Lo bueno y lo malo de tener un auto

El auto es uno de los principales medios de transporte que existen en la sociedad moderna. Prueba de ello es la imagen urbana de prácticamente cualquier ciudad del mundo, en la cual se observarán innumerables automóviles recorriendo las calles de un lugar a otro, tanto de uso individual como de una gran diversidad de servicios necesarios en las grandes urbes. Sin embargo, es importante resaltar que hay diferentes factores tanto positivos como negativos de que una persona decida adquirir y utilizar un automóvil para sus tareas diarias. Es por esto que, con ayuda de Jorge Carlos Fernández Francés, consultor en temas automotrices, analizaremos en este artículo lo bueno y lo malo de tener un auto propio.

 

. Prueba de ello es la imagen urbana de prácticamente cualquier ciudad del mundo, en la cual se observarán innumerables automóviles recorriendo las calles de un lugar a otro, tanto de uso individual como de una gran diversidad de servicios necesarios en las grandes urbes. Sin embargo, es importante resaltar que hay diferentes factores tanto positivos como negativos de que una persona decida adquirir y utilizar un automóvil para sus tareas diarias. Es por esto que, con ayuda de Jorge Carlos Fernández Francés, consultor en temas automotrices, analizaremos en este artículo lo bueno y lo malo de tener un auto propio.
Comenzando con las ventajas, al contar con un automóvil para uso personal tenemos una mayor cantidad de libertad para elegir a dónde transportarnos, en qué momento y a través de qué ruta. Así mismo, podemos considerar que existe un ahorro importante de tiempo al no depender de los horarios de transporte público o de servicios de terceros para comenzar con nuestros traslados. Así mismo, transportarnos en un auto personal nos permite mantener la privacidad y comodidad a la hora de nuestros trayectos, independientemente de si se trata de una distancia corta o de un viaje largo.

Además, la libertad de viajar a otras ciudades, o incluso estados o países (dependiendo del lugar en el que nos encontremos), sin depender de los horarios fijos que puedan ofrecernos los autobuses o las aerolíneas es una ventaja que siempre se agradece, principalmente cuando no podemos prever todas las necesidades personales o laborales. De igual manera, tenemos la posibilidad de llevar a varias personas, o una cantidad considerable de carga, a cualquiera que sea nuestro destino, pudiendo así ofrecer ayuda a nuestros amigos, compañeros o familia en una enorme cantidad de situaciones.

Por otro lado, las desventajas de tener un automóvil se han impuesto en los últimos años gracias a las alternativas que el mercado ha comenzado a ofrecer a las personas, además del impacto ambiental que los autos, como conjunto, pueden provocar. Uno de los lados negativos más notorios es el costo inicial, de combustible y de mantenimiento del vehículo, así como las regulaciones gubernamentales y otros costos adicionales como el seguro automotriz. Todo esto constituye un desembolso económico que no todas las personas pueden costear, lo cual los lleva a aprovechar alternativas como el transporte público o vehículos alternativos como la bicicleta.

Finalmente, se debe considerar otro de los puntos malos de tener un auto, el cual es lidiar y contribuir a la formación del tráfico en las grandes ciudades, aunado a la contaminación que puede generar si no se mantiene el vehículo en óptimas condiciones. Es por todo esto que muchas personas han comenzado a aprovechar las nuevas iniciativas de transporte privado que han aparecido en el mercado, muchas de las cuales ofrecen traslados rápidos, económicos y personalizados a través de aplicaciones para el celular, para así suplir sus necesidades de transporte con varias de las ventajas que ofrece el automóvil propio al mismo tiempo que omiten algunas de sus desventajas.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales