Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Quintana Roo   ·   Elecciones Municipales   ·   Poesía   ·   Donald Trump   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Automóviles   ·   Cultura



La pandemia tiene en la lona a Donald Trump antes de las elecciones


Inicio > Política Internacional
22/10/2020


100 Visitas



Con una postura polémica y negacionista sobre la COVID-19, minimizando incluso sus síntomas o consecuencias a pesar de haber padecido esta enfermad y manteniendo un discurso supremacista al asegurar que es “inmune” al coronavirus, Donald Trump está a punto de perder la reelección presidencial en los Estados Unidos.


Hizo de su regreso del Centro Médico Walter Reed, después de estar internado por 3 días a causa de la COVID-19, todo un teatro triunfalista y manteniendo su postura radical señaló a los estadounidenses que “no le tengan miedo” a esta enfermedad, que “no dejen que domine sus vidas”, mientras que los Estados Unidos tiene más de 8,2 millones de contagios y superan las 220 mil muertes.

Pareciera que asustado por el camino que ha llevado su campaña y sobre todo por lo lejos que se encuentra en las encuestas de Joe Biden (entre 9 y 12 puntos), Trump coloca su discurso al extremo al señalar que los medios y los científicos deberían de dejar de hablar de la COVID-19 y llamó “idiota” a Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del país con quien tiene una muy mala relación.

Todo hacía suponer que luego de enfermar, Trump iba a tener una visión diferente de la pandemia, cambiaría su postura hacia una más empática con las víctimas para asumir el rol de un líder estratégico más reflexivo y autocrítico, pero sorprendentemente ha fortalecido su idea negacionista de la enfermedad y se ha aislado en sus discursos extremistas.

A esto hay que sumarle que la gestión de la pandemia desde su Gobierno ha sido inestable, sin una línea fija y actuando bajo las premisa de aprovechar la crisis para golpear a los estados gobernados por demócratas, con lo que Trump y su administración han creado en muchas regiones de los Estados Unidos un ambiente de tensión social extrema, augurando incluso conflictos violentos poselectorales.

Esto ha sido generado también por la posición que asumió el presidente en los asesinatos de afroamericanos por policías blancos; las protestas en contra del racismo en varias ciudades importantes y por su coqueteo intenso con los grupos supremacistas radicales, para lo cual su estrategia de campaña ha sido bloquear estas realidades bajo el argumento de que actúa siempre bajo el lema: “ley y orden”.

Es decir, ha propagado una chispa de enojo entre los grupos sociales históricamente relegados y ha prendido el fuego en los entornos extremistas de ultra derecha como Proud Boys o QAnon,  que se sienten respaldados por los mensajes confusos que manda Trump, ya que esto les ha dado pie a justificar la violencia -según ellos- leyendo en las entre líneas al mandatario.

Un ejemplo de esto es lo que reveló la organización Florida Watch, quien denunció una amenaza directa en contra de una estudiante de la Universidad de Florida (UF), donde a través de emails el grupo neofascista y supremacista Proud Boys, ha hecho llegar mensajes intimidatorios para que vote por Trump.

Pero de acuerdo a la oficina del Supervisor de Elecciones del Condado de Alachua, tienen "conocimiento de múltiples instancias de intimidación a votantes vía correo electrónico" e incluso esto ya lo investiga el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Al parecer, Trump está cada vez más aislado y desesperado ante la terrible idea de “perder frente el peor candidato de la historia de los Estados Unidos”, tal como ha denominado a Biden, pero lo peor para él es que muchos de la base republicana también lo han abandonado e incluso, promueven el voto a favor del demócrata, algo totalmente inesperado.

Continuaremos viendo al Trump bravucón hasta el día de las elecciones, con discursos cada vez más extremos rayando en la intolerancia y los abusos verbales, pero parece que esto ya no será suficiente para ganar la reelección; sin embargo, paradójicamente su derrota –si es que se concreta- es consecuencia de sus propios errores y no por lo que Biden haya hecho. 



Etiquetas:   Elecciones   ·   Estados Unidos   ·   Elecciones Presidenciales   ·   Donald Trump   ·   Coronavirus   ·   Pandemia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21501 publicaciones
5227 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora