Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Crisis Económica   ·   Coronavirus   ·   Crisis Social   ·   Música   ·   Colombia



¿que ha pasado con la salud?


Inicio > Mis composiciones
02/08/2020

244 Visitas



En mis 31 años de vida he vivido y visto muchas cosas, quizás no han sido experiencias como las que muchas personas han tenido que padecer, circunstancias realmente duras y desgarradoras, pero han sido situaciones que me han ayudado a moldear el carácter y a darle gracias a Dios porque he tenido la fortuna de contar con una familia unida, fuerte y con muchos valores, un padre, una madre, unos abuelos y tíos, que han sembrado su enseñanzas en mi vida.


Pero no todo ha sido fácil y sencillo, siendo muy niño teniendo alrededor de 4 años de edad, fui diagnosticado con ataques epilépticos, por una abertura de los parietales que se alojan en el cráneo, esto producía en su momento convulsiones de ausencia con algún grado de movimiento corporal, perdida de la memoria, pérdida del control de mis necesidades fisiológicas, y obviamente venía acompañado de la tristeza e impotencia de mis seres queridos al no poder hacer nada para controlar esto que involuntariamente sucedía en mi organismo.

Al detectar las primeras manifestaciones de estos síntomas, mis padres me llevaron al instituto de seguro social (ISS), el cual era la entidad del estado encargada de brindar seguridad social o prestar los servicios de salud a los trabajadores formales en Colombia, ósea básicamente lo que hoy intentan hacer las EPS, en esta entidad se me fue diagnosticado con celeridad lo anteriormente mencionado, ya teniendo un diagnostico comenzamos el tratamiento y los estudios para hacer seguimiento a la enfermedad, tratamiento de tres pastillas diarias por más 8 años… 8 años donde mi infancia se vio coartada por las limitaciones que conllevaba el tratamiento, no correr, no saltar, no golpes en la cabeza, no poder jugar video juegos, cosas muy difíciles para un niño de esa edad,  claro esto sumado a las interminables tabletas de pastillas consumidas durante estos años.

Claro esto está y es muy importante reconocer que el ISS siempre cumplió con las citas y entrega de medicamentos, jamás tuvimos que interponer una sola tutela ni derecho de petición para que se prestara ningún servicio, y les puedo asegurar con rotunda firmeza que en ni una sola ocasión se vulneraron mis derechos en salud durante estos años.

Lo que me lleva a pensar, ¿qué ha pasado con la salud?, yo les puedo contestar esta pregunta. A la salud de Colombia le falta corazón y humanismo, la salud en Colombia para nadie es un secreto que desde el momento en que se privatizó, dejo de ser asequible y se convirtió en un lucrativo negocio manejado por unos pocos millonarios, los cuales bajo cualquier leguleyada jurídica buscan no cumplir con la prestación oportuna de sus servicios.

A partir de la promulgación de leyes que entregaron este negocio a los privados y se quitó al estado la responsabilidad de prestar los servicios de salud, en mi opinión realizando algo inconveniente a toda luz, ya que en la constitución reza de la siguiente manera “la salud es un derecho colectivo, público y social de raigambre constitucional, la atención en salud debe ser universal”, teniendo en cuenta lo anterior y comparando lo ocurrido en nuestra realidad, podemos ver y reafirmar que los privados que hoy manejan el sistema de salud están vulnerando este derecho constitucional y universal.

El día a día nos muestra la negligencia de los prestadores de servicio que  en muchos casos lleva a la muerte de los usuarios de estas empresas, ante la mirada indiferente de los entes de control y sobre todo del gobierno que acolita indirectamente estos actos de barbarie en contra del pueblo colombiano, estos bien llamados paseos de la muerte de los cuales han sido víctimas cientos o miles de personas, claro está que esto se deriva de la falta de controles eficientes y severos contra los prestadores de servicios de salud, teniendo en cuenta que su principal preocupación es enriquecerse con los recursos que paga el estado por cada colombiano, mas no la buena prestación de servicio.

Como es posible que nos toque esperar horas para una atención de “urgencias”, como es posible que los familiares de los enfermos les toque quedarse en las afueras porque los hospitales públicos y privados, no cuentan con salas de esperas para los acompañantes y estos les toca permanecer en la calle como un indigente , como si la salud fuese un regalo… NO señores no es un regalo, esta salud se paga con los aportes que hacen las empresas y los trabajadores, y en el caso de los subsidiados se pagan con los impuestos que todos pagamos fruto del trabajo honesto.

Esta pandemia que estamos padeciendo, nos está mostrando la realidad, que el sistema de salud colombiano NO presta un buen servicio, esta pandemia desnudó las fragilidades que ya sabíamos que existían pero que aguantábamos porque como se dice en el lenguaje popular “NO HABÍA PARA MÁS”, ésta pandemia nos muestra que la vida debe estar por encima del dinero.

 Ya para terminar quiero dejarle una reflexión, ¿cree usted que el sistema de salud debe ser asumido nuevamente 100% por el estado en lo que a la prestación de servicios se refiere?



Etiquetas:   Salud   ·   Colombia

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20666 publicaciones
5136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora