Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Sociedad Civil   ·   Medicina   ·   Pandemia   ·   Coronavirus   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Salud   ·   Automóviles   ·   Alimentos



El Músico/a y algunas de las problemáticas que orbitan entorno a su trabajo.


Inicio > Cultura
30/03/2019

367 Visitas



   Desde que el músico/a empieza a dar sus primeros pasos en la música comienza a toparse con la desvalorización de su formación y su trabajo.


   En los detalles más notorios y en los más mínimos se observa una gran lista de cuestiones que llevan al músico/a hacía un gran desgaste físico, mental y económico.

   Desde el momento en que dos o más músicos se juntan, ya sea a crear una obra, a preparar una presentación, a grabar o a ensayar, ya se están generando gastos más que importantes para los mismos.

   Un estudio de grabación profesional promedio no maneja tarifas por debajo de los trescientos pesos por hora. Una sala de ensayos promedio posee tarifas de doscientos pesos la hora. Y como única alternativa surge el ensayo en casas de familia sin tratamiento aislante ni acústico, que además, requiere de equipamiento de gran costo y  su utilización se ve reflejada en facturas de luz.

   Una banda, un solista o cualquiera de las formaciones posibles no ensaya menos de dos veces por semana, esto se intensifica cuando se aproxima la fecha de una presentación.

   El mantenimiento de los instrumentos tampoco es algo que pasa desapercibido.

   Por dar un ejemplo, un encordado “económico” para una guitarra cuesta entre los quinientos y los setecientos pesos. Éste tiene una vida útil de cuatro ensayos aproximadamente y cuando se trata de grabación debe remplazarse en cada sesión. Si hablamos de otros instrumentos los montos se incrementan bastante.

   La movilidad hacia los ensayos, la movilidad hacia el estudio, hacia la reunión con la organización del  evento e incluso hasta el lugar de la presentación, forma parte de la mochila de gastos que se carga el músico/a para poder realizar su trabajo.

   Los lugares disponibles para presentaciones musicales ocupan el primer puesto de todas las adversidades que sufre el músico/a, la creatividad, la cultura y la divulgación de ella.

   Los bares, los pub, resto, etc. Incluso algunos teatros, no solo no le pagan al músico/a por su trabajo sino que además  le cargan la venta de entradas, la rendición de porcentaje de venta de esas entradas o la totalidad del mismo. Sumando el pago del sistema de sonido y el personal encargado de éste, así como lo que el músico/a o banda consume, ya sea comida o bebida. En algunas ocasiones  suelen “regalarles” una piza y una bebida, para una banda de cinco o seis integrantes. En algunos casos el músico/a es también el encargado del  pago de impuestos entorno a la presentación.

   El músico/a o banda el día de la presentación se encarga de la movilidad de los equipos e instrumentos. Llega al lugar aproximadamente tres horas antes de la presentación y se retira una o dos horas después de que esta finalice.

   El trato que recibe el músico de parte del lugar en el que  se realiza la presentación muchas veces es aberrante e inhumano, cuando de no ser por la gente que moviliza el músico/a o banda dicho lugar estaría vacio.

   Ninguno de los lugares disponibles para presentaciones musicales cuenta con público o clientes vitalicios o regulares.

   Los costos de las bebidas y de las minutas  se incrementan los días de las presentaciones musicales, haciendo más difícil que el público movilizado por el músico/a o banda pueda acceder al espectáculo  sin gastar demasiado.  

   La mayoría de los lugares que reciben a turistas venden música en vivo como si fuese uno de sus productos.

   El único productor en este circo es el músico/a. Incluso más de una vez es quien se encarga de publicitar los eventos.

   Si el músico/a o banda decide trabajar por fuera del ambiente bolichero se topa con cuestiones que desvanecen todo tipo de voluntades.

   Para realizar una presentación en un club, por ejemplo, tiene que tener personal que se encargue de la entrada, del montaje y la ambientación, del sonido, la iluminación y principalmente de la seguridad. Claro está que el músico/a o banda no puede estar en todas partes al mismo tiempo. Obviamente, también se carga al hombro el pago de impuestos.

   El músico/a no puede contar con la cantidad de personal necesaria sin antes realizar muchas presentaciones.

   Todo esto suele terminar en frustración o en la búsqueda del “triunfo” a cualquier precio, la emigración hacia productoras discográficas capitalistas que se encargan de todas las cuestiones mencionadas y ponen al músico a trabajar de músico o productor pero con adversidades de igual magnitud que las mencionadas anteriormente.  Contratos esclavistas que terminan desbastando la integridad física y mental del músico/a, muchas veces obligando lo a estar a la altura de las demandas del mercado y su marketing.

   El músico/a dedica gran parte de su tiempo a perfeccionarse. Al igual que un médico, el perfeccionamiento, es una de las actividades que realiza durante toda su carrera.

   La pregunta que surge es: ¿Por qué el músico/a se presta a todo esto?

   La respuesta es simple… Porque estudio, se formo, se preparo, se perfeccionó y quiere tocar, quiere hacer música, quiere trabajar de lo que sabe hacer. Está necesidad muchas veces se posiciona por encima de cualquier otra.



Etiquetas:   Música   ·   Política   ·   Cultura   ·   Músicos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20076 publicaciones
5027 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora