Cómo reciclar tus electrodomésticos.

Cuando pensamos en la idea de reciclaje de inmediato se nos vienen a la mente artículos de papel, cartón o metal, pero es muy extraño pensar en el reciclaje de artefactos electrodomésticos. Si nos referimos a los electrodomésticos cocina, hablamos de la nevera o refrigerador, la cocina con o sin horno, la campana o extractor de olores y humo, además del lavaplatos eléctrico. Los adicionales que son de menor tamaño serían la licuadora, la batidora de mano o pedestal, el exprimidor de jugos y el abrelatas eléctricos y puede ser que se cuente con un procesador o parrillera eléctrica.

 

. Si nos referimos a los electrodomésticos cocina, hablamos de la nevera o refrigerador, la cocina con o sin horno, la campana o extractor de olores y humo, además del lavaplatos eléctrico. Los adicionales que son de menor tamaño serían la licuadora, la batidora de mano o pedestal, el exprimidor de jugos y el abrelatas eléctricos y puede ser que se cuente con un procesador o parrillera eléctrica.
La noción de reciclaje implica que algo pueda ser usado después de haber sido usado un tiempo prolongado. En el caso de los electrodomésticos cocina cuando son de buena calidad pueden ser revendidos a otros usuarios que no pueden cancelar el costo de maquinaria nueva. En algunos países se ofrece el servicio de canje de artefactos nuevos tomando como parte de pago la entrega del que se usó anteriormente, siempre que sea de la misma fábrica.

Si los electrodomésticos cocina se encuentran en mal estado de conservación o no funcionan a plenitud tienes dos opciones interesantes. La primera es llevarlos a las fábricas originales para optar por un descuento en alguno similar de estreno; o la segunda opción es vender, del aparato dañado, las piezas que se encuentren en buen estado a algún centro de reparaciones donde puedan servir para restaurar otros similares.

Donar, regalar o vender son opciones que debes tener presente cuando decides reciclar tus electrodomésticos cocina. Algunos municipios españoles ofrecen Centros de Recogida de Enseres en los que se reciclarán los materiales metálicos, las piezas electrónicas y el cuerpo o armazón del artefacto. Los metales se utilizan en la elaboración de piezas para autos, bicicletas o nuevos artefactos de cocina o diversión. Los vidrios se funden y reutilizan. Las baterías y cables son eliminados de manera consciente desechando las sustancias químicas tóxicas que contienen. Al finalizar el proceso de reciclaje se alcanzan dos resultados importantes: Las industrias obtienen materia prima económica, además de que se ahorra energía beneficiando al planeta donde vivimos.

Más información en la web de Rofar.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales