Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Guayaquil   ·   Ecuador   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Colonialismo   ·   Crisis Económica   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Crisis Social   ·   Literatura Latino Americana   ·   Plantas Medicinales



Criminalización de la disidencia: Terrorismo y Traición a la Patria


Inicio > Política Nacional
13/08/2018


666 Visitas



En cada acción de la sociedad civil, por más pacifica que sea, el régimen la priva de validez o legitimidad y la criminaliza; y la disidencia política en Venezuela, también condenada al ostracismo, está siendo conducida hacia el exterminio. El dictador Maduro está utilizando una política de represión brutal, violenta, con el único fin de asfixiar a la disidencia. Sin duda alguna, éste genocida, a través de su espuria ANC, le han atribuido carácter criminal a todo tipo de expresión democrática del país. El respeto por las libertades fundamentales y la democracia en Venezuela, bajo el despiadado ejercicio de la tutela cubana, ha caído en un pozo –aparentemente- sin fondo.


Maduro, quien parece haber logrado la consolidación del perverso Madurismo, se ha encargado de controlar y silenciar a muchos dirigentes de la oposición, procurándoles cárcel y las más despiadadas torturas. Ante semejante situación, de flagrante violación a los derechos humanos de los venezolanos, nuestra hermana Colombia se propuso liderar una coalición contra "la dictadura" en Venezuela, “buscando el fortalecimiento de una gran coalición democrática internacional que actúe en forma coordinada y eficaz, con el fin de que el hermano pueblo de Venezuela pueda escoger, en procesos libres, transparentes y con plenas garantías, el gobierno que desee tener". Uno de sus más influyentes líderes, Álvaro Uribe Vélez, presidente de ese país en los períodos 2002-2006 y 2006-2010, urgió a los soldados venezolanos, los “herederos en las armas del libertador Simón Bolívar”, a no servir a una dictadura que “masacra al pueblo”. “Esa nueva versión de comunismo que han instalado en Venezuela ha hecho mucho daño”, dijo Uribe, quien lamentó que la comunidad internacional no haya otorgado el “suficiente y efectivo” apoyo a Venezuela, salvo la “voz valerosa” del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Y el presidente recién electo de Colombia, Iván Duque, señaló que promoverá el retiro de su nación de la UNASUR por ser “una caja de resonancia de la dictadura” de Venezuela. “Voy a promover la retirada de Colombia de UNASUR, es una caja de resonancia de la dictadura, vamos a apoyar la denuncia de (el secretario general) Luis Almagro para investigar sobre el dictador y sus adláteres por sus crímenes y que sea ante la Corte Penal Internacional”, dijo en una entrevista exclusiva desde España a la agencia de noticias EFE.

Pero lo cierto, es que la crisis humanitaria, la catástrofe económica y la persecución política qué hay en Venezuela no pueden ocultarse, de ningún modo. ¡Venezuela está casi destruida! Estos y otros apocalípticos catalizadores dieron origen al éxodo migratorio más dantesco que haya experimentado nuestra Venezuela, que empezó en el Gobierno del golpista Chávez (1999-2013), y que en la actualidad se ha acelerado exponencialmente con Maduro. El  crecimiento de la emigración es tan acelerado, que es casi imposible mantener los datos actualizados. “Este éxodo responde a una acumulación del deterioro en las condiciones de la calidad de vida, que es la peor de Latinoamérica, con 87% de pobreza y 82% de escasez de alimentos”, según arrojó una alarmante investigación de la docente de la USB, Claudia Vargas, quien es socióloga e investigadora del tema migratorio.

María Corina Machado: “La primera prioridad es sacar a Maduro”, título de un extenso artículo publicado por Orlando Avendaño en Panam Post, el 9 de julio de 2018, éste escribió: "Mientras la mayoría de los dirigentes de la oposición, otrora grandes caras de la contienda contra Maduro, se han ido desmoronando, María Corina Machado se ha mantenido como una figura sólida e inamovible. Ello la ha perfilado como la principal representante política para una parte de la sociedad que se opone a la dictadura de Nicolás Maduro. Y es una consideración que también comparten importantes actores de la comunidad internacional, que en las últimas semanas han demostrado un robusto respaldo a la coordinadora del partido Vente Venezuela y cofundadora de la alianza Soy Venezuela. Y la entrevistada dijo: "Hay muchísimos venezolanos que se han ido del país porque han sido perseguidos de una manera brutal. Y yo los respeto y los valoro. No los descalifico. Mi determinación de estar aquí se debe a que yo sí confío en las fuerzas que hay dentro del país. En todos los sectores: sociedad civil, partidos políticos… ¡Civiles y militares! Para enfrentar y quebrar esta tiranía. Y porque sé que hoy tenemos el respaldo y la acción decidida de la comunidad internacional para lograr la transición sin demora". "Pero lo prioritario es: primero se saca a Maduro. Dos, se estabiliza el país. Y tres, vendrá una elección para la cual, ya se verá quienes competirán".

El gobierno de Maduro y sus adláteres decidieron imponer un despiadado régimen de terror y de miedo para mantenerse en el poder, eliminando a todos aquellos que le estorben. Para fundamental esta opinión, cito otro artículo que conseguí en PanAm, de Sabrina Martín, del 9 agosto de 2018, con el título: ¡Cualquiera de nosotros puede ser un objetivo! Olivares: “No hay en Venezuela quién esté bien, el problema es vencer el miedo”. Olivares ofreció su primera entrevista desde Bogotá: “si nos damos cuenta, parece que existiera una política sistemática del gobierno en acabar con una generación que ha demostrado compromiso con el país”. Días después, este gallardo diputado se vio obligado a salir del país luego de la brutal persecución que emprendió el régimen de Maduro contra él y sus familiares. “Tuve que priorizar entre la seguridad de mi familia y mi sueño por la libertad de Venezuela”, así lo afirmó. Otras palabras del entrevistado fueron: “Estoy ahora fuera del país, aún no estoy exiliado, me tocó salir, pero yo no tengo recursos económicos para vivir fuera sin trabajar. Ahorita estoy en una circunstancia de trabajar de algún modo para dejar a mi familia estable y yo tratar de volver a mi lucha por la vida, por los pacientes y por conseguir medicamentos para Venezuela”. “Yo espero que haya un desenlace muy pronto, todo lo que está haciendo el gobierno son acciones desesperadas. Lo que hizo conmigo, de atacar a mi familia y lo que hizo con el diputado Requesens son muestras de un gobierno débil, desesperado, sin legitimidad popular”.

Y lo más reciente, fue precisamente la tiránica decisión de Maduro de enjuiciar a otro valiente y joven diputado de la coalición opositora, Juan Requesens. El pasado viernes, el ministro de Información, Jorge Rodríguez, un psiquiatra especialista en el modelo goebbeliano, presentó en una rueda de prensa un video en el que el diputado confiesa supuestamente haber participado en el complot contra Maduro, a petición del ex presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, exiliado en Colombia. La familia de Requesens, principalmente, rechazó los videos y su hermana, Rafaela, apuntó a la posibilidad de que su hermano fue drogado o torturado para obligarlo a hacer esas declaraciones incriminatorias. Horas después, una reciente difusión de imágenes y vídeos, desde el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia), donde el joven legislador aparece semidesnudo, había sido sometida a coacción, tratos crueles e inhumanos. Dejando en evidencia la miseria del régimen, en ese material audiovisual, el joven de 29 años, es grabado de pies a cabeza y se puede escuchar cómo quienes grabaron el vídeo piden al diputado voltearse para mostrar todo su cuerpo. Ciertamente, Requesens está secuestrado, privado ilegítimamente de su libertad, y le fue violada su inmunidad parlamentaria. Tampoco lo han visto sus más cercanos familiares, ni sus abogados han tenido acceso a él. Evidentemente, este joven diputado fue obligado a declarar bajo condiciones inhumanas, en frente de sus captores.

La espuria Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó la “Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia”, con el perverso fin de criminalizar toda acción de la disidencia, ensañándose contra los ciudadanos comunes que protestan o que se expresan en las redes sociales, enfocándose contra la oposición política, los periodistas y medios independientes. Definitivamente, cualquier acción nuestra que le haga oposición al régimen genocida de Maduro será encuadrada y castigada como terrorismo y traición a la patria.

Por fin, millones de venezolanos hemos alcanzado la plena conciencia de que ¡por las buenas, el régimen genocida no va a dejar el poder!





Etiquetas:   Socialismo   ·   Dictadura   ·   Venezuela

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21096 publicaciones
5182 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora