Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Guayaquil   ·   Ecuador   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Colonialismo   ·   Crisis Social   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Crisis Económica   ·   Literatura Latino Americana   ·   Pandemia



Ciencia, inteligencia artificial (IA) y sociedad: ¿La IA superará al humano, y lo llegará a controlar? PARTE III


Inicio > Informática
28/08/2020


315 Visitas



...Viene de la Parte II, y aquí finaliza.


Según el físico, en este sentido, y experto en computación cuántica José I. Latorre actualmente ya se debería estar creando las normas que regirían la conducta de la IA y, asimismo, las formas en que la IA se podría relacionar con los humanos [26].

Mientras que otros grupos de interés sugerirían que la IA tenga derechos [27]. ¿Qué clases de derechos? ¿Derechos como los humanos? o ¿Derechos como los del agua y el ambiente? Y derechos para qué: ¿Para poder votar en elecciones presidenciales? Pero, ¿La IA igualmente tendría obligaciones?      

Luciano Floridi, por su parte, experto en Ética e IA, hace un llamado de atención respecto a que hay que trabajar en asuntos éticos relativos a cuestiones particulares, como que la IA iría cada vez más interfiriendo de un modo importante en la autonomía humana. Este experto, además, da un ejemplo. Nacidos en la actualidad quienes tendrán que lidiar durante décadas con una IA que, de un modo silencioso y constante, les iría diciendo a ellos que hacer en el transcurso de sus respectivas vidas [28]. Entonces, por ejemplo, ¿Algunos humanos de las nuevas generaciones podrían correr con la suerte de volverse estúpidos, tontos o torpes?     

El desarrollo de la IA, en este sentido, se tendría que enfrentar a ciertos dilemas de distinta índole en una supuesta vida cotidiana entre los humanos. Por ejemplo, supóngase que una IA tiene un pan y dos niños pidiéndole ese pan porque tienen hambre. La IA, entonces, los observaría, receptaría toda la información que pudiera de esos niños. El uno es flaquito, y el otro gordito. Este es pobre, y el otro rico. Asimismo, calcularía sus pesos, niveles de hidratación y analizaría sus voces, entre otros posibles procesos, a fin de extraer otros datos de esos pequeños. Luego, con todos esos datos e información, por medio de las probabilidades, determinaría qué hacer. Así, tomaría una decisión salomónica, como dirían los humanos, y le daría a cada niño el 50,0% de su pan.

Posiblemente, algunas personas podrían tomar, en una situación análoga, la misma decisión que esa IA. Pero, no sería tan fácil como eso. Puesto que si a los programadores de la IA en cuestión se les hubiera filtrado en su codificación ciertos perjuicios que poseen los humanos la decisión de aquella IA podría haber sido otra. Por ejemplo, la IA le podría haber dado el 100,0% del pan al niño gordito.

Una decisión, así, que habría parecido fácil de tomar respecto al dilema del pan y los dos niños arriba narrado, no lo sería al fin y al cabo, pues serían varios los factores a tenerse en cuenta en la programación de una IA, por ejemplo. Ahora, imagínese afable lector si una IA tuviera que encarar una disyuntiva en la que tiene que resolver quien vive o muere. Sí, efectivamente, algo parecido a una de las escenas que se presentaron en la película ¡Yo, Robot! (I, Robot).

Si para los humanos, en ese sentido, tomar una resolución así no sería cómoda, pues actualmente solo habría que recordar acerca de algunas decisiones que habrían tomado, o seguirían tomando, ciertos médicos en el mundo respecto a quien vive o muere por causa de la COVID-19. Menos aún lo sería para una máquina IA, claro está, bajo condiciones en las que la IA trataría de igualarse a la forma de pensar y actuar de un humano.

Parecería, en consecuencia, que todo estaría por hacerse en relación a la Ética y la IA. Pero, al parecer, ya se habría dado el primer paso con las tres reglas anteriormente citadas.

Asimismo, sería interesante pensar en la dimensión social de los humanos y la IA, como ya se dijo previamente. Varias, así, podrían ser las cuestiones, en las que se podrían reflexionar, relativas a esa relación.

La sociabilización [29], así, podría ser uno de esos temas. En otras palabras, el por qué los humanos tienen la necesidad de buscar la interacción social y, asimismo, de qué formas se realizan dicha interacción.

La sociabilidad humana, en ese sentido, podría estar siendo desplazada, al menos en cierta medida, por una híbrida [30], es decir, una sociabilidad en la que participarían tanto humanos como máquinas IA.  Entonces, ¿qué sucedería con los efectos relativos a las asociaciones humanas?

La sociabilidad, así, beneficiaría a los humanos de distintos modos. Por ejemplo, humanos juntos realizando cosas que por sí solos no lo pueden hacer. También está la procreación como el aprendizaje que se da en procesos de sociabilización. O ciertas clases de amor que solamente se pueden sentir y experimentar entre humanos. De esta última cuestión, por cierto, podría nacer la siguiente pregunta: ¿Por cuánto tiempo los humanos en general podrían estar sin interactuar con sus semejantes? Sí, en efecto, algo parecido a lo que tuvo que experimentar uno de los personajes protagonistas en la cinta cinematográfica ¡Pasajeros! (Passengers).

Sería interesante, en este sentido, pensar alrededor de algunas inquietudes, como ¿De qué manera sería una sociabilización híbrida, si cabe el término? ¿Las máquinas IA podrían construir con humanos procesos de sociabilización? ¿Dónde quedaría el rol que juegan las emociones en los procesos de la sociabilización híbrida? Pero sobre todo, ¿Tanto los humanos como las máquinas IA estarían interesados en interactuar con los otros, al menos, de las formas en que se pueden efectuar?

Ultimadamente, todo lo que se ha dicho en el presente escrito seguramente favorecerá a que usted paciente lector genere sus propias respuestas y/o conclusiones relativas a las distintas cuestiones aquí propuestas.

[26]José Ignacio Latorre, participante del XIV Seminario Internacional de Lengua y Periodismo «Español y máquinas: lenguaje, ética y periodismo», organizado por la Fundéu BBVA y la Fundación San Millán de la Cogolla. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=ied3BqoeTFY



[27]Sherpa Admin (s. f.). The Rights of Robots. Disponible en: https://www.project-sherpa.eu/the-rights-of-robots/



[28]Astone, Filippo (2020). Etica e intelligenza artificiale: il matrimonio che crea valore economico. Industria Italiana. Disponible en: https://www.industriaitaliana.it/luciano-floridi-intelligenza-artificiale-etica-infosfera/



[29]Vega, Daniel (2015). Análisis del concepto de sociabilidad en las Ciencias Sociales. Revista ABRA, 35, 51: 1-13.



[30]Para más información, remítase a Espinosa, Rubén et al. (2018). Chatbots in social networks for the timely support of university students with attention-deficit/hyperactivity disorder symptoms. Revista Iberoamericana de Tecnología en Educación y Educación en Tecnología, 22: 52-62; y a Breazeal, Cynthia (2006). Sociable robots. 日本ロボット学会誌, 24, 5: 591-593.



Etiquetas:   Psicología   ·   Sociología   ·   Filosofía   ·   Física   ·   Internet   ·   Inteligencia Artificial   ·   Tecnocracia   ·   Nuevas Tecnologías   ·   Pandemia   ·   Cuarentena

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21090 publicaciones
5182 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora