Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Pandemia   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Sociedad   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela   ·   Poesía



Cuando descubran la vacuna contra el coronavirus, los españoles no la tendremos


Inicio > Política Nacional
16/06/2020


207 Visitas



Cuando todo esto comenzó, hace apenas unos meses, aunque parezca que hayamos convivido con el coronavirus hace años, parecía que la epidemia estaba muy lejos de nosotros y que por lo tanto podíamos vivir tranquilos, no lo decía un tuercebotas, nos lo dijo un sabio, al menos eso decían que era, un epidemiólogo que sabía más que nadie y que se encargaba de tranquilizarnos a través de la mentira.


Cuando se demostró por la vía de los hechos que la epidemia se había hecho presente en nuestro país y comenzó el terrible rosario de infectados y muertos, fue cuando la gente con sentido común se dio cuenta que Fernando Simón no sabía gran cosa sobre el asunto o si lo sabía, nos había engañado como a chinos.

El Gobierno, absolutamente desbordado, sin capacidad para tomar decisiones afirmaba que lo que aquí sucedía era lo normal porque nadie podía adivinar lo que iba a suceder, no es por discutir, pero otros países, también por la vía de los hechos nos han demostrado que lo que afirmaba Pedro Sánchez era una mentira como la copa de un pino, otros países sí supieron que hacer y protegieron a sus ciudadanos. Mientras nosotros con los consejos del sabio y las explicaciones del gobierno conseguimos ser el país con la tasa mayor de fallecidos por millón de habitantes, así que me parece que ante los hechos no hay gran cosa que discutir.

La epidemia nos ha dado una tregua, el número de infectados y fallecidos ha ido disminuyendo y el gobierno presume de llevarnos a una “nueva normalidad”, signifique eso lo que signifique. Y es cierto que hemos reducido al máximo los contagios, pero el virus permanece ahí. Todos los días se habla de la posibilidad de que en otoño se produzca un repunte muy importante y eso nos sucede porque la sociedad española no ha conseguido adquirir la inmunidad de grupo. Se denomina así a la protección conseguida por un determinado grupo humano ante una epidemia, debido a la existencia de un elevado número de individuos que han conseguido ser inmunes a la infección.

Para que ese fenómeno se produjera de forma natural en nuestra sociedad, dicen los que dicen saber de estas cosas, que deberíamos esperar unos ocho años, a lo largo de los cuales nos iríamos infectando la mayoría de los ciudadanos de este país y adquiriendo, los que sobrevivieran, la inmunidad. Pero también se puede adquirir esa inmunidad de grupo convirtiendo a los ciudadanos en inmunes a través de las vacunas. Por eso es tan importante el descubrimiento de la vacuna contra el Covid-19, sólo a través del proceso de vacunación masiva lograríamos esa protección general.

Tiene una importancia tan grande lo de la vacuna que Pedro Sánchez, se ha visto obligado a hablar del tema, antes de que la oposición le metiera un dedo en el ojo con el dichoso asunto. Así que el pasado domingo Sánchez les ha colocado una milonga descomunal sobre la vacuna a los Presidentes de las CC.AA. Dice nuestro falaz presidente que: Los europeos accederán a la vacuna con "transparencia y equidad". Supongo que a ustedes les pasará lo mismo que me sucede a mí cuando escucho a hablar al narciso socialista de transparencia y de equidad. Son conceptos absolutamente incompatibles con su manera de ser y gobernar, cuando el presidente más opaco y parcial que hemos tenido en toda la democracia empieza a largar sobre la transparencia y la equidad, todos sabemos que nos está mintiendo a boca llena.

Como le encanta hablar, se vino arriba y añadió que España está colaborando para lograr la vacuna y sigue "de cerca" todos los datos que se están produciendo en los distintos ensayos. En Europa, Francia, Alemania, Italia y Holanda suscribieron un contrato para el suministro de 300 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 que está desarrollando la farmacéutica Astra-Zeneca. No sé qué entenderá por seguir de cerca Pedro Sánchez, pero desde luego no es lo mismo que entendemos la mayoría de la gente normal, porque lo que no les dijo a los presidentes autonómicos, es que en ese proyecto estuvo en el primer momento incluida España y nos excluyeron porque nuestro país no tiene capacidad para producir antígenos para humanos.

¿Y por qué no tenemos un laboratorio capaz de crear antígenos (vacunas)? pues porque José Luis Rodríguez Zapatero, al que supongo  no habrán olvidado, no le debió parecer de interés cuando la farmacéutica Rovi tenía el proyecto de construir en Granada una fábrica de vacunas de la gripe para humanos, en la que la multinacional suiza Novartis ponía la tecnología necesaria, pero supongo que entretenido con los brotes verdes y aquel demencial Plan E en el que derrochó el dinero a manos llenas, consideraría que una fábrica de vacunas no daba votos y las chorradas del Plan E sí y así de socialista a socialista y tiro porque me toca, nos vemos fuera de ese plan europeo que apuesta por buscar la vacuna que nos permita vivir con normalidad, pero con normalidad de la buena, esa de la que siempre hemos querido disfrutar.

Cuando Pedro Sánchez habla de transparencia y equidad lo que está queriendo decir es que espera que la Comunidad Europea no nos niegue las vacunas, pero si explicara las cosas como son, en lugar de contarlas como le gustarían que fueran, todos sabríamos que a la hora de la verdad, cuando exista una vacuna, sea europea, americana, china o de Calasparra, nosotros como de costumbre estaremos los últimos de la cola, porque los países que se preocupan por tener  vacunas a su disposición, están haciendo reservas y pagando a tocateja los anticipos que exigen los laboratorios que están llevando a cabo las investigaciones y aquí aparte de que nos hayan echado del pool europeo como agua sucia, nadie ha explicado qué están haciendo para garantizarnos las vacunas y no lo han explicado por una razón muy sencilla, no hay nada que explicar porque nada se ha hecho.

Así que cuando llegue el momento, prepárense para revivir los vergonzosos sucesos de las mascarillas inútiles, los respiradores para ambulancias en lugar de para las UCIS o los test que no funcionaban. Y ya saldrá alguien a explicarnos que el mercado internacional está muy difícil y que hay que tener paciencia.

Y todavía hay gente que defiende a este gobierno de impresentables, supongo que será por eso por lo que la inmunidad de grupo también es conocida como inmunidad de rebaño.

 



Etiquetas:   Gobierno   ·   Europa   ·   España   ·   Epidemia   ·   Vacunas   ·   Pedro Sánchez

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21549 publicaciones
5233 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora