El Último Profeta

 

. Dios ha enviado muchos mensajeros a la Tierra con diferentes Escrituras para mostrar a las personas su verdadero propósito de vida.
David - Salmos

Moisés - Torá

Jesus - Evangelio

Pero con el paso  del tiempo la gente corrompió  las Escrituras enviadas por Dios, y Dios enviaría a otro profeta para guiar a la gente. Pero la Cadena de profetas finalmente terminaría con un profeta final enviado por Dios para guiar a toda la humanidad. ¿Quién es ese profeta? Este profeta fue mencionado en la Biblia. Cuando los sacerdotes judíos interrogaban a Juan el Bautista y le hacían tres preguntas distintas:

"¿Quien eres? ¿Eres Cristo? ¿Eres Elías? ¿Eres ese profeta?"Juan respondió: "No", a todos ellos. [Juan 1-19]”

Pues, si no eres el Cristo ni Elías ni el profeta, ¿por qué bautizas?

La pregunta es: ¿a quién se referían el tercer profeta?Ese profeta fue referido nuevamente en el libro de Juan, donde Jesús dice:

“Pero les digo la verdad: Les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviaré a ustedes.” (Juan :16:7)

Ese ayudante o consolador no puede ser el Espíritu Santo porque existió en la época de Jesús y antes de él. [Lucas 1:41, Lucas 1-15]

Entonces, ¿quién es ese profeta? Este profeta fue mencionado nuevamente en el libro de Deuteronomio, cuando Dios estaba hablando con Moisés (la paz sea con él):

“Por eso levantaré entre sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande. 19 Si alguien no presta oído a las palabras que el profeta proclame en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas. (Deuteronomio 18:18-19)

Entonces, ¿quién es ese profeta que es de sus hermanos israelíes y es como Moisés?

Y no puede ser Jesús porque fue mencionado en el libro de Deuteronomio:

“Desde entonces no volvió a surgir en Israel otro profeta como Moisés, con quien el Señor tenía trato directo.” (Deuteronomio  34:10)

Entonces, ¿quién es ese profeta de sus hermanos como Moisés? Un hombre que tuvo un parto natural como Moisés, que se casó como Moisés, tuvo hijos como Moisés, murió como Moisés y se convirtió en profeta a la edad de 40 años como Moisés. Este profeta se menciona por nombre en Cantares 5:16:

Su paladar es la dulzura misma;  ¡él es todo un encanto! ¡Tal es mi amado, tal es mi amigo, mujeres de Jerusalén!  (Cantares 5:216)

¿Quién es ese profeta? El profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él), el mensajero final y la misericordia de Dios para con la humanidad:

“Y no te hemos enviado sino como misericordia para todos los mundos.” (Noble Corán 21:107).

Desde que era joven era conocido por ser confiable y veraz. Nos contó sobre una mujer justa que fue al fuego del infierno por castigar a un gato y una prostituta que fue al cielo porque ella alimentó a un perro hambriento. [Bukhari, vol. 4, Hadith 535]

Nos dijo que no es uno de nosotros quien no muestra misericordia a nuestros jóvenes y estima a nuestros ancianos.

También nos dijo cómo tratar a las mujeres. Antes de morir, tomó una promesa de sus Compañeros de tratar a las mujeres con amabilidad.

También nos dijo cómo tratar a nuestros vecinos. Una vez tuvo a un vecino abusivo y un día él extrañaba su abuso y descubrió que estaba enfermo y fue a visitarlo.

Nos dijo que en un estado de guerra no debemos dañar a los niños, a las mujeres, a los sacerdotes en sus sinagogas e iglesias, ni tampoco dañar los árboles y el suelo. [Sunan Abu Dawud]

Él nos enseñó a ser misericordiosos incluso con nuestro enemigo.

Una vez fue a un lugar llamado Taif para predicarles el mensaje; Las personas que estaban allí lo maltrataron y le arrojaron piedras hasta el punto en que la sangre llegó a sus tobillos. Entonces Dios le envió al Ángel de las montañas para preguntarle si quería destruirlos. El profeta ﷺ dijo que no, ya que alguien de sus descendientes podría ser guiado.

Incluso conquistó La Meca, su ciudad natal, sin derramamiento de sangre, y le dijo a las personas que lo exiliaron, mataron a sus Compañeros y torturaron a sus parientes: "Vayan, son libres".

A lo largo de su vida no quiso ganar fama, dinero o estatus. Él sólo quería entregar el mensaje de Dios. Cuando los no creyentes le ofrecieron irse predicando el mensaje y le daban lo mejor de las mujeres, el liderazgo y el dinero, dijo: "Incluso si pusieran el sol en mi mano derecha y la luna en mi izquierda, No Abandonaría este mensaje ".

En el libro que Dios le reveló, su nombre fue el que menos se mencionó en comparación con otros profetas: Moisés: 136, Jesús: 25, Muhammad: 5.

Cuando su hijo Ibrahim falleció, hubo un eclipse solar. Los creyentes pensaron que esto era porque el hijo del Profeta falleció. El profeta Muhammad ﷺ les dijo que esto es un fenómeno natural, y cuando lo veas reza.

Cada vez que ganaba un poco de dinero, solía donar a los pobres, y cuando murió, murió sin dinero.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales