Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Cultura   ·   Cine   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Literatura   ·   Filosofía



Cómo redactar distintos modelos de contrato


Inicio > Mis composiciones
26/07/2019


96 Visitas






La primera vez que nos enfrentamos a un modelo de contrato solemos sentirnos confusos con los términos empleados y con las obligaciones legales. Sin embargo, se complica todavía más cuando nosotros, como empresa, nos vemos obligados a crear un modelo de contrato. 

Esto es común a todos los negocios que contratan empleados, pero en el caso de algunas empresas es posible necesitar varios modelos diferentes si además contamos esporádicamente con la colaboración de freelance y autónomos. Es el caso de las agencias de publicidad o las editoriales, pues los requisitos legales con respecto a esta tipología de trabajadores varían en ciertos aspectos.

Conviene, por lo tanto, tener en cuenta una serie de pautas básicas comunes a todos los modelos de contrato que existen. 

Además, y si bien la redacción de contratos no implica una inversión económica, sí que tenemos que invertir en la contratación en sí, y no redactar las cláusulas de forma correcta sin tener en cuenta obligaciones e intereses comunes puede conllevar pérdidas económicas. Aunque recursos online tales como los préstamos sin papeleos puedan sernos de utilidad a la hora de emplear a un profesional en un campo concreto que nuestra empresa necesita, no es la mejor idea posible recurrir a un comparador de créditos para subsanar un error de contratación.

Los modelos de contrato, en resumidas cuentas, se dividen en datos personales de contratante y contratado, en los cuales el nombre, la dirección, el teléfono y el DNI y el CIF para empleado y empresa respectivamente son fundamentales. 

A continuación tenemos que redactar con la menor ambigüedad posible el motivo de contratación y el trabajo que se requiere de la persona empleada. Las cláusulas, que deben ser enumeradas, son las obligaciones y requisitos. En el caso de un empleado autónomo es imprescindible hacer referencia a la duración del contrato y el modelo de facturación obligatorio, cuestiones que no son tan relevantes en un trabajador fijo.

El contrato debe ir acompañado siempre de la firma de las dos partes y a ser posible de un documento de acuerdos legales anexos cuyo contenido depende de la empresa y su sector.





Etiquetas:   Empleos   ·   Empresas   ·   Contratos   ·   Derecho Laboral

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18556 publicaciones
4699 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora