Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Música   ·   Cultura   ·   Redes Sociales   ·   Hipocresía   ·   Facebook   ·   Instagram   ·   Twitter   ·   Adolescentes



Dos maneras de contar la historia


Inicio > Artes
27/01/2019


282 Visitas



La mula (The Mule, Estados Unidos/2018). Dirección: Clint Eastwood. Elenco: Clint Eastwood, Bradley Cooper. Duración: 116 minutos.


I

Tu familia no da crédito a lo que ve. Toda la vida han desconfiado de ti y no hiciste ningún mérito para cambiar las cosas. Al contrario, infinidad de torpezas y olvidos hicieron que ellos se alejaran de ti. Tienes casi noventa años y la policía acaba de atraparte. Tu delito: ser la “mula” de una organización de narcotraficantes. Sabes que el juicio será inútil y decides declararte culpable. No hay nada más que hacer y das con tus huesos en la cárcel. La gente leerá la noticia en los periódicos  o la verá en televisión y conversarán sobre eso en la sobremesa, en la oficina y listo. Luego de unos días, tu caso será una más de la estadística, nadie se acordará de ti y tu vida se apagará, lentamente, entre las celdas de la prisión.

II

Eres un anciano, estás al final del camino y reflexionas sobre lo que ha sido tu vida. No te falta ni sobra nada. Has sabido conseguir lo que tienes con mucho esfuerzo, aunque aún hoy debes seguir trabajando. Toda la vida descuidaste a tu familia por sacar adelante tu pequeño negocio de flores.  No puedes negar que lo lograste. Eres un destacado floricultor y te respetan en tu comunidad. Sin embargo, el negocio quiebra y te ves en la necesidad de encontrar una nueva ocupación. Por esos caprichos del destino ingresas a trabajar para unos narcotraficantes. Tu trabajo: transportar la mercancía adonde te indiquen. Tu edad, tu impecable record como conductor hacen que poco a poco ganes la confianza de la organización. Tu nivel de vida mejora y la familia-curiosamente- reanuda las relaciones contigo. Todo marcha bien, aunque un oficial empieza a seguirte los pasos. Se convertirá en el silencioso perseguidor que intentará dar con el misterioso-y eficiente-“tata” al que la mafia parece apreciar tanto. El destino los cruza en una cafetería y una breve charla que sostienes con el policía- que ni sospecha que el “tata” está al frente de sus narices- lo reconforta, lo ayuda a esclarecer asuntos personales. Finalmente, la justicia llega y eres apresado por aquel policía al que ayudaste, por eso bajas la cabeza y aceptas lo que viene: la prisión.

III

Dos historias iguales: la primera tratada por la prensa, la segunda por el arte. Una historia común que encuentras en cualquier diario o noticiero pero que se transforma en belleza cuando el talento la recrea. Porque el arte no está para juzgar, está para enseñarnos que cualquier suceso tiene otra manera de verlo, de sentirlo. Los errores pueden transformarse en lección de vida cuando nos damos el trabajo de ir más allá de la simple crónica amarillista, de recabar el lado humano de aquella situación que, aparentemente, “escandaliza”. Dos maestros- Eastwood y Cooper- que presentan la historia cotidiana y la hacen memorable, la transforman en una obra de arte que trascenderá las páginas viejas del periódico y nos harán recordar, siempre, que el arte puede encontrar oro incluso en las cloacas de la miseria humana.



Etiquetas:   Cine   ·   Arte   ·   Reseña

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18306 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora