Autofertilizantes sustituyen fertilizantes químicos



La ingeniería genética podría permitir prescindir del uso de fertilizantes añadidos en cultivos que son esenciales para la dieta humana.

 


Cada revolución tecnológica trae sus propias soluciones, pero también genera su propio conjunto de nuevos problemas. Antes de la invención de los aviones, no había accidentes aéreos. Por supuesto, también se necesitaban varios meses para navegar a través del océano Atlántico. Del mismo modo, el desarrollo de fertilizantes químicos, principalmente nitrógeno, salvó a millones de humanos del hambre en lo que se llamó la "revolución verde". Sin embargo, el lado oscuro de estos químicos son efectos como la eutrofización. Este proceso significa que la proliferación de microalgas, impulsada por un exceso de nutrientes, consume todo el oxígeno disponible en una masa de agua, lo que hace que la vida sea insostenible. 

La fabricación de fertilizantes químicos también es un proceso extremadamente intensivo en energía, así como uno de los principales culpables de las emisiones de dióxido de carbono. Ahora, el Departamento de Ingeniería Biológica del MIT está explorando alternativas para resolver el problema. Su enfoque es agregar genes bacterianos a los cultivos y desarrollar propiedades autofertilizantes.

El MIT está llevando a cabo una investigación tremendamente ambiciosa para desarrollar cereales autofertilizantes que ha requerido expertos de todo el mundo. 

Fuente: https://www.imnovation-hub.com/science-and-technology/self-fertilizing-cereals-end-chemical-fertilizers/


Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Autofertilizantes sustituyen fertilizantes químicos


La ingeniería genética podría permitir prescindir del uso de fertilizantes añadidos en cultivos que son esenciales para la dieta humana.

 


Cada revolución tecnológica trae sus propias soluciones, pero también genera su propio conjunto de nuevos problemas. Antes de la invención de los aviones, no había accidentes aéreos. Por supuesto, también se necesitaban varios meses para navegar a través del océano Atlántico. Del mismo modo, el desarrollo de fertilizantes químicos, principalmente nitrógeno, salvó a millones de humanos del hambre en lo que se llamó la "revolución verde". Sin embargo, el lado oscuro de estos químicos son efectos como la eutrofización. Este proceso significa que la proliferación de microalgas, impulsada por un exceso de nutrientes, consume todo el oxígeno disponible en una masa de agua, lo que hace que la vida sea insostenible. 

La fabricación de fertilizantes químicos también es un proceso extremadamente intensivo en energía, así como uno de los principales culpables de las emisiones de dióxido de carbono. Ahora, el Departamento de Ingeniería Biológica del MIT está explorando alternativas para resolver el problema. Su enfoque es agregar genes bacterianos a los cultivos y desarrollar propiedades autofertilizantes.

El MIT está llevando a cabo una investigación tremendamente ambiciosa para desarrollar cereales autofertilizantes que ha requerido expertos de todo el mundo. 

Fuente: https://www.imnovation-hub.com/science-and-technology/self-fertilizing-cereals-end-chemical-fertilizers/



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE