Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Elecciones   ·   Mauricio Macri   ·   Crisis Social   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Macroeconomía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña



Farsantes alucinógenos


Inicio > Cultura
16/08/2019


59 Visitas



Tienes la responsabilidad de ser el maestro de un grupo de jóvenes en formación. Todos los días, te esperan en el aula, te escuchan, te obedecen.  Tienes la responsabilidad de ser guía en esas almas jóvenes que, aunque tengan la mayoría de edad, aún son inexpertos, casi niños. Tienes esa responsabilidad y te aprovechas de esa inocencia para timarlos, para vestir de “clase” los embustes en los que crees. Predicas la lamentablemente sentencia: “para saber de algo, hay que experimentar ese algo”.  Tienen por delante una presentación en donde escenificarán un ritual “chamánico” de la ayahuasca y decides que los muchachos deben beber aquel brebaje para “saber” de que se trata y representarla con “conocimiento de causa”. Entonces, decidamos todos asaltar un banco para “sentir” la adrenalina de los delincuentes; tengamos sexo homosexual para “saber” qué se siente; escenifiquemos “El Túnel” y matemos a la primera mujer que se interese por nosotros para representar “mejor” a Juan Pablo Castel; enseñemos sobre el aborto y ordenemos a las chicas que tengan sexo con el primero que pase, que se embaracen y aborten para que “entiendan” mejor la problemática. Tienes esa responsabilidad y aprovechas de ello para engañar a los jóvenes, para inculcarles esos panfletos románticos del consumo de esa hierba psicotrópica, lanzas a diestra y siniestra esos embustes de las visiones del más allá, del auto conocimiento, de la espiritualidad. Aprovechas de ello e incitas a tu aula a consumir una droga legal, no regulada y todos sonríen, nadie sospecha porque nadie sabe, realmente, cuales son las intenciones que tienes al ordenarles eso, qué es lo que pretendes al citar a los muchachos a la medianoche, lejos de la escuela en donde estudian. Eres maestro y causas vergüenza ajena, porque juegas irresponsablemente con una sustancia peligrosa, adictiva; juegas porque no sabes qué es lo que puede pasar con el organismo de esos jóvenes; juegas porque intentas embaucar a una muchacha que en el delirio psicotrópico profirió balbuceos incomprensibles  y le dices que está “predestinada”, que “habló” en el dialecto amazónico, que “su alma es de la selva”; juegas porque no sabes que esa hierba puede causar estragos muy graves a una persona que no esté preparada para ingerir sustancias extrañas; juegas y, encima, estafas porque ni siquiera la “clase” es gratis. No, al contrario, cada muchacho ha debido abonar una suma regular de dinero que, seguro, cuando amanezca y termine la lamentable “sesión”- y los incautos jóvenes hayan regresado a sus casas- repartirán en partes iguales con el otro farsante que se hace llamar “El maestro”, “El Chamán”. Tienes esa responsabilidad en tus manos, eres profesor de almas en formación y causas vergüenza ajena porque demuestras, con esa irresponsabilidad, la decadencia del sistema educativo.  Es triste saber que en un centro de formación artística-y encima del Estado-coexistan la ilusión de los jóvenes por el arte y seres despreciables como tú, como las autoridades que nada hacen por impedir esas tropelías, como los directores que se hacen de la vista gorda por apatía, por ignorancia o porque comparten esas visiones románticas y absurdas de modas étnicas que, lamentablemente, han calado incluso en la currícula de la educación. Tienes esa responsabilidad, eres maestro y no has sabido encontrar la esencia de esa noble vocación. Al contrario, tu cátedra se ha convertido solo en una triste farsa alucinógena.




Etiquetas:   Estudiantes   ·   Perú

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18288 publicaciones
4645 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora