Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Contaminación   ·   Cambio Climático   ·   Cultura   ·   Transporte



El populismo: un debate, ¿democracia absoluta o tirania de las mayorias?


Inicio > Política Internacional
01/03/2019


284 Visitas



Origen del concepto


Determinados países de Latinoamérica se han caracterizado por poseer una gran masa de población (en el sentido cuantitativo) que se hace llamar, o conocer, como “el pueblo”. Este sector de la población (latinoamericana) se caracteriza por proclamarse en torno a representar cuáles son los intereses y objetivos en común (a modo general y particular, como Rousseau explica en su “Contrato Social”) que los habitantes del suelo de ese país necesitan y pretenden alcanzar.  Ese pueblo (también llamada “la voluntad popular”, “los sectores más bajos”, “los marginados”) se basa principalmente en la alianza de clases bajas (y algunos sectores medios) de forma antagónica para luchar contra la clase alta y así poder derribar a un (¿supuesto?) Estado Oligárquico que constantemente los está vigilando. Es menester aclarar que aquí se pone de manifiesto el origen del término/concepto que tanto se utilizará a lo largo de esta investigación: populismo, derivado del latín “Populus” que significa literalmente Pueblo.

En efecto, desde una óptica marxista, el populismo es la clásica acción e interpretación de los campesinos y trabajadores con escasos recursos económicos que solo subsisten (el conocido Proletariado) en rebelión contra los sectores burgueses y de clase alta, con el fin de acabar con el mal capitalista que tanta distinción de clases hace. Se podría decir que es la clásica lucha de clases representadas en partidos políticos de izquierda y de derecha. Inclusive, a aquellas personas que formen parte del mismo territorio nacional y que no se sientan identificadas con las fuerzas populares, pueden ser consideradas como traidoras a la patria, impostores, conspiradores e imperialistas. Ejemplos de ello en Latinoamérica son Argentina y Venezuela.

En Argentina el fenómeno surge con el ascenso y las políticas implementadas por el General Juan Domingo Perón, a partir del año 1946, y pudiendo gobernar el país en tres oportunidades diferentes. Desde su muerte, y hasta el presente, muchas otras nuevas fórmulas intentan imitar el modelo original peronista que en un momento se había implementado. El más claro ejemplo de ello en los últimos años (desde el 2003 hasta el 2015), ha sido el partido del Frente Para la Victoria (FPV) ideado y liderado por Néstor y Cristina Kirchner, asociado al Partido Justicialista (PJ) original creado por Perón, siendo el primero la fórmula ganadora por doce años consecutivos.

Venezuela, desde el ascenso del General Hugo Chávez al poder, en 1999, y hasta el momento de su muerte, las promesas realizadas por dicha persona siempre se ha remitido al mismo objetivo: cumplir con los mandatos que el pueblo desea y pretende alcanzar y al mismo tiempo proteger a su territorio del avance de fuerzas invasoras imperialistas que quieran poner en peligro la democracia. Sus seguidores son identificados como “el polo patriótico” que defiende y revindica los valores y objetivos originalmente planeados por el prócer Simón Bolívar. Este último resulta interesante tenerlo presente, ya que en el imaginario social de las fuerzas y seguidores Chavistas, el mayor objetivo a llevar a cabo día tras día es continuar con el legado de dicho prócer, es decir, liberar al territorio venezolano de aquellas fuerzas externas y colonizadoras que planean conquistarlas. Actualmente, continuando con el doble legado Chavista Bolivariano se halla el presidente Nicolás Maduro.

Otros países que no se pueden olvidar ni dejar de tener presente con sus respectivos líderes y comunidades populistas son: Cuba (con Fidel Castro), Bolivia (con Evo Morales) y Ecuador (con Rafael Correa) principalmente. Aunque vale la pena mencionarlos para tenerlos en cuenta y no olvidarlos para futuros análisis no nos desviemos del enfoque principal. 

 

Características generales de la sociedad populista

 Como ya bien se ha dicho, el populismo se hace llamar y se reconoce como la voluntad general del pueblo, y muchas veces la mayoría de los votos electorales llevados a cabo han sido de forma constitucional y democrática; e incluso muchas personas se notaban satisfactorias con su decisión. Pero aun así, desde que los gobiernos populistas han ascendido al poder han surgido muchos inconvenientes para que cada uno de esos países salga adelante y pueda tener un presente y futuro prospero en materia economía, social, psicológica, etc. Aquí es donde se problematiza la situación, teniendo presente lo siguiente:

·         Es la voluntad general del pueblo (que a su vez podemos identificar con su forma de gobernar enteramente como una democracia). Pero aquellas personas que piensan diferentes a la voluntad general del pueblo han sido y son consideradas enemigas y muchas veces estigmatizadas (¿rotuladas?) bajo distintas denominaciones (anti patria, imperialista, traidor, etc) que provoca la automática consideración de enemigos hacia esas personas.

·         La mayor parte de estos países han basado sus populismos en torno a una figura militar que organiza a las masas como si fueran tropas y soldados diciendo y ordenando qué es aquello que resulta valido ver, escuchar y hasta aprender; de esta manera se genera un fanatismo difícil de contradecir ante la gran mayoría de la población.

·         Tanto en Argentina como en Venezuela se ha enaltecido la figura política del líder, incluso para rendirle culto similar a los casos de Stallin en Rusia y Mao Tse Tung en China. Aun sabiendo que en estos países asiáticos la calidad y el nivel de vida no era del todo positivo en aquel entonces (ejemplos de ello han sido la hambruna, muertes por orden de ejecución, enfermedades epidémicas, falta de educación, etc).

·         En América latina la pobreza, inseguridad, drogadicción, violencia y escasez de alimentos han aumentado desde que se asumieron las formas de gobierno populistas, (incluso bajo el ocultamiento de cifras oficiales y fraudes).

 

Estos factores considerados conllevan a plantearse distintos interrogantes. Principalmente las siguientes cuestiones generales: ¿qué es exactamente el populismo? ¿cómo se compone el discurso de un líder para que logre cautivar y atrapar a las grandes masas regionales? ¿cuáles son los factores que generan una dependencia y fanatismo hacia las formulas populares? A lo cual podríamos agregar los siguientes aspectos particulares: si el populismo proviene de la idea de lo que es el pueblo, entonces ¿qué es exactamente el pueblo?; así como en otros países también ha pasado de que los líderes populistas lideran a las masas con sus discursos y creencias que se basan especialmente en la lucha de clases y contra el capitalismo, ¿qué papel cumplen actualmente las teorías marxistas en este contexto de desarrollo?; finalmente, teniendo presente que hasta en la actualidad las ideas populares aun prevalecen en determinados sectores de la población, ¿cuál o cuáles son los ideales de vida que conlleva el llamado pueblo para llevar a cabo y ver concretado?

Todo lo planteado fortalece el interés académico en analizar y explorar las raíces del populismo y describir cómo está compuesto a modo genérico el discurso de los líderes populistas (en este caso de Chávez y su Chavismo y de Perón con su Peronismo) que logran cautivar a una gran masa de la población sobre cada uno de los países particulares en los que se encuentren. Pero fundamentalmente, el interés académico reside (en relación con lo anterior) en el poder entender y saber cuáles han sido las consecuencias negativas a las cuales Argentina y Venezuela han llegado como países populistas, sin dejar de lado tampoco el papel que cumplen las teorías marxistas dentro del contexto de la lucha de clases populistas actualmente.

De esta manera, el presente trabajo tiene el objetivo general el desarrollo y entendimiento del origen del populismo (a modo general y en particular para Argentina y Venezuela) con sus respectivas falencias negativas, y en base a ello poder responder si de alguna manera las formas de gobierno populistas realmente benefician a los países que deciden adoptarla

 

Cómo se manifiesta el populismo

Para entender cómo se manifiesta el populismo en Argentina principalmente, como también en Venezuela, nos basta con poder observar las actitudes que determinados sectores (mayormente identificados con los grupos ideológicos de izquierda, algo que se mencionará más adelante nuevamente) adoptan todos los días en torno a sus reclamos y la forma en que lo realizan. Para dar los ejemplos de forma exacta, se procederá a separar cada uno de ellos en las distintas categorías conocidas como el mito, la ideología y la utopía. En el caso de Argentina y de Venezuela resulta ser de la siguiente manera:

 

1.       Mito:

o    Grafitis irónicos revocando la presencia de sus líderes populistas originales y la analogía que existe en el presente (el más claro ejemplo de ello en Argentina resulta ser el símbolo PV aun escrito en muchos lugares, y su reemplazo con KV; y en Venezuela la frase “Chavez vive” o “viva el pueblo venezolano”).

o    Invocación y evocación hacia los líderes populistas con las imágenes de sus caras en las banderas (mayormente de Perón y Evita, aunque pueden apreciarse también los rostros del matrimonio Kirchner; en Venezuela esto se da igualmente con los rostros de Chavez comparándolo con la imagen del libertador Simon Bolivar).

o    Empapelados y propaganda política en las calles y via publica con carteles que invocan a la fuerza del pueblo y a su líder gobernante (del pasado –como Peron- o del presente –con Cristina Kirchner; en Venezuela, la imagen de Chavez y de Maduro como el gran futuro de ese pais).

 

 

2.       Ideología:

o    Los constantes cortes en la calle por los denominados “grupos populares”, sosteniendo banderas con los colores rojos mayormente (Grupos de izquierda troskistas pro revolucionarios principalmente).

o    Reclamos hacia el Estado mediante el uso corriente del “hambre del pueblo” con las denominadas Ollas Populares.

o    Paros totales de servicios por parte de los sindicatos en respuesta al supuesto llamado del pueblo para que el Estado reaccione y brinde sus respuestas de la forma más inmediata posible (al transporte público, a las clases escolares, a los bancos, etc).

o    Manifestaciones de diversos grupos de trabajo (Sindicatos variados - Unión Industrial – ATE- CGT -etc) en reclamos de constantes mejoras.

3.       Utopía:

o    Reclamos de aumentos de los planes sociales por parte de un Estado que brinde un total bien estar para que, aquellos sectores desfavorecidos, puedan tener una mejor calidad de vida, gracias a un Estado omnipresente y omnipotente, cuando en realidad no se utilizan esos recursos económicos para poder re adaptarse y re ajustarse frente a los cambios y asi poder progresar.

o    Correcta re distribución de los ingresos y abolición de todos los empresarios “oligarcas” que guardan su dinero sin distribuirlo al pueblo, atacando siempre a la empresa privada y queriendo destruir siempre los intereses ajenos.

o    Reclamos constantes de estatización de industrias, plantas y empresas por parte del Estado como si ello fuese a reducir el problema del desempleo.

o    Una constante y masiva idea de una persecución de un país sin clases sociales con las mejores referencias marxistas.

 

Conclusión:

El populismo se apoya en la alianza entre el Estado, la burguesía industrial y nacional, y el proletariado urbano industrial; es una alianza poli-clasista en la que el populismo refleja nuevas relaciones entre el capital y el trabajo. Esta alianza de clases la articula un líder carismático que es apoyado por el pueblo, este, crea una interpelación en términos de “pueblo” y “no pueblo” refiriéndose a la oligarquía y a aquellos intereses capitalistas imperialistas los cuales han sido declarados enemigos del pueblo. Ello puede resultar en una clara manifestación marxista que puede estar sujeta a otro analisis más completo.

                Por otro lado, la lógica populista también resulta ser un régimen reformista ya que sus transformaciones son sustanciales pero no radicales; y su base económica se sustenta en el proceso de industrialización y tienen una relación ambigua con el capital extranjero a través de una ideología nacionalista, antiimperialista y a veces, anticomunista y antisocialista. Combina democracia con rasgos autoritarios. Se centran en la democracia y en la justicia social.

                Al mismo tiempo es necesario aclarar que los regímenes populistas se destacan por su indole o deseo de progresismo, es decir, sus propios progresos que no hacen referencia de ninguna manera a lo que es el progreso real de los países en términos de crecimiento y desarrollo.

Bibliografía recomendada o sugerida para ampliar el tema:

·         Thomas Colombet Revista Nº8 "INSTITUCIONES Y PROCESOS GUBERNAMENTALES IV" El liderazgo populista de Hugo Chávez Frías, características e implicancias sobre la ciudadanía venezolana.

  • ·         Nelly Arenas, Luis Gómez Calcaño, EL RÉGIMEN POPULISTA EN VENEZUELA: ¿AVANCE O PELIGRO PARA LA DEMOCRACIA?

Revista internacional de filosofía política, ISSN 1132-9432, Nº 28, 2006 , pags. 5-46   



·    



 









Etiquetas:   Liderazgo   ·   Pobreza   ·   Estado del Bienestar   ·   Populismo   ·   República

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18159 publicaciones
4628 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora