De López, el indignado

“Por Madero, . . . su adorado.”


. . . su adorado.”
 

 

López, necesita, urgente,

un asesor, diligente,

un curandero del alma,

que lo haga pensar con calma.

 

Que, lo enseñe a bien tratar,

honrar, apreciar, respetar,

a víctimas del delito,

lo que sucede, aquí, cito:

 

Varios grupos activistas,

colectivos feministas,

por varias motivaciones,

tomaron instalaciones.

 

De manera informal,

de la Comisión Nacional

de los Derechos Humanos,

que, más bien son inhumanos.

 

Ya que sienten que, en la misma,

no los protegen del cisma

que crímenes les provocan,

injusticia, al punto, invocan.

 

En la toma susodicha,

ha imperado la desdicha,

se han causado daños diarios,

a inmueble y a cuadros varios.

 

Entre ellos, al de Madero,

ídolo, imperecedero,

de Andrés que, sin duda alguna,

no entiende causa ninguna.

 

Al contrario, consternado,

mucho enojo ha demostrado,

porque tal lienzo han rayado

y de cabeza han volteado.

 

Dijo, sin cerrar el pico,

que tal asunto es político,

sin excepción, pues, a todas,

las llamo conservadoras.

 

Acusó, en fin, a los medios

de comunicación, de no serios,

salió con el cuento eterno,

que se afecta su gobierno.

 

Mas, no expresó indignación,

ni se tentó el corazón,

por víctimas del delito,

ahí, no se mostró contrito.

 

No reflejó pena, ni una,

por muerta, violada, alguna,

ni por niñas, ni mujeres,

secuestradas, ¡pobres seres!

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 08 de septiembre del 2020

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales