Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Libros   ·   Novela   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica



Match Point o cómo hablar sobre la suerte y la ambición


Inicio > Ciudadanía
18/02/2019


193 Visitas



Escribe aquí tu artículoSi tuviéramos que ir a una casa de apuestas digital, como 888sport, para elegir cuál es una de las mejores películas de Woody Allen en estas últimas décadas, lo más probable es, que apostáramos por Match Point (2005). El filme supone una ruptura total con todo el mundo que había elaborado a lo largo de sus películas predecesoras. Tal es el giro de 360º que hace en su filmografía que escribe un suspense en las ciudad de Londres. Por consiguiente, no solo es capaz de cambiar de registro, pasando de la comedia al suspense, sino también le es infiel, por primera vez, a su amada Nueva York para ubicar la historia en una de las ciudades de Europa, como luego hará con posteridad en otros filmes como Vicky Christina Barcelona, A Roma con amor o Conocerás al hombre de tus sueños, que regresa a la ciudad londinense.


La historia se centra en la figura de Chris Wilton, un ex tenista profesional que se dedica a dar clases de tenis a la gente acaudalada. El joven ambicioso, mediante la buena relación que establece con uno de sus alumnos, consigue mantener una relación amorosa con la hermana de este, por lo que le proporciona cambiar de trabajo para estar en la empresa del padre rico de su novia y situarse en un puesto de gran relevancia, así como llevar la vida lujosa que siempre deseó. A pesar de todo, no todo es buena suerte, ya que se enamora de la novia del hermano de su mujer, una actriz estadounidense que no tiene suerte en el trabajo. De esta manera, lidiará entre sus encuentros furtivos con la novia de su cuñado y su ambición que desembocará en una tragedia para el protagonista.

La película, en definitiva, presenta, por una parte, la magnífica interpretación de Jonathan Rhys-Meyers que muestra al espectador a lo que puede llevar la ambición, mientras que, Scarlett Johansson está fabulosa en el papel de femme fatale, que volverá loco al protagonista; por otra parte, la metáfora, que aparece en una red que tiene una pista de tenis y en uno de los muros de un puente, sobre la suerte que existe en nuestras acciones.







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18423 publicaciones
4672 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora