Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Lectura   ·   Internet   ·   Libros   ·   Tesis   ·   Educación   ·   Internet de las Cosas



“Es la derechona, terrateniente y carca”


Inicio > Política Nacional
31/01/2020


131 Visitas




Tras llamar "carcas" a los agricultores de Extremadura, se ha apresurado a escribir un “post” en su blog para suavizar una de sus muchas meteduras de pata.

No faltan quienes piensan que "el ladrón es de su misma condición". No sé qué habrá visto UGT en su actual líder que siempre está donde no debe y opina al revés de cómo dicta el sentido común. Estos días pasados ha despreciado a los agricultores y sólo le ha faltado adjetivarlos  de "fachas": algo muy común entre cierto sector social cuando se queda sin argumentos o bien el contrario se los desmantela, además de otras  cuantas barbaridades más. Se suele decir que la ignorancia es muy atrevida y, al parecer,  este personaje está cargado de toda ella.

"Es la derechona, terrateniente y carca", ha dicho el tal Pepe Álvarez. ¡Cuánto se acuerda la tropa ugetista de siempre pensativo y aplomado, Cándido Méndez! Y, evidentemente, mencionar a Nicolás Redondo no tiene parangón con el actual heredero: Nicolás siempre demostró honradez, saber estar, bonhomía, negociación firme y estudiada, sensatez en cascada.....

Lo último medianamente sensato que se le recuerda al tal Pepe es haber creado su propio blog; exactamente lo mismo que hicieron cerca de cinco millones de españoles en el inicio de la primera década del siglo XXI. Nadie le niega que fue el primer dirigente sindical de clase que creó su propio blog (otros sindicatos sectoriales ya lo había hecho anteriormente). "Valor Sindical" es su nombre; en él suele dar su punto de vista personal sobre diferentes cuestiones sociales, laborales y políticas (sin duda, no llega más allá de ser un simple blog).

Para mí no es de recibo que un sindicalista insulte a los trabajadores. Al menos para éste que escribe no lo es. Tras llamar "carcas" a los agricultores de Extremadura, se ha apresurado a escribir un 'post' en su blog para suavizar una de sus muchas meteduras de pata. La entrada se titula “El campo en lucha: no son terratenientes, son trabajadores”. ¿En qué quedamos? Después de ‘cubrirse de gloria’ no buscada dice: "Desde UGT, como hemos venido haciendo, no solo apoyamos las manifestaciones, sino que las promovemos con las demás asociaciones, porque no hay que olvidar que uno de los convocantes es nuestra organización UPA (Unión de Pequeños Agricultores), luchando codo con codo con cientos de miles de agricultores que están viendo como su trabajo no es recompensado dignamente". Pero el daño ya estaba hecho y los paños calientes no sirven cuando llegan tarde, y menos aún cuando al loro se le ve un pico excesivo.

Dar mérito al hecho de llevar el sindicato a las redes equivale al arduo trabajo que infinidad de autónomos han hecho, pero con sus propios y por sus propios medios: posiblemente él ha instado a que se haga con los medios del sindicato: una organización que no se mantiene de las cuotas de sus afiliados sino de la “teta estatal”. Quien no es capaz de generar riqueza, se arrima a la ubre de papá Estado con un apego insaciable. Cuentan sus afiliados que gasta menos que un sacristán en canastillos y, no hacer circular el dinero, es condenarlo a la improductividad. Por cierto, de la creación del Canal UGT ni hablamos, al menos de momento.

Ni el 'colorao' más besugo y desmañado es capaz de repetir lo del  líder de turno, al decir de su propia gente. Recuerden cuando dejó caer que todos los trabajadores deberían contribuir a los sindicatos. ¡Lo que faltaba! No se conforman con que los mantenga el Estado mientras ellos vegetan sino que, además, quieren más y más; resultan ser insaciables como el independentismo catalán. A ver si de una vez por todas se abre el ‘melón’ de la Constitución y se pone orden en muchos aspectos; entre ellos, toda esa parafernalia de la representatividad sindical y la eliminación de las absurdas liberaciones. Hay suficientes evidencias respecto a la no necesidad de liberados: unos liberados a quien debería pagar el propio sindicato y no la empresa a la que pertenecen. Antes o después hay que meter sin piedad la tijera,  hasta tal punto que son capaces de matar el tiempo sin herir la eternidad, en palabras de Henry Thoreau.

No es la primera vez que líder de UGT ofende a los trabajadores y daña su imagen de cara a la sociedad. Cada vez que habla, sube el pan. Fuentes dignas de todo crédito nos aseguran  que, dentro del propio sindicato, están hartos d ese tipo de liderazgo improductivo y de  sus habituales bravuconadas. La gran mayoría de los afiliados están deseando que lleguen nuevas elecciones sindicales. Son conscientes de haber elegido a lo más cebollino y gaznápiro, con el inconveniente de mostrar su permanente apoyo al independentismo autor del golpismo catalán.

No ha sabido explicar la corrupción de UGT-A y quiere explicar las necesidades del campo: precisamente él que desconoce si el tomate nace en parra, tetrabrik o árbol. Sin duda, si la ignorancia, el despropósito y el analfabetismo funcional volaran, no nos daría el sol.





Etiquetas:   UGT

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19273 publicaciones
4835 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora