Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Liderazgo   ·   Dirección de Empresas   ·   Economía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Perú   ·   Cultura   ·   Facebook



Celeste And Jesse Forever: Cuando el amor no dura para siempre.


Inicio > Cultura
19/12/2018


436 Visitas



"¿Te casarías con tu mejor amigo?" Esta es la primera duda que ronda tu cabeza cuando los créditos de Celeste And Jesse Forever aparecen en pantalla, una película que da mucho de qué hablar.


Soy una romántica empedernida, me encantan las películas de amor. Me encanta San Valentín y la mayoría de libros que he leído son historias de amor; cuanto más pasteloso y cursi sea, mejor.

Así que en mi búsqueda de nuevas películas románticas para ver encontré Celeste And Jesse Forever, una comedia romántica de 2012 interpretada y dirigida por Rashida Jones (Parks And Recreation) como Celeste y Andy Samberg (Brooklyn Nine-Nine, The Lonely Island) como Jesse.

Al principio pensé que sería como el resto de películas: chico conoce a chica, se enamoran y discuten, pero al final acaban juntos y son felices para siempre... Qué equivocada estaba.

La película cuenta la historia de dos mejores amigos de la universidad los cuales se convierten en amantes y después en una pareja casada. Nada más comenzar la película podemos ver esas transiciones en una serie de fotografías la cual acaba con una de los dos discutiendo en la cocina.

Tras ver esto pensé que la historia trataría de una pareja la cual discute porque son muy diferentes pero que al final acaban más enamorados que al principio. Y aunque en parte llevaba razón la película comienza con el divorcio de Celeste y Jesse, ambos intentando mantener una normalidad a pesar de lo que está sucediendo.

Me entristeció bastante que la película comenzara así y mucho mayor fue la decepción cuando comprobé que no acababa con el típico final feliz, pero aún así es una película que me encantó y recomiendo enormemente ver. Y es que es una película que da mucho de qué hablar.

Al acabarla el primer debate que surgió fue que no siempre es una buena idea casarte con tu mejor amigo o casarte en general. 

Todo puede complicarse, no es lo mismo tener una relación espontánea como puede ser conocer a alguien por una aplicación de citas o en un bar que comenzar una relación con alguien del cual conoces toda su historia, lo que odia y lo que ama. Y la película juega un poco con esto.

A medida que la historia avanza podemos ver los diferentes reproches del uno hacía al otro: Celeste quejándose de lo inmaduro e infantil que Jesse es y Jesse contraatacando con los miedos de Celeste, tales como la soledad, y quejándose de su superioridad. Ambos saben lo que más le ofende al otro, lo que más les duele y lo usan para ocasionar un daño real.

A esta situación podemos sumarle el hecho de que quizá casarse no fue la mejor opción, de que quizá Jesse no estaba realmente preparado para comprometerse a grandes niveles o de que Celeste quizá esperaba mucho más de esa unión. Hay personas que funcionan bien solo como amigos; otros solo como novios y otros solo como maridos. Mezclar amistad y amor con personas que quizá no estén preparadas para mantener una relación seria es una idea imprudente y es lo que la película intenta mostrar.

Pero, ¿qué sucede si una relación acaba porque una de las partes no estaba preparado para asumir tal responsabilidad y poco después decide asumirla con otra persona? Pues que surge la impotencia y los celos, y esto es el segundo debate que crea la película.

A medida que la historia avanza descubrimos que Jesse va a tener un bebé con una chica llamada Verónica. Jesse está completamente decidido a casarse con ella y criar al niño juntos, quiere hacer que las cosas funcionen y respecto a esto Celeste acaba destrozada.

No ve a Jesse capaz de ser un buen padre, de manejar una responsabilidad tan grande. Incluso en una discusión le dice que no quiso tener hijos con él por su inmadurez. Cree que él está equivocado y que ella lleva razón y aquí es donde ocurre una de las escenas más "icónicas" de la película.

Celeste se presenta en una fiesta de Halloween donde vuelve a encontrarse con un chico que conoció en clase de yoga, ambos salen a fumar y ella se desahoga con él. Cuenta que ella tiene razón, que Jesse lo hace todo mal y que no va a ser capaz de manejar una situación así. A lo que el chico le responde "tienes razón, ¿y ahora qué?, ¿prefieres tener razón o ser feliz?".

Celeste reafirmó que tenía razón y esto me hizo pensar. ¿Cuántas veces pensamos que tenemos razón? ¿Cuántas veces vemos que alguien va a caerse por un precipicio e intentamos advertirle pero no hace caso?

Quizá no llevamos razón, quizá no vaya a caerse. Llevar la razón no implica ser feliz, a veces es mejor no tenerla. A veces es mejor guardarse ciertas opiniones con tal de ayudar a los demás.

Si solo nos preocupamos de intentar llevar razón, como Celeste en la película, habremos perdido más de lo que habríamos ganado. Podríamos perder a esa persona que necesita nuestra ayuda, podríamos proyectar una imagen equivocada de nosotros mismos como personas que sólo buscan ver caer a los demás para demostrar que somos mejores.

No siempre está bien llevar razón, a veces es mejor aconsejar a esa persona y dejar que tome sus decisiones si eso le hace feliz.

Y esto es algo que al final de la película Celeste entiende. Si Jesse cree estar preparado para criar a un hijo y eso le hace feliz, ¿por qué estropearlo?

Y está bien madurar, está bien que Jesse quiera hacer las cosas mejor ahora que tiene una segunda oportunidad; pero, ¿y si eso cambia quién realmente es? 

En la película podemos contemplar una escena donde Celeste y Jesse se reúnen en un restaurante vegano, donde Jesse se muestra cómodo mientras Celeste está algo perdida. Jesse le explica a Celeste que todo ese cambio en él es gracias a Verónica y aquí es donde surgieron las dudas.

Muchos podrán considerar que está madurando, que se está tomando las cosas en serio, pero es que en realidad Jesse es un personaje muy influenciable. Realmente es un niño grande, es infantil. Para mí él está cambiando por ella, porque se siente presionado a ser como ella y seguirle el ritmo. Porque no quiere decepcionarla y estropearlo todo de nuevo.

Si ves necesario cambiar lo que eres por alguien, porque no quieras decepcionar a alguien, entonces quizá deberías replantearte la relación. Nadie debería cambiar por nadie, siempre habrá alguien que te acepte por quién eres en realidad.

Al comenzar la película sabemos que Jesse es artista y que Celeste comienza a trabajar con una cantante la cual es interpretada por Emma Roberts.

Cuando Celeste crea el logo que representa a dicha cantante comete un error que provoca que todos los medios de comunicación hablen de ello, y esto llamó mucho mi atención.

Me recordó a las redes sociales, al impacto que un error o un simple comentario inofensivo puede llegar a tener. Como cada persona interpreta esa información según su criterio para así poder criticarlo, al igual que en la película.

Hay mucha gente que proclama en Twitter que le gusta ser diferente, que sus ideas y su opinión no encajan con las habituales pero que cuando hay un tema interesante del que hablar adaptan esas opiniones a las demás. "La mejor versión de nosotros mismos es la que mostramos en las redes sociales". 

Muchos condenan los errores o sacan de contexto cualquier imagen o comentario, como en la película, haciendo de algo muy pequeño algo enorme. Las cosas son como son, es tan simple como eso.

En conclusión, Celeste And Jesse Forever es una película realista que te hace pensar y replantearte muchos temas como los mencionados anteriormente.

Te muestra la otra cara de la moneda, las historias que no suelen salir bien y el dolor que eso provoca. Como el amor a veces no dura para siempre, y eso está bien. No tiene porque durar para siempre, nosotros no lo hacemos.

Puedo prometer que no vas a encontrar un final feliz típico de estas películas, no es una imitación de historias como "Amigos con Derecho a Roce" o "Sin Compromiso" o "Amigos de Más", pero es recomendable verla (aunque seas seguidor de las típicas películas de amor).

Es divertida, tiene puntos de humor; es romántica, la química entre los actores es increíble y también tiene momentos dramáticos, el final te hará soltar alguna lagrimilla.

Desafortunadamente la película no se encuentra en plataformas digitales pero siempre puedes comprarla o alquilarla en Amazon, al igual que puedes buscarla en internet (solo disponible en inglés, latino, o con subtítulos en español).

Así que si estás aburrido o tienes algo de tiempo, si estás cansado de las mismas historias que se repiten una y otra vez, esta es tu película. ¡Disfruta!











Etiquetas:   Cine   ·   Amor   ·   Cultura

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18299 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora