De López y de su "visita" a Tabasco

“Ante la desgracia . . . un fiasco.” 


. . . un fiasco.” 
 

López, necesita, urgente,

un asesor muy consciente,

un humanista sensible

ante desgracia terrible.

 

Por la que Tabasco pasa,

huracanes, lluvia abraza

al maravilloso edén,

que ha quedado sin sostén.

 

Bajo aguas está sumido,

todo su encanto perdido

por el líquido echo presa,

sea del cielo, de la presa.

 

Entre otros muchos entuertos,

en la cuenta, van seis muertos,

cerca de doscientos mil

damnificados, caos vil.

 

Él, no quería visitarlo,

trató siempre de evitarlo,

ya olvidó que ahí nació,

que en esa región creció.

 

Después de un mes de evadirlo,

de esquivarlo, de rehuirlo,

al fin viajó a tal terruño,

mas mostró el cobre, su cuño.

 

Al preguntas responder,

“tengo otras cosas que hacer”,

puso de excusa y pretexto,

de modo muy incorrecto.

 

Pues solo hizo un sobre vuelo,

jamás piso el triste suelo,

lodos, terreno anegado,

a paisanos ha negado.

 

La dicha de su presencia,

de su fortaleza, esencia

de un sentimiento de apoyo

que los libre del embrollo.

 

Porque todo ha sido un fiasco,

en tal paseo por Tabasco

no mojó ni sus zapatos,

¡ay, momentos tan ingratos!

 

López no hizo recorridos

por los sitios más sufridos,

la inundación de Tabasco

al peje le dio mucho asco.

 

Actitud malvada, insana,

no pasó por Macuspana,

cuna donde vio la luz,

cargará siempre la cruz.

 

De agobios de lugareños,

de penas de tabasqueños,

pero más por el desaire

que les hizo desde el aire.

 

El infame “presidente”

que no cuida ni a su gente,

así, por encima del agua,

la traición siempre se fragua.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 11 de noviembre del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales