Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Quintana Roo   ·   MORENA   ·   PRI   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   PAN   ·   México   ·   Pobreza



Responsabilidad ambiental en el sector de estética y belleza en la ciudad de Montería - Colombia


Inicio > Medio Ambiente
27/02/2019

547 Visitas



Resumen


El articulo está enfocado en dar a conocer las responsabilidades ambientales en el sector de estética y belleza en la ciudad de Montería, las normativas que deben cumplir dichos establecimientos y al riesgo que están expuesta las personas que prestan y reciben servicios de estética ornamental. De igual manera es pertinente resaltar que en la ciudad se ha evidenciado un aumento considerable de dichos establecimientos, generando un incremento en la cantidad de residuos peligrosos, lo cual ocasiona un daño a la salud y/o al medio ambiente por manejos inadecuados a estos residuos, dicha problemática debe ser resuelta de forma integral y adecuada a las condiciones tecnológicas y legales basada en la normatividad colombiana ambiental. 

Palabras claves: estética ornamental, responsabilidad ambiental, residuos peligrosos, salud pública, bioseguridad.

Introducción

Los establecimientos que ofrecen servicios de estética facial, corporal y ornamental tales como los mencionados en la Resolución 2117 de 2010 como barberías, peluquerías, escuelas de formación de estilistas y manicuristas, salas de belleza y establecimientos afines ofrecen a sus clientes tratamientos para el embellecimiento, conservación e higiene corporal (Rodríguez, 2015[1] [2] ) y se clasifican como generadores de residuos peligrosos de tipo biológico o infeccioso tales como biosanitarios y cortopunzantes y otros residuos o desechos peligrosos dentro de los que se incluyen los corrosivos, reactivos, explosivos, inflamables y tóxicos.

Los residuos mencionados anteriormente, por su naturaleza, deben tener un manejo y tratamiento diferente al de los residuos no peligrosos que son los generados en el hogar, oficinas, cafeterías entre otros similares; esto debido a que pueden ocasionar daños a la salud humana y/o al medio ambiente, sin embargo, se ha observado que en la ciudad de Montería pocos son los centros de belleza y estética que gestionan de manera adecuada los residuos que generan. Cabe mencionar también que en el último año ha aumentado el número de establecimientos comerciales que prestan este tipo servicios.

Por las anteriores razones es importante que estos establecimientos implementen un manejo ambientalmente responsable y adecuado de estos residuos dando cumplimiento a la normatividad legal vigente en el país.

Por tanto, es pertinente cuestionarse a cerca de las responsabilidades sanitarias y ambientales que deben asumir los establecimientos del sector estética y belleza en la ciudad de Montería.

Responsabilidad ambiental en el sector de estética y belleza en la ciudad de Montería.

En el último año en Colombia se ha observado un incremento en los establecimientos de peluquerías y estética ornamentales como, barberías, escuelas de formación de estilistas y manicuristas, salas de belleza y establecimientos afines, los cuales generan residuos peligrosos de tipo biológico e infecciosos y otros de carácter químico, infeccioso y reactivo. “existiendo una creciente necesidad de reconocer el tipo y cantidad de residuos sólidos y particularmente los residuos sólidos peligrosos” (Cubillos, J., González, J.A., Ruiz, A.M., Vélez, M.E., “y” Paredes, D., 2015), generando un alto riesgo para la salud de los usuarios que reciben el servicio y así mismo de los manipuladores que prestan el servicio en los establecimientos.

Según la resolución 2827 de 2006 del 8 de agosto en Colombia, se debe adoptar el manual de bioseguridad, para los establecimientos que desarrollen actividades cosméticas o con fines de embellecimiento facial, capilar y ornamental, el cual hace parte integral de la resolución, además, el personal dedicado a este oficio, debe recibir formación en medidas de higiene y seguridad.

En el manual de bioseguridad en gestión integral de residuos los establecimientos deben realizar las siguientes actividades respecto a sus residuos: Segregación, almacenamiento interno y/o central, desactivación, transporte y tratamiento y disposición final.

En la segregación todos los residuos sólidos generados en los establecimientos de estética facial, corporal y ornamental deben ser previamente separados y clasificados dentro del manejo integral de residuos sólidos, deben trasladar los residuos del lugar de generación al almacenamiento intermedio o central, según sea el caso, empleando recipientes reutilizables para residuos hospitalarios y similares.

Para almacenar los residuos biológicos y químicos los recipientes deben cumplir con unas características específicas, tales como el tamaño, deben ser livianos, de color rojo indicando la peligrosidad, deben ser rígidos e impermeables.

 Los establecimientos de estética facial, corporal y ornamental y establecimientos afines también deben seleccionar e implementar el sistema de desactivación, tratamiento y disposición de residuos hospitalarios y similares, de acuerdo con lo establecido en el numeral 7.2.7 de la Resolución 1164 de 2002, o las normas que la sustituyan o complementen.

La recolección debe efectuarse por personal conocedor y capacitado en el manejo de residuos hospitalarios y similares; con la dotación y elementos de protección adecuados. Los residuos peligrosos infecciosos deben ser recogidos de la manera como son presentados por el generador: con las bolsas dispuestas en canastillas retornables, las cuales pueden ser suministradas por el prestador del servicio. (Gestión integral de residuos, 2016). Para el transporte de residuos peligrosos, Los vehículos que recolecten o transporten residuos infecciosos y químicos, deben cumplir con las características establecidas en la Resolución 2309 de 1986 y las normas vigentes (Resolución N° 01164, 2002).

Para su disposición final una vez realizados los procesos de desactivación de los residuos, el propietario de los establecimientos de estética facial, corporal y ornamental estará obligado a contratar con una empresa autorizada para tal fin, por la autoridad ambiental competente, el manejo y la disposición final de los residuos peligrosos generados como consecuencia de la actividad laboral del establecimiento. (Gestión integral de residuos, 2016).

Si bien es cierto que existe la normatividad vigente para el manejo de los residuos sólidos generados en las estética facial, corporal y ornamental;  la autoridad ambiental competente no ha hecho los requerimientos a los dueños de estos establecimientos, para que estas empresas inicien el proceso de legalización del manejo de estos residuos peligrosos y así obtengan los permisos respectivos, por lo que se puede decir que estas normas adolecen de eficacia ya que la ciudadanía no las acata voluntariamente en la mayoría de los casos y en los casos de desacato, que son muchos, no se impone la sanción que debería por las vías coactivas establecidas por el estado. Tanto así que hoy día no se ha realizado un censo por parte de las entidades correspondientes del municipio (Secretaría de Salud) para determinar el número de empresas de este tipo que existe en la ciudad de Montería y mucho menos de la cantidad de insumos que utilizan, por lo que no es fácil tener información certera de la cantidad de residuos generados.

Como se ha mencionado anteriormente estos residuos poseen características propias que los hacen peligrosos para la salud humana y el medio ambiente, mencionando dentro de los riesgos más comunes infecciones por hongos o bacterias en la piel y el cuero cabelludo, piojos, pulgas, quemaduras, enfermedades respiratorias e incluso se pueden contraer enfermedades como hepatitis y VIH, generando problemas de salud pública. En cuanto a los impactos ambientales que ocasionan, la mayoría están relacionados con la composición química de estos productos (tintes, queratinas, esmaltes, acetonas, productos para tratamientos de manchas) que por lo general contienen metales pesados, elementos con un alto potencial de contaminación.

También es relevante resaltar, que el proceso de tratamiento final exigido por la ley para este tipo de residuos, es costoso, por lo que muchas empresas no están en condiciones económicas para asumir estos costos, ya que esta actividad en muchos de los casos se realiza de manera informal y no genera los ingresos suficientes para pagar dicho tratamiento, ocasionando dificultades para conocer realmente cuántos desechos son generados por este sector comercial.

Por tanto, es importante que tanto las personas que ofrecen estos servicios como los usuarios y la comunidad en general se eduque y tome conciencia acerca de los riesgos que se corren al realizar este tipo de actividad que es vista como algo inofensivo e incluso placentero para algunos. Sería ideal que los dueños de establecimientos de estética y belleza ornamental fueran formados en el adecuado manejo y tratamiento de estos productos y residuos y promover dentro de este sector, por parte de las autoridades competentes,  una fuerte cultura de responsabilidad ambiental; de igual forma solicitar un consentimiento escrito a los clientes para cualquier tipo de tratamiento estético. Los usuarios por su parte, cerciorarse de visitar lugares que cumplan con las exigencias sanitarias y ambientales estipuladas por la ley y de esta forma evitar posibles afecciones a su salud a la vez que contribuyen al cuidado y protección del medio ambiente, llevar sus propios instrumentos o solicitar el uso de kit desechable en el caso de manicure y pedicure.

Conclusión                                    

         La gestión de los desechos que generan los servicios de estética facial, corporal y ornamental, corresponde a una problemática que debe ser resuelta de forma integral y adecuada a las condiciones tecnológicas y legales basada en nuestra normatividad ambiental. Sin embargo, siempre debe primar, el criterio de que los procesos o tratamientos que se seleccionen, así como la recolección y disposición final de los desechos, debe ser tal que no se ocasione un daño a la salud humana y/o al medio ambiente, por la generación de enfermedades productos de una mal manejo de estos desechos, como el deterioro del ambiente, por manejos inadecuados a estos residuos, por los establecimientos que hacen parte de este sector en el municipio de Montería, se deben generar conciencia y acompañados de las autoridades competentes, como la alcaldía municipal y demás entes involucrados, velar por la implementación de un manejo ambientalmente responsable, generando un plan integral, como a su vez, un manual de bioseguridad, en conjunto con los partes interesadas involucradas que se viene desarrollando en el sector de la  belleza y estéticas, logrando que todos, coloquen en marcha mecanismos que nos permitan salvaguardar la integridad de las personas como a su vez la del medio ambiente, y asimismo no se ponga en riesgo a un grupo poblacional ajeno a esta problemática.





Referencias Bibliográficas

 

República De Colombia. Resolución 2117 de 2010, por la Por la cual se establecen los requisitos para la apertura y funcionamiento de los establecimientos que ofrecen servicio de estética ornamental tales como, barberías, peluquerías, escuelas de formación de estilistas y manicuristas, salas de belleza y afines y se dictan otras disposiciones.

Rodríguez, S. (2015). evaluación, formulación e implementación del   PGIRSH para los establecimientos de belleza y spa en Paipa- Boyacá. (Tesis de pregrado). Universidad Nacional Abierta y a Distancia,Tunja, Colombia. Tomado de: https://repository.unad.edu.co/bitstream/10596/3799/1/40025309.pdf

Cubillos, J., González, J.A., Ruiz, A.M., Vélez, M.E., “y” Paredes, D., (2015) Estrategias de Producción Más Limpia para el Adecuado Manejo y Reducción en el Origen de Residuos Peligrosos: Caso de Estudio Industrias Litográficas y Tintorerías.Scientia et Technica. Año XXI. Vol. 20(4), 396-397. Páginas.

República De Colombia. Resolución 2827 de 2006, artículo 1, por la cual se adopta el Manual de bioseguridad para establecimientos que desarrollen actividades cosméticas con fines de embellecimiento facial, capilar, corporal y ornamental.

República De Colombia. Resolución 01164 de 2002,  numeral 7.2.7,por la cual se adopta el Manual de Procedimientos para la Gestión Integral de los  residuos hospitalarios y similares.

República De Colombia. Resolución 2309 de 1986, artículo 46,47,50,51 por la cual se dictan normas para el cumplimiento del contenido del Título III de la parte 4 del libro 1 del decreto - Ley número 2811 de 1974 y de los Títulos I, II y XI de la Ley 9 de 1979, en cuanto a residuos especiales. 

Gestión integral de residuos, 2016, tomado de: http://www.movimed.co/wp-content/uploads/2016/06/Gesti_n-integral-de-residuos.pdf











Etiquetas:   Responsabilidad Social

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18011 publicaciones
4590 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora