Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Colombia   ·   Internet   ·   Crisis Económica   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Criptomonedas



A 40 años de la quema a la Embajada de España ¿Hemos olvidado?


Inicio > Política Nacional
31/01/2020


645 Visitas



Guatemala y su historia arrastran un sinfín de hechos lamentables que en la actualidad aún llevan consigo muchas repercusiones tanto psicológicas como diplomáticas, en el contexto geopolítico. 






Hablar de una catástrofe como lo fue la quema a la embajada de España en Guatemala, es hablar de muchas pérdidas, primeramente humanas, es hablar de un retroceso económico social y de un bajo posicionamiento a nivel internacional, como también es hablar de un luto irreparable, de rabia y sed de justicia. Pero ¿Qué ocurrió verdaderamente aquel 31 de Enero del año 1980? ¿Cuáles fueron los factores que influyeron a llevar a cabo la toma de estas instalaciones? Muchas versiones a lo largo de la historia, muchos testimonios tanto de parte y a favor del Estado  (Quien es el principal señalado) como también de parte de la población, de familiares de las víctimas que perdieron su vida en este acto y de algunos testigos presentes.





Fue un día jueves 31 de Enero de 1980 durante el gobierno dictatorial del General Romeo Lucas García,  varios campesinos del Quiché habían llegado a la ciudad en una protesta organizada por el Comité de Unidad Campesina (CUC) en la cual demandaban los diversos asesinatos a líderes campesinos, los secuestros a sus familiares y amigos y la represión a la que estaban siendo sometidos por la defensa a la vida y el territorio, frente a un gobierno sectorial y militar. 





El grupo de manifestantes se albergó con anterioridad en el colegio Belga y posteriormente en la Universidad de San Carlos de Guatemala, donde se unieron a la protesta compañeros estudiantes e integrantes del Frente Estudiantil Revolucionario Robin García (FERG).





Toma de la Embajada 





Alrededor de las 11:00 de la mañana el grupo en resistencia procedió a realizar la ocupación de las oficinas de la Embajada de España, ubicada en la 6ta Avenida y 10 Calle, Zona 9, donde se encontraban varios diplomáticos en función de sus labores, entre ellos el ex Vicepresidente de la República, Eduardo Cáceres Lehnhof, el ex Ministro de relaciones Exteriores, Adolfo Molina Orantes, el Secretario Jaime Ruiz del Árbol, el Cónsul y otros funcionarios y empleados. En medio de la tensión y la euforia que podía presenciarse dentro del recinto, y la multitud de periodistas y público en general que se hacía presente a las afueras, empezó el despliegue policial que llegó directamente con órdenes superiores de no negociar y atacar a los manifestantes bajo la consigna “QUE NO SALGA NADIE VIVO DE ALLÍ”. Los integrantes del CUC y FERG colocaron una manta con el texto “EJÉRCITO ASESINO FUERA DE NUESTRAS COMUNIDADES” y un megáfono a medida de hacer escuchar  sus demandas, lo cual fue despojado mientras que las fuerzas armadas de la policía nacional intentaban ingresar a la Embajada, golpeando puertas y rompiendo los vidrios de las ventanas, la presión se hacía notar cada vez con más intensidad, los refuerzos policiales aumentaban al igual que la población civil que se acercaba al lugar de los hechos a presenciar lo sucedido. 





El incendio





Pasado de medio día y bajo una tensión mayor de confrontaciones verbales entre los manifestantes y la policía nacional, comienza el incendio, las oficinas en segundos se encienden en llamas mientras los manifestantes piden ser auxiliados antes de que el fuego los consuma, entre gritos y lamentos en un lugar tan encerrado en el cual el fuego se esparcía rápidamente, la población pierde el control y empieza a movilizarse a medida de auxiliar a quienes permanecían adentro, los gritos de auxilio eran terroríficos, el ambiente en torno mucho más, y en cuestión de minutos las oficinas de la Embajada se convertían en un incinerador de humanos. Entre gritos de desesperación de ambas partes, mientras las llamas iban en aumento, las personas exigían que los elementos de la policía rompieran la puerta para poder ingresar con más facilidad, las unidades de bomberos no se hicieron esperar y procedieron a utilizar el equipo respectivo para apagar las llamas durante varios minutos. Según periodistas quienes lograron ingresar después de haberse apagado el fuego y haberse abierto las puertas del lugar, lo que presenciaron fue realmente desastroso, en medio de cuerpos calcinados, olor a piel quemada, cenizas y escombros, lo que parecía ser una esperanza de ser escuchados, una esperanza de salvar sus vidas tras no ser secuestrados y desaparecidos, se había convertido en un holocausto mismo, como le llamaron algunos medios de comunicación.





Los bomberos y periodistas tuvieron que pasar por encima de los cuerpos calcinados con afán de encontrar a alguien con vida, lo cual así fue, debajo de la pila de cadáveres incinerados se encontraba una persona que aún presentaba signos vitales, su nombre; Gregorio Yujá, el cual fue llevado de inmediato al hospital Herrra Llerandi, de donde días después fue secuestrado, asesinado y su cuerpo fue abandonado ya sin vida en las instalaciones del Campus Central de la USAC, un claro mensaje de amenaza.





37 personas perdieron la vida de manera catastrófica e inhumana, 37 cuerpos hechos ceniza, entre campesinos, estudiantes y diplomáticos presentes.





¿Quién provocó el fuego?





 A pesar de la tergiversación de la información propiciada por el Estado de Guatemala, gobernado en ese entonces por Lucas García, quien señalaba a la opinión pública que el incendio había sido a causa de las bombas molotov que portaban los manifestantes, sin embargo se logró concretar que el fuego fue provocado por elementos de la policía nacional, ya que la mayoría de los cuerpos presentaban quemaduras de las rodillas para arriba, lo cual únicamente pudo ser ocasionado por un rociador de fuego, intencionalmente. Todo esto se llevó a cabo en complicidad con el entonces Embajador de España en Guatemala, Máximo Cajal, quien logró salir ileso del incidente.





¿Hubo justicia? 





En el año 2015 luego de un largo proceso Judicial, se logró la sentencia del entonces jefe del comando seis, Pedro García Arredondo, agregando a su condena en curso, 90 años de prisión por el caso de la quema a la Embajada de España, señalándolo como autor intelectual de haber provocado el fuego que acabaría con la vida de 37 personas y con el rompimiento de relaciones diplomáticas entre España y Guatemala, por primera vez en la historia.





El Estado de Guatemala reconoció su culpa, aunque los demás autores de este hecho inhumano están muertos o prófugos de la justicia. 





40 años han transcurrido ya desde aquel día que pintaba algo prometedor para los campesinos y estudiantes quienes solamente buscan justicia, paz, quizá un refugio político en el extranjero, el cual les garantizara su derecho a la vida. 40 años de aquella catástrofe donde el Estado de Guatemala tuvo un papel protagónico, pues se sabe muy bien que en medio de una guerra civil y bajo un gobierno militar, las calidades de seguridad para sus opositores son escasas, casi nulas. Guatemala aún no se recupera de esos golpes tan fuertes que sufrió a finales del siglo pasado y que hoy por hoy, aún se ven reflejados en las condiciones precarias que tenemos como nación, luego de un séquito de gobiernos militares que perpetuaban el racismo, el odio, la discriminación y la violencia.





40 años después, la lucha y el ejemplo heroico de los compañeros que fueron vilmente asesinados, sigue siendo pilar de ejemplo para las generaciones venideras, su nombre y convicción continúan latentes en cada espacio de resistencia por una vida digna, por la unidad, por no olvidar nuestra historia y por ser siempre ese foco de oposición ante cualquier dictadura habida y por haber.





Autor: Dustin Gómez 







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20676 publicaciones
5137 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora