Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Donald Trump   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Sociedad   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Reseña



Tips para hacer negocios efectivos en tiempos de pandemia: ¿Es suficiente aprender a realizar ventas online? Parte III


Inicio > Economía
18/08/2020


406 Visitas



Continuamos: Entonces, calculemos el PE para el caso de los bolígrafos. Para esto, vamos a utilizar la siguiente fórmula: PE (en unidades) = Costos fijos totales / (PVP - Costo variable unitario), o sea, PE = US$ 2,000.00 / (US$ 3.30 -  US$ 1.00). El PE que nos compete, así, una vez que resolvemos esas operaciones aritméticas, es, de una manera redondeada, 870 unidades. Y si queremos saber el PE en dólares, lo que hay que hacer es multiplicar dichas unidades por el PVP unitario (US$ 3.30), cuyo resultado es US$ 2,871.00.


En este sentido, si solo hemos llegado a vender 870 de los 1.000 bolígrafos que hemos planificado vender en el mes, esto significa que las ganancias (US$ 2,871.00) que hemos logrado por la venta de esos 870 bolígrafos es para, por ejemplo, comprar bolígrafos para comercializarlos en el siguiente mes o para pagar el sueldo de nuestra secretaria. En otras palabras, tales ganancias nos permiten cubrir exclusivamente los costos totales (costos variables totales + costos fijos totales). Por tanto, esas ganancias no las deberíamos destinar para realizar gastos o inversiones en otras cosas, como en la adquisición de una bicicleta para uso personal.

Vale decir, asimismo, que si las unidades vendidas son menores a 870 bolígrafos, el negocio incurrirá en pérdidas. Puesto que el negocio no contará con la cantidad de dinero que requiere al menos para cubrir los costos totales fijos y variables a fin de seguir operando en el siguiente mes.     

Pero, las ganancias que vayamos obteniendo a partir de la siguiente unidad vendida, esto es, a partir de la unidad vendida número 265, sí las podemos destinar para gastos personales, por ejemplo, pues aquellas ganancias son nuestra utilidad. Por cierto, en la siguiente dirección se puede calcular el PE (en unidades) en línea: https://destinonegocio.com/ec/calculadora-punto-de-equilibrio-pymes/

Tip #6. Dato e información. La información y los datos nos pueden proporcionar pistas o indicios que pueden apoyar de un modo importante al desarrollo de negocios efectivos. Así, dato puede ser entendido como una proposición que describe una parte de un hecho [8]. Por ejemplo, los siguientes son datos: ‘a Juan le gusta el helado de chocolate’, ‘a María de Mango’, ‘a Pedro’ y ‘a Martha’ de Chocolate, y ‘a Susana de Naranja’. Estos, por cierto, son estudiantes de la Escuela Amistad.

Mientras que información puede ser definida como una proposición que surge del ordenamiento y de asignarle sentido a un conjunto de datos, que en ciertas circunstancias estos son recolectados o extraídos con un propósito previamente determinado [9]. Por ejemplo, una información es ‘a los estudiantes de la Escuela Amistad en general les gusta los helados de chocolate’.

Veamos ahora, así, de qué forma concreta nos pueden ayudar los datos y la información en el desarrollo de negocios efectivos. Pero antes, es importante indicar que para obtener las bondades de esas dos cuestiones deberíamos, en la medida de nuestras posibilidades, llevar registros, por ejemplo, de las ventas que hacemos y, asimismo, de datos relativos a dichas ventas, como de los de nuestros clientes.

Bien, un nuevo negocio ha realizado varias ventas de su producto ‘X’ en su primer mes de operaciones. Previamente, el negocio realizó una campaña publicitaria. Luego, su gerente propietario elaboró un reporte de ventas. Este le permitió a él, por ejemplo, saber ‘la cantidad total de productos que vendió en el mes en cuestión’ (información).

Tal gerente, asimismo, es un tipo perspicaz y le gusta planificar su negocio. Debido a esto no solamente registró las ventas en unidades y en dólares, sino también adjunto ciertos datos de sus clientes a dicho registro. Ahora, él puede indagar otras cuestiones, que podrían pasar desapercibido a los ojos de otros individuos, a fin de tomar mejores decisiones para su negocio.

Él, entonces, busca ‘los nombres de cada uno de los clientes’ (datos) que hicieron compras en el primer mes de actividades de su negocio. Esos datos a su vez entrañan algunas posibles conclusiones que se podrán develar de una manera clara en la información que se genere a partir de ellos.

Una de las informaciones, así, que se puede desprender de los datos arriba expuestos es la que tiene que ver con que ‘el 40,0% de los clientes está conformado por familiares del dueño del negocio’. El gerente propietario, por tanto, con esta información y esos datos podría llegar a la siguiente conclusión: es posible que mis familiares que realizaron adquisiciones en mi negocio en este primer mes de operaciones, o al menos una proporción relevante de ellos, ya no me vuelvan a comprar nunca más.

Puesto que él se dice a sí mismo que dichos familiares podrían haberle comprado su producto en el mes en cuestión solamente por darle un apoyo al inicio de su nuevo emprendimiento, pero ya no lo volverán a realizar otra vez.

Esta idea, en el contexto de los negocios, no es descabellada, pues hay que recordar que las personas, como ya se dijo previamente, compran significados y actitudes. Y uno de esos significados muy bien puede ser, o al menos para algunas personas, comprar un producto por apoyar en el inicio del emprendimiento de alguien, como un familiar o un amigo, pero que dicha situación ya no se volverá a repetir más. ¿Le parece familiar este caso?

El gerente propietario, así, con base en la conclusión a la que él arribó podría llegar a formular la siguiente cuestión: ¿Qué medidas debería tomar para que mi negocio continúe siendo eficaz y rentable?   

En suma, los consejos que se han propuesto en el presente escrito, bajo determinadas características, contribuirán, en cierta medida, en la realización de negocios eficaces. Sin embargo, no hay que descuidarse de otros elementos, como quiénes son nuestros proveedores, que igualmente favorecerán a dicha ejecución. En este sentido, ayúdese a sí mismo, poniendo en práctica los tips en cuestión, a fin de que pueda lograr el desarrollo de emprendimientos o negocios efectivos que, a su vez, le permitan obtener la cantidad de recursos que requiere para su sustento y el de su familia.





[8] Bunge, Mario (1999). Buscar la filosofía en las Ciencias Sociales. México: Siglo Veintiuno Editores.

[9] Liu, Hong (2014). Philosophical reflections on data. Procedia Computer Science, 30, 60-65.           



Etiquetas:   Educación   ·   Desempleo   ·   Internet   ·   Negocios   ·   Coronavirus

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21516 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora