Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   China   ·   Filosofía   ·   Adicciones   ·   Teléfonos Móviles   ·   Redes Sociales   ·   Tecnología   ·   España   ·   Madrid   ·   Huawei   ·   Cristina Fernandez de Kirchner



Reseña "El Ruiseñor" de la escritora Kristin Hannah


Inicio > Literatura
17/09/2018


378 Visitas



Las hermanas Rosssignol son dos mujeres diferentes para una misma guerra que sigue generando historias aunque se haya contado mil veces. La ocupación nazi llegará a su pequeño pueblo, Carriveu sin que los vecinos crean lo que están viendo sus ojos.


El carácter de Isabelle, la pequeña, no permitirá que se quede de brazos cruzados. Se embarcará en las filas de la resistencia francesa mientras su hermana Vianne queda sola con su hija cuando su marido es enviado al frente. Tendrá que compartir techo con un nazi.

Las dos posiciones y personalidades distintas contadas de manera alternativa en la novela, harán temer al lector la preferencia por una u otra. A simple vista la aventureragana más puntos cuando aún la historia no ha cogido ritmo, pero el mérito de la autora será conseguir que prácticamente sean ganadoras en la misma carrera de la supervivencia. “El ruiseñor” rinde homenaje a las mujeres de la guerra, las que lucharon en el frente sin estar en él y no les quedó otra que tirar del coraje que nace de la desesperación. Es lo que más me gusta de “El ruiseñor”.

A veces el momento en el que cae una novela en tus manos parece el adecuado. Puede que regresar de unas vacaciones en Alemania haya aumentado el regusto de esta lectura. Allí nos contaron la historia de “las mujeres de los escombros”, aquellas que (cuando los hombres marcharon a la guerra y muchos no regresaron) recuperaron los trozos en que quedaron convertidas las ciudades y los pueblos para intentar ponerlos de nuevo en pie. Me impactó esta mirada que no siempre conocemos de un enfrentamiento bélico del que tanto creemos saber.

Aunque en este caso hablemos de mujeres francesas y sean diferentes las circunstancias de los países participantes en la Segunda Guerra Mundial, vuelvo al quid de la cuestión: las mujeres. Su género condicionó sus vidas personales y se vieron abocadas a jugar en otras trincheras sin salir de casa, chantajeadas sistemáticamente con los menores que estaban a su cargo. Por eso insisto: esta es la perspectiva que más me ha interesado de la trama.

Hay una tercera mujer en “El ruiseñor” y es la que da voz al arranque del libro. Pero no sabemos quién es. Lo descubriremos al final aunque lógicamente, su conexión es directa con lo que cuenta y relata Kristin Hannah. Esa misteriosa mujer afirma que «en la guerra descubrimos quiénes somos» porque las situaciones límite sacan de las entrañas lo que nunca imaginamos tener. Bueno y malo. Todo es secundario cuando cada día puede ser el último porque no es posible buscar salida para cubrir las necesidades básicas.

Con Isabelle todo está más claro: llegará hasta el final con las consecuencias de sus decisiones aunque no siempre las mida. Vianne debatirá consigo misma; luchará pensando que los héroes y las heroínas son otros. Esta novela rebate la teoría de que el valor sea una virtud innata. También se puede forjar.

Desde 1939 hasta el final de la guerra la autora nos hará pasar muy malos ratos pero también apasionantes.Especialmente interesante me han parecido los capítulos dedicados a la figura del passeur, aquellos que se la jugaban en la ruta de escape de los Pirineos hacia España. Hay momentos realmente intensos en este sentido con los pilotos de los países aliados quecaían en suelo francés.

Pero no todo es guerra en “El ruiseñor”. La relación entre las hermanas se modelará con los extremos a los que obliga la invasión nazi, pero es cierto que ya era especial desde la infancia. A esta conexión se sumará en trío, la ausencia y presencia del padre, un protagonista que sorprende con los secretos que poco a poco se irán desvelando.

También hay otro protagonista interesante: el nazi que convivirá con Vianne. La escritora analizará los grises que la vida depara cuando la guerra se cruza por ella. Hannah muestra en su novela los matices que siempre existen durante los conflictos, donde los buenos y los malos no son categorías absolutas. Todo es relativo. La dualidad de los seres humanos es una realidad que se pone de manifiesto cuando hay que elegir. Y casi siempre, con ella, habita el dolor.

La escritura de la novela no es desde luego lo más destacado de esta obra. El lenguaje es sencillo. También es cierto que mejora según pasamos páginas, pero no es este apartado lo que determina las sensaciones finales cuando concluye. Porque esta historia es ante todo es emoción sin grandes artificios narrativos.





Reseña realizada por Begoña Curiel.









Etiquetas:   Escritores   ·   Libros   ·   Periodismo   ·   Reseña   ·   Lectores

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18057 publicaciones
4602 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora