La búsqueda de un mártir,o de un "algo" , para la ya usual causa del engaño pre/ post electoral.

No cabe duda de que algo va a suceder. Los antecedentes lo indican con claridad meridiana. la estadística imposible canta con sendas citas electorales sangrientas y vulneración del día de reflexión. En realidad canta a gritos cuando, jamás en tres décadas de democracia, había sucedido nada igual. Alarido estadístico será que la tercera cita electoral de la era zapateriana-rubalcabiana tenga tintes rojos de manipulación .Va a suceder...

 

. Los antecedentes lo indican con claridad meridiana. la estadística imposible canta con sendas citas electorales sangrientas y vulneración del día de reflexión. En realidad canta a gritos cuando, jamás en tres décadas de democracia, había sucedido nada igual. Alarido estadístico será que la tercera cita electoral de la era zapateriana-rubalcabiana tenga tintes rojos de manipulación .Va a suceder...
Será un acontecimiento en la misma línea de sorpresas acaecidas en el 2004 y el 2008. Las del 2011, en Elecciones Municipales, fueron las algaradas de un movimiento de indignación consentido para armar barullo y olvidar los verdaderos problemas que nos acucian gracias a la era zapaterista.

¿Qué pasará antes o después de las Elecciones Generales del 20-N?

Debemos lucubrar con lo que puede suceder para que no nos pille a contrapié lo que acontezca, aunque mucho me temo que será a la altura de los acontecimientos que se derivan de la derrota de aquellos que son sospechosos de la matanza que hace siete años los llevó al poder.

Cualquier mártir calculadoramente provocado en el experimento sociológico de esta España manipulada, serviría a los propósitos de engañar al electorado. En España votan hasta los analfabetos y los del paraíso de los antecedentes penales con pase para la calle  y así nos va.

Un mártir puede ser necesario o no para esta ocasión, pero es seguro que "algo" pasará y tendremos de nuevo la indignada impresión de que ese guión parece de política-ficción siendo la realidad, desgraciadamente, más veraz.

 

Daría igual que tropezara y un bordillo le desnucara; que subiéndose como un chimpancé a una fuente, terminara precipitado contra una losa; que le atropellara un coche de un ciudadano harto; que se asfixiara en una avalancha propiciada por una carga policial; que le metan un navajazo acusando a la ultraderecha o que le dé un infarto por no aguantar tantas emociones después de atiborrarse de drogas de diseño antes de irse a la juerga de la algarada impune.

 

Los movimientos degenerativos en kale borroka de los "indignantes", como los llama D. Jesús Salamanca Alonso- depurados los honestos ciudadanos que secundaron una ola de protesta con todo derecho a la verdadera indignación- buscarán  asonadas violentas, provocadoras, nocivas para el orden democrático y estarán  desbocadas con el beneplácito de un Rubalcaba siniestro en lo que se cuenta como un suma y sigue de sus delictivas manipulaciones. Los titiriteros de la Zeja, la radicalidad de siempre, estarán dispuestos a sacar tajada para seguir mangoneando sin punición.

El 20-N se la juegan criminales, estafadores, ladrones, asesinos, indignos ciudadanos con apariencia honorable, cantamañanas, prevaricadores, delictivos grupúsculos que han obtenido un botín del saqueo durante estos siete años de las antes arcas saneadas de España.

 

El 15-M residual , conformado por vagos, maleantes de baja estofa, antisistemas por sistema, proetarras y algún despistado, todavía, buscará en la confrontación la excusa perfecta para las iras, los odios justificados y convertidos en románticas revoluciones en pro de altas miras históricamente inspiradas... como el frentepopulismo de 1934 que llevó a España directamente a la guerra civil con la aquiescencia e impulso violento de un Psoe criminal desde sus años de fundación. A la Historia hay que remitirse para saber que Pablo Iglesias, el fundador, preconizaba la eliminación del adversario político en tiempos de paz y la vulneración de la Ley si no convenía a los intereses partidistas.

    Entonces fue Largo caballero quien por método de explosión dijo que o se ganaba en las urnas o se iría a la confrontación civil... como así fue.

 

Esta vez, el daño de siempre se provoca por método de implosión, como así se ha comprobado durante este septenio  en que zETAp ha ocasionado todo tipo de daños institucionales y económicos para dar el intento de golpe de gracia que se nos avecina.

 

Podría haber un muerto o más, aunque tengan que caer las víctimas como en un 11-M. Cuesta menos organizar un asesinato de diseño que una matanza con la destrucción de pruebas para que no sean hallados los culpables. De lo del asesinato a la carta ya tenemos antecedentes con Isaías Carrasco, no costará pues llevar el cántaro a la fuente hasta que se rompa. Atentos al drama revolucionario que nos viene encima en estos meses con los cancerberos partidistas más rabiosos que nunca después de destruir un país y saquearlo con impunidad.

La sopa boba se toma hasta con aderezo de sangre, faltaría más.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales