quede marginado de la sociedad. Urbanización acelerada dentro de países subdesarrollados, destinando así un proceso de marginalización de la población, donde se va generando una fragmentación de la población un nuevo segmento “masa marginal”, se da una división entre lo político y lo privado. Integración y conflicto dentro de la sociedad. Sin embargo, con un gran alcance de participación política y el poder de creación de movimientos sociales para este segmento. 

Si en una comunidad los niños no tienen acceso a las escuelas, dichos menores están en riesgo social: crecerán sin la formación necesaria para integrarse al mundo laboral y, por lo tanto, no tendrán la posibilidad de ganarse su sustento. Para evitar que la corrupción aumente son necesarias tres acciones:

 - Mejorar la implementación de los programas y partidas que atienden a los más pobres. 

- Vigilar más los recursos que se transfieren a los estados y municipios. 

- Tener reglas claras para administrar el gasto social. 

Demandar auditoria para que presente mejores acasos ante la fiscalía y mejorar la misma auditoría, no más instituciones sino hacer funcionar las que ya tenemos. Hay mucha corrupción que no vemos ya que existe la corrupción experimentada y se llega a creer que es menor, hay quien dice también que las personas Es un delito de dos vías y los dos son victimarios y victimarias, porque las dos personas son parte de ese acto. 

Es necesario volvernos más políticos como ciudadanos, en el sentido de acércanos y preguntarnos por que no sirve el Estado han preferido privatizarse y desentenderse del Estado lo que está mal. En conjunto es necesario conocer todos lo programas de ayuda que se generan y el como emplean sus ingresos para “un mejoramiento”. 

Finalmente, es importante tener en cuenta que el sistema en el cual seguimos viviendo, ya que todavía se replican este tipo de estructuras en base a este ciclo, seguimos viviendo en una etapa de globalización y las tendencias hacia la economía siguen siendo las mimas, por lo que nada ha cambiado en cuanto al panorama mundial de este sistema.






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales