La amenaza de la cuarta transformación

 


.

Comencemos desde soltar al tigre; pasando por las célebres frases de “pórtense bien” o “ya saben lo que les pasa” de López Obrador al “ojalá se incorporen a esta transformación y dejen de atacar al Presidente, al gobierno y al sistema. Más les vale por el bien de sus fortunas y sus negocios también”, de Napoleón Gómez Urrutia.

Antes, el dizque escritor Paco Ignacio Taibo II sugirió que deberían expropiarse los negocios de los empresarios que no apoyen y presionen a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque seguramente habrá quiénes salgan a la defensa y digan que lo arriba mencionado sólo son palabras, por desgracia comienzan a convertirse en realidad.

El tabasqueño le da a la sociedad civil organizada un trato de adversario político, contraviniendo el principio básico democrático de la participación social en los asuntos públicos y desdeñando el hecho de que la calidad de una democracia se da en función de la participación vigorosa y autónoma de su sociedad.

La nueva administración, sólo porque lleva cinco meses y no por sus políticas retrógradas,  va en sentido opuesto a lo que prometió porque está intentando gobernar por decreto e intimidación y esa es una forma de amenazar como lo son las acciones y decisiones que nadie puede negar que han tenido efectos desastrosos.

Lo que los mexicanos han vivido en los últimos meses ha afectado directa y sensiblemente sus bolsillos, nadie lo puede negar, cualquiera con un mínimo de cultura básica económica y financiera lo sabe.

Las acciones y declaraciones de Andrés Manuel provocan una percepción de que la realidad no sólo no será como se dijo en su campaña, sino que se adoptarán medidas que significan un riesgo para la propiedad privada y las inversiones, tanto nacionales como extranjeras.

Luego del triunfo de López Obrador el 1 de julio, apenas se veían unas pequeñas nubes grises sobre el futuro económico del país, pero se han convertido en nubarrones que crecen conforme toma acciones que aumentan la incertidumbre financiera, económica y política del país.

Para concluir, solo quiero dejar claro que si el gobierno de López Obrador termina en dictadura, será culpa de nosotros y no de él si continuamos permitiéndole que abuse del poder como lo ha hecho en estos primeros meses.

facebook: matariliporlirilon  

twitter: @matariliblog

 

 

 

 

 

 






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales