Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Lectura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Poesía   ·   Biografía   ·   México   ·   Seguridad Pública   ·   Protestas   ·   Internet



De Fecal, la Gordillo, México libre, el INE y el vendaval que se avecina


Inicio > Política Nacional
07/02/2020

136 Visitas



Con la llegada de AMLO a la presidencia (legítima) de México, se hizo más que evidente el arrabalero modo en que la clase política mexica concibe al país y al Pueblo de México, primeramente con el brincadero de chapulines de todos los colores -priistas, panistas y perredistas- a MORENA y consiguientemente cada uno de los intentos por frenar las propuestas e iniciativas del primer mandatario, pero eso no es todo porque, una vez viendo arrebatado de sus manos el enorme negocio que les representaba el país, la piara política nacional no solamente se arrojó salvajemente sobre los restos de un pueblo cansado, resacoso (por el triunfo), desconcertado y desestabilizado para, aprovechando el revuelo de un presidente de verdad y de la natural división de opiniones, hacer, al más puro estilo de las aves de rapiña, una sope de cocido político inimaginable.




 

Ya que la opinión pública sigue destrozando las encuestas manipuladas de quienes iniciaron una campaña de desprestigio sin límites en contra de la actual administración, ya que los resultados del trabajo (con errores, claro, no lo estamos negando) realizado a lo largo de aquél primer año ha desmembrado por completo los alegatos y “testimonios” trucados de quienes vieron perdido su hueso, ya que han comenzado a caer aquellas cabezas que se consideraban intocables (y seguirán cayendo, tiempo al tiempo) dentro de la más alta esfera administrativa del país, ya que descubrieron que la única herramienta que les queda para ir en contra -no de un presidente de verdad sino de ese 71% de los mexicanos que nos encontramos detrás suyo- del beneficio general de esa patria a la que en su momento juraron y perjuraron servir, es la desestabilización, claro está que, como los mismísimos gusanos que se gestan en la basura después de su descomposición, esa caterva de personajes berrinchudos, parasitarios y antipatriotas ha puesto a andar de nueva cuenta la obsoleta maquinaria del “divide y vencerás”

 

Es por eso que, agazapados bajo las deshilachadas y puercas faldas de un instituto nacional electoral (INE) que nunca comprendió el verdadero significado de DEMOCRACIA, personajes como Felipe Calderón y esposa, Elba Esther Gordillo y lame suelas que la acompañan y algunos cuantos más de los que ni siquiera vale la pena hablar, han comenzado una ridícula carrera por hacerse de lo que nunca les perteneció pero pretenden recuperar, México… para conseguirlo, se les ocurrió que la vía mejor es la creación de nuevos partidos políticos, confiando en el número de sus seguidores y en sus conocidas pero ya disfuncionales técnicas mapacheras y quintacolumnistas.

 

Y pues no se vale, no Elba Esther, no Felipe, no INE, México dejó de ser la mina de oro que ustedes creyeron que era porque el pueblo, es decir, los verdaderos mexicanos así lo decidimos y claro que pueden trucar y maquillar los números y las firmas para conseguir su registro ante el instituto prostitucional del voto pero deben entender que el pueblo no les va a permitir llegar más allá de eso, porque no han podido (de verdad que no pueden, no tienen la capacidad) entender que hace demasiados años que los mexicanos, mayormente, dejamos de lado los sombreros, los jorongos y los rifles de palo para montarnos en un tren informático y de conciencia que hoy por hoy resulta imposible de frenar, ya no se gana presidencias desde la televisión, ni casándose con la más suculenta (e iletrada) de las baratijas que el mundo de la farándula ha manufacturado (¡gaviota-a-a!), las elecciones, a partir de Andrés Manuel López Obrador se ganarán con trabajo, con dedicación, con amor por México y con honestidad (aunque se nieguen a creerlo así)

 

Desafortunadamente para México y para AMLO, las repercusiones de tan tercos y ambiciosos procederes sólo anuncian el vendaval que se avecina sobre el territorio, porque los mencionados personajes no descansarán hasta arrebatarle a su virtual contrincante (porque realmente no representan una oposición realmente sólida) un par de votos con los que puedan llenarse la boca y decir “al menos lo intentamos” cómo ya le tocó decir a la esposa del Tomandante Borolas y será dentro de este vendaval que los mexicanos nos veremos obligados a reconocer que sí, que en efecto, l unión hace la fuerza y ojalá, ejerzamos nuestro derecho a decirle no a este puñado de muertos de hambre que pretenden regresar a sus puestos y sus oficinas y seguir viviendo de a gratis a costillas de quienes más duro trabajan.

 

No esperemos hasta el último minuto para detenerlos, es ahora compatriotas, ¡es ahora!

                                             

Antonio Andrade

Periodista y Escritor mexicano



Etiquetas:   Política   ·   Felipe Calderón   ·   Fraude   ·   Ciudad de México   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19250 publicaciones
4825 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora