Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Chile   ·   Poesía   ·   Novela   ·   Razonamiento   ·   Fondos de Pensiones



Hedonismo.com


Inicio > Cultura
10/08/2019


227 Visitas



Prepárate para entrar al palacio más despreciable que haya construido la modernidad.


Límpiate los zapatos, respira el aire más puro que existe en la ciudad aunque para eso deberás recorrer las calles de punta a punta para encontrarlo. Límpiate los zapatos, sácate las medias y posa los pies sobre las inmaculadas alfombras del palacete. Deshazte de todos los cachivaches de tu maletín. Pasa revista a todos tus objetos; deberás dejar tus cigarrillos porque morirás de cáncer, dejar el alcohol porque perderás el control, harás el ridículo, estrellarás tu auto-si posees uno- o morirás arrollado por uno- si es que no lo tienes y eres un simple peatón-; deberás dejar las papitas chips porque contienen demasiadas grasas saturadas, los caramelos por el azúcar, las gaseosas por ambas cosas. Deberás acostumbrarte a ver cualquier producto con unos octógonos que indican lo perjudiciales que son para tu cuerpo. No te sorprenderás, incluso, si uno de estos días las botellas de agua aparecen con las benditas figuras geométricas señalando que son dañinas para tu cuerpo. Serás, poco a poco, más tolerante con todo lo diferente. No podrás opinar sobre la homosexualidad, sobre los activistas, sobre la izquierda porque, de inmediato serás atacado sin piedad por la jauría de intolerantes que predican la tolerancia.  Hablarás con suma cautela sobre Venezuela o sobre Cuba. No importa que se desangren, que su gente abandone sus tierras por centenares; no podrás hablar de ellos porque está prohibido atacar a los lugares sagrados de la modernidad. Deberás estar de acuerdo con todo lo que los medios te vendan como noticia y no considerarás, siquiera, objetar lo que estén en las páginas digitales o impresas. Aquellas páginas son los evangelios de la modernidad. Reirás con tristeza porque sabes que en aquellas páginas abundan las malas noticias. Pareciera que nunca ocurre nada bueno en el país, en la ciudad, en el mundo. Aunque, también, en esas mismas páginas abunden los “mensajes a la conciencia” sobre los caminos a tomar para mejorar la humanidad. No podrás, tampoco, cargar tus objetos en bolsas de plástico porque deberás pensar en los animales del mar que mueren por comer los desperdicios que arrojamos al mar. Deberás, también, preocuparte en hacer ejercicios: correr, caminar, hacer pesas, ir al gimnasio porque, hoy en día, lo más importante es el cuerpo, ser lo más parecido a aquellos semidioses griegos y perfectos que competían entre sí por la belleza suprema. Deberás, embrutecer tus neuronas y tu paciencia con los programas de televisión: emocionarte con los concursos de baile, los de canto, los de imitación, los de concursos con esos jóvenes que pasearan por la pantalla el único talento que poseen: músculos, nalgas y siliconas. Deberás ver morir al arte, al artista y verás crecer la mediocridad. Deberás creer, a pies juntillas, las soporíferas pláticas de los sacerdotes de la modernidad: nutricionistas, activistas, presentadoras de televisión, cantantes. Prédicas que abogan por un mundo mejor, por la salud del cuerpo, ese templo moderno que deberemos cuidar y proteger a toda costa. Entrarás al palacio y reirás porque no crees en la nueva religión del cuerpo, sabes que el cuerpo sin el espíritu-el gran olvidado de este siglo XXI- no es más que unos cuantos kilogramos de huesos y músculos que un día olerán a putrefacción. Reirás porque sabes que esa putrefacción que se respira en estas primeras décadas del nuevo siglo es, tal vez, la de una humanidad que respira sus últimos minutos decadentes.



Etiquetas:   Sociedad   ·   Posmodernidad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18846 publicaciones
4744 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora