Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Internet   ·   Lectura   ·   Internet de las Cosas   ·   Mundo   ·   España



Emprendimiento: tips para convertirte en tu propio jefe sin quedar en la ruina en el proceso


Inicio > Empresas
16/08/2019


129 Visitas






Cada vez es más común poner esta idea sobre la mesa: ser tu propio jefe al emprender tu propio negocio. Seguramente cualquier lector se ha topado en multitud de ocasiones con algún testimonio sobre una historia de éxito en la que una persona decide quitarse la etiqueta de trabajador u empleado para hacer crecer un negocio personal desde la nada, de hecho, grandes figuras de la economía global como lo fue Steve Jobs o como lo sigue siendo Bill Gates son ejemplos recurrentes en este tipo de historias que buscan motivar a otros a perseguir sus metas personales en lugar de trabajar para conseguir las metas de otro.

Sin embargo, es imperativo tener en cuenta como futuro emprendedor que esta no es una tarea románticamente sencilla de llevar a cabo, si no que más bien supone una enorme cantidad de retos y decisiones difíciles a superar en cada paso desde el principio de la misma.

En primer lugar se debe tener en cuenta el capital inicial que todo emprendimiento ha de conllevar; una herramienta muy común para este apartado en particular es la de recurrir a préstamos sin intereses que faciliten la obtención del capital necesario para empezar, sin embargo, se vuelve problemático adquirir deudas que luego se vuelven insalvables. Es por esto que se debe también tener en cuenta la perspectivas de beneficios que dicho capital aporte al emprendimiento y que brinden al solicitante suficiente capacidad de respuesta ante la deuda que va a ir adquiriendo con su recién adquirida inyección de capital.

Justamente por esto es también de vital importancia tener en cuenta la naturaleza del emprendimiento mismo; estar enamorado de una idea o de un concepto de negocio no basta para que este sea rentable en sí mismo. 

Por este motivo es siempre recomendable recurrir a un profundo proceso de investigación del mercado en el que se quiera incursionar. ¿Realmente tiene la demanda suficiente este producto o servicio que quiero ofrecer? ¿Puedo ofrecer algo que distinga mi emprendimiento de los que ya existen al menos en mi zona? Son algunos de los cuestionamientos primordiales que todo nuevo emprendedor debería tener en cuenta al momento de empezar la planificación de su negocio. 

Relacionado con el punto anterior se encuentra el posicionamiento de la marca personal que se busca establecer; se ha llegado a un consenso publicitario que dicta que no existe mejor publicidad que un cliente satisfecho

Son justamente estos los que, al estar más que satisfechos con el servicio o producto adquiridos empiezan a correr la voz cual fuego por la pradera en el verano sobre la marca en cuestión. 

Ofrecer productos que no solo tengan poca oferta y mucha demanda no es la única clave, si no que la satisfacción de aquellos que contratan el servicio será lo que, al final, termine de posicionar tu emprendimiento por encima de los demás.





Etiquetas:   Emprendimiento   ·   Empresas

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19283 publicaciones
4836 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora