Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Psicología   ·   Escritores   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Lectores



Setiembre, ese mes tan cruel


Inicio > Cultura
02/10/2019


122 Visitas



Setiembre termina con una lágrima. Una lágrima de tristeza dulce, una lágrima de agradecimiento y de gratitud por haber sido parte de esa generación que tuvo el exquisito privilegio de tener a muchos maestros de la canción, el privilegio de encender la radio y encontrar calidad, talento, respeto, integridad y genio. Una generación que encandiló al mundo con sus canciones; esas canciones que nos hacían soñar, que nos enseñaron a amar, a sentir, a pensar y a conocer el bendito insomnio cuando las letras de las canciones nos traían a ese amor platónico que no podíamos quitar de la cabeza. Setiembre termina y vuelves a escuchar esas canciones y vuelves a soñar a pesar del tiempo transcurrido, a pesar de la nieve que ya acaricia tus sienes y sientes exactamente lo mismo que hace diez, quince, veinte años, cuando recién despertabas al mundo y tenías a esos maestros como excelentes compañeros de camino; al arte que te regalaban en cada nuevo casete porque con esas canciones aprendiste que el mundo no era tan feo como parecía, que existían seres humanos dedicados a la belleza, a la sabiduría. Entiendes el poder de su legado cuando hoy despertaste en la mañana y viste en los diarios que había partido un hombre extraordinario, un cantante que admiraste desde la primera canción. Como loco, corres y pones un viejo disco del maestro. No puedes evitarlo y derramas algunas lágrimas porque has perdido a un padre, a un confidente porque sabes que una buena canción es un diálogo con el oyente solitario, una confesión, un consejo, un aliento. Todo eso recibiste de él y lamentas su pérdida. Sentimientos encontrados porque sabes que la inmortalidad de los grandes empieza con su partida. Sabes que desde ahora, el maestro estará mejor, que ya terminó el calvario de lo terrenal, que a partir de ahora ya no tendrá que sufrir, ni lamentar el dolor que haya podido azotarlo y en adelante pasará a formar parte de ese elegido olimpo de los artistas que dejan huella. Comprendes que a pesar de la inmensa belleza de su trabajo no le fue posible, a menudo, escapar de sus propios demonios y lo entiendes porque sabes que el artista resulta ser una suerte de Cristo de la modernidad, ese sacrificado que debe lidiar con la miseria de la humanidad para brindarle- con su esfuerzo, sudor y sacrificio- instantes de belleza, en tres minutos. Setiembre empieza y termina con una dolorosa noticia. Sabes que ya no están, que ya descansan con la satisfacción del deber cumplido, de haber contribuido a que éste sea un lugar mejor. Por eso buscas los discos de esos dos grandes que partieron en Setiembre. No quieres la tecnología, no quieres descargarlos, no quieres buscar sus videos. Quieres encontrar los casetes, acariciar los estuches, volver a ver las caratulas, las canciones y ponerlas en el viejo aparato. Subes el volumen y cantas a viva voz “El triste, “Mi mundo tú”, “Lo que un día fue no será”, “Perdóname” y todas esas canciones con la que esos dos hombres entraron en la eternidad del arte. Sabes que quizá Camilo Blanes y Rómulo Sosa hayan terminado su existencia pero tienes la absoluta certeza de que Camilo Sesto y José José tienen asegurada la eternidad porque ese trabajo jamás merecerá ser olvidado, porque todavía quedan en el mundo personas inconformes con lo que la modernidad les ofrece y se refugian en el trabajo de esa generación brillante, inmortal.




Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18744 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora